Tusdestinos.net / Turismo y viajes

El viajero y conocido escritor Hans Christian Andersen, en su libro Viaje por España decía de Alcázar de San Juan: “La silueta de Alcázar de San Juan se recorta contra el llameante cielo crepuscular, con sus muchas torres y edificios, en tanto nosotros salimos de nuevo veloces, impulsados por la fuerza del vapor…” Andersen hizo un recorrido por la llanura manchega en su segundo viaje por Europa y los muchos atractivos de Alcázar de San Juan quedaron plasmados en sus libros. Aunque la historia no la ha convertido en un destino turístico, la población ciudadrealeña tiene un excelente patrimonio monumental y un pasado plagado de personajes, anécdotas y sucesos. El Área de Turismo de Alcázar de San Juan tiene como objetivo recuperar todos estos elementos hasta convertirla en el auténtico “corazón de La Mancha”.

Que hablen las piedras

La Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén llegó durante la Reconquista al enclave árabe de Al-Kasar (palacio fortificado). Lo primero que hicieron fue cambiarle el nombre a la localidad que pasó a llamarse Alcázar de San Juan. Es entonces cuando Alcázar se convierte en sede del Gobernador y Justicia Mayor, y se convertirá en cabeza del Priorato de la Orden en La Mancha.

Plaza de España en Alcázar de San Juan

Plaza de España en Alcázar de San Juan

El siglo XVI fue realmente una época hegemónica ya que se crea la fábrica de pólvora más importante del Reino, la parroquia de Santa María La Mayor se convierte en Colegiata, y acaba la construcción del convento de San Francisco de Asís, donde se ubicó la Universidad de Alcázar, con diversas cátedras de importancia como medicina, teología, y filosofía, entre otras. Estos son sólo algunas muestras del legado que la Orden de San Juan dejó en la localidad ciudadrealeña durante los siete siglos en los que se vivió bajo su mando, dejando además un interesante patrimonio medieval que Alcázar de San Juan ha querido rescatar.

Interior del Torreón de Don Juan José de Austria

Interior del Torreón de Don Juan José de Austria

En este sentido, el casco antiguo medieval ha resurgido lentamente y se han impuesto con rotundidad sus edificaciones históricas de piedra roja sobre las casas encaladas de corte tradicional. Uno de los emplazamientos arquitectónicos más destacado es el Conjunto Palacial, del que forman parte el Torreón de Don Juan José de Austria y la Capilla de Palacio. Por un lado, el Torreón es uno de los símbolos de la ciudad y es hoy día un Centro de Interpretación de la Orden de San Juan. Por su parte, la Capilla de Palacio, antigua Capilla de San Juan Bautista, ha tenido diversos usos a lo largo de la historia ya que ha sido museo, cárcel, cementerio y capilla. En la actualidad es el Centro de Recepción de Visitantes. Tiene además una zona de exposición sobre el antiguo conjunto palacial. En El Cubillo, que era parte de la muralla que rodeaba al antiguo Palacio, se ubicará una muestra sobre la arquitectura de la fortaleza.

Museo de Alfarería de La Mancha (FORMMA)

Museo de Alfarería de La Mancha (FORMMA)

El itinerario por el núcleo antiguo de Alcázar de San Juan nos traslada al Siglo de Oro español con la visita al Granero de las Monjas, construcción del siglo XVI en el que está ubicado desde hace unos meses el Museo de Alfarería de La Mancha (FORMMA), uno de los más curiosos reclamos turísticos de la localidad. En él se exhiben piezas que proceden de los más importantes núcleos alfareros manchegos que han pervivido hasta hoy gracias a la industrialización tardía, entre otras razones. Cantareros, barreros, tinajeros, y cacharreros de La Mancha modelaron el barro durante muchos años. Y es que tanto en casa como en el campo se usaban utensilios de barro, por lo que la cerámica es el elemento a través del cual se puede conocer a la perfección la vieja manera de vivir manchega. Un itinerario libre da a conocer los útiles que eran parte esencial de la vida cotidiana en esta comarca manchega.

El FORMMA cuenta con cuatro áreas temáticas: Manos creadoras, Creadores de formas, De todo en barro y En casa y en el campo. Las piezas que se muestran en este museo son de la colección personal del historiador alcazareño Jesús María Lizcano. En ella se pueden ver desde cántaros, botijos y tinajas hasta objetos diversos como juguetes antiguos, silbatos, muñecos o canicas. En el FORMMA se aúnan pasado y modernidad (reflejada en el diseño interior y en los grafismo usados) y este espacio es muy valorado por su funcionalidad, estética y valores museísticos. La piedra y el barro de las piezas conviven con materiales más modernos como el vidrio y el metacrilato. Colores vivos (naranja, amarillo, verde, azul y rosa) invaden este nuevo espacio cultural y le dan personalidad, creando ambientes modernos y sugerentes además de diferenciar las distintas áreas temáticas. En este sentido, el FORMMA es muy diferente a cualquier otra propuesta de carácter etnográfico de la región.

Convento de Santa Clara

Convento de Santa Clara

La Casa del Hidalgo y el Convento de Santa Clara completan el recorrido medieval por Alcázar de San Juan. El Convento, que acoge hoy un hotel, es también la sede de la Escuela de Escritores ‘Alonso Quijano’. Por su parte, la Casa del Hidalgo es una mansión antigua que perteneció probablemente a un hidalgo y que este mes de marzo de 2011 se inaugurará oficialmente como Centro Internacional de Estudios sobre la figura de los hidalgos. Este proyecto de musealización diseñado por la Universidad de Castilla-La Mancha dará vida a un Centro de Interpretación que mostrará cómo era la vida de los caballeros que seguramente inspiraron a Miguel de Cervantes cuando creó el personaje de Don Quijote.

Mire vuestra merced (…) que son molinos…

La Locura del Quijote. Éste es el nombre del segundo proyecto turístico de Alcázar de San Juan. La presencia del personaje creado por Miguel de Cervantes inunda las tradiciones de la población así como el resto de localidades de la comarca. Todavía en sus calles encontramos improntas de la época en la que se enmarca quizás la mayor obra de la literatura universal: Don Quijote de La Mancha. La mencionada Casa del Hidalgo; la Plaza Cervantes, donde se dice que nació el escritor o la Iglesia de Santa María la Mayor, la más antigua de la población donde se encuentra el acta de bautismo de Miguel de Cervantes. Pese a que es una construcción románica, en su interior se encuentra una destacable capilla barroca, hecha en yesería y un zócalo de cerámica de Talavera: el Camarín de la Virgen.

Molinos de viento en Alcázar de San Juan

Molinos de viento en Alcázar de San Juan

Alcázar de San Juan tiene además unas de las construcciones más relacionadas con El Quijote: los Molinos de Viento. Están ubicados en el Cerro de San Antón, llamado también el “mirador de La Mancha”, un nombre muy acertado ya que, desde este lugar privilegiado donde se dan cita todos los vientos, se contemplan kilómetros y kilómetros de llanura manchega llena de olivos y campos de vides y cereales. El Centro de Interpretación del Paisaje Manchego, un lugar único con una flora y fauna singular, alberga uno de los cuatro molinos que coronan el cerro.

Otro molino alberga también el Centro de Interpretación de la Molienda, donde se hace un salto en el tiempo y se explica cómo se producía la harina aprovechando la fuerza del viento.

Casa típica del campo manchego en Alcázar de San Juan

Casa típica del campo manchego en Alcázar de San Juan © Miguel Calatayud

En el mismo Cerro de San Antón encontramos además La Cantera, auditorio al aire libre que acoge un gran número de eventos (Festival de Músicas del Mundo en agosto) y la Cueva del Polvorín, un conjunto de galerías excavadas que se convertirá en un futuro en un Centro de Interpretación de la Molinería.

La Locura del Quijote se enmarca en un proyecto en el que toman parte también los pueblos de Campo de Criptana, Argamasilla de Alba y El Toboso, junto al entorno de Ruidera. Estas poblaciones forman una ‘Ruta del Quijote’ en la que se puede disfrutar en su totalidad del espíritu quijotesco. Una ‘Puerta del Quijote’ ubicada en cada uno de estos pueblos a modo de centro de acogida de visitantes reflejará la historia del personaje relacionada con esa localidad.

Naturaleza y gastronomía

La imagen que se tiene habitualmente de La Mancha está relacionada con cultivos de secano, amplias extensiones y un sol perpetuo. No obstante, también existe la llamada “Mancha Húmeda” y Alcázar de San Juan es lugar destacado dentro de ella por su importante Complejo Lagunar, uno de los mayores en extensión de la región. Las lagunas de la Veguilla, del Camino de Villafranca y de las Yeguas pertenecen a este gran acuífero considerado uno de los mayores complejos palustres de España y declarado por la UNESCO Reserva de la Biosfera por su importante valor ecológico y medioambiental. El equilibrio entre su aprovechamiento turístico y el desarrollo sostenible del paraje es innegable. Además, hay mucha gente que se siente atraída por este enclave para la observación de las aves y de su fauna en general.

Nido de cigüeña ubicado en el Complejo Lagunar en Alcázar de San Juan

Nido de cigüeña ubicado en el Complejo Lagunar en Alcázar de San Juan

Alcázar de San Juan ha hecho una apuesta firme por el enoturismo y forma parte en la actualidad de ‘Caminos del Vino’ de la Ruta del Vino de La Mancha, un producto turístico que se enmarca en el Club de Producto Rutas del Vino de España de ACEVIN. La iniciativa privada juega aquí una papel muy importante junto a los ayuntamientos de los ocho municipios que forman parte de este proyecto. Una variada oferta hotelera y un gran número restaurantes, bodegas y empresas que organizan todo tipo de actividades de ocio hacen de Alcázar de San Juan un importante destino enoturístico.

Alcázar de San Juan organiza cada año un evento que se ha convertido en uno de los referentes de la región, la Feria de los Sabores. En este encuentro, donde se promociona la gastronomía manchega como atractivo turístico, los productores de la zona muestran sus productos, todos ellos de gran calidad, con Denominación de Origen o con Indicación Geográfica Protegida.

Ensalda de limón y migas castellanas, platos típicos de la gastronomía de Alcázar de San Juan

Ensalda de limón y migas castellanas, platos típicos de la gastronomía de Alcázar de San Juan © Miguel Calatayud

Celtíbera, romana, visigoda, árabe, cristiana…Tras un pasado multicultural, Alcázar de San Juan ha renacido hoy en día como destino de excepción donde el turista encontrará la autenticidad de los lugares recién descubiertos.

Más información www.turismoalcazar.es

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies