Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Israel puede incluir otro monumento más a su vasto patrimonio. Y es que recientemente se han encontrado en la localidad de Aluma, cerca de Ashkelon, los restos de una iglesia de hace 1.500 años. El templo tiene  22 metros de largo y 12 metros de ancho y consta de un hall central con dos laterales divididos por columnas de mármol.

Uno de los elementos que más destacan de este hallazgo son sus mosaicos muy bien conservados y de gran calidad decorativa. Los de la nave principal constan de cuarenta medallones con representaciones geométricas y animales. En las naves laterales también hay suelos de mosaicos policromados con diseños vegetales y geométricos así como simbología cristiana.

Yoli Shwartz,-cortesía de Israel Antiquities Authority

Arqueólogos trabajando en los restos de la iglesia bizantina de Ashkelon. Foto Yoli Shwartz, cortesía de Israel Antiquities Authority

La iglesia forma parte de un importante asentamiento bizantino que existía en la región cerca de la carretera que discurría de Ashkelon a Beit Guvrin y Jerusalén. Se cree que el templo sirvió como lugar de reunión de fieles de todas las localidades del camino.

Además, durante las excavaciones también se han encontrado otros hallazgos como un taller cerámico y diversos objetos como ánforas, cuencos, y vasos de vidrio típicos de la época bizantina que indican una cultura local rica y floreciente.

2 Respuestas en este articulo

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

CERRAR