Tusdestinos.net / Turismo y viajes

En la provincia de Burgos se reparten diferentes zonas de baño aptas para toda la familia, jalonadas por todo el territorio a orillas de los ríos Ebro, Duero o Arlanza, entre otros. Para los que buscan aguas tranquilas y no muy frías hay dos lugares que destacan tanto por su calidad como sus instalaciones: la playa de Fuente Prior, en el Río Arlanzón, en la ciudad de Burgos; y Arija, en la orilla sur del Embalse del Ebro, donde además existen otras zonas para refrescarse muy recomendables como Campoo de Yuso, Corconte o Las Rozas de Valdearroyo, todas ellas en Cantabria.

Playa de Fuente Prior en el río Arlanzón

Playa de Fuente Prior en el río Arlanzón

Por un lado, Fuente Prior está en el parque de Fuentes Blancas, un espacio que tiene varias áreas de ocio, zonas verdes y arenas finas para plantar la sombrilla y tomar el sol durante todo el día. Por su parte, Arija también cuenta con playas de arena, lugares para el avistamiento de aves, rutas de senderismo y bicicleta de montaña. Asimismo, destaca su alberge con cabañas de madera especialmente pensadas para viajes con niños.

Piscina natural en Espinosa de los Monteros

Piscina natural en Espinosa de los Monteros

Otro paraje ideal para toda la familia está en el municipio de Espinosa de los Monteros, en la comarca de Las Merindades. En este pueblo hay una piscina natural que se alimenta de las aguas del río Trueba y en el que se encuentran cascadas, saltos de agua y zonas verdes. Por otra parte, en el norte de Burgos, concretamente en Pedrosa de Tobalina, en el valle del mismo nombre, existe una cascada llamada El Peñón, que choca contra las aguas del río Jerea, y forma un ecosistema de una gran belleza.

Cascada de El Peñón, en Pedrosa de Tobalina

Cascada de El Peñón, en Pedrosa de Tobalina

Otra famosa zona de baño de la provincia de Burgos está en la comarca de Páramos. Se trata de las Pozas de Orbaneja del Castillo, formadas por la erosión del agua sobre la piedra caliza, que produce socavones parecidos a un jacuzzi y con aguas cristalinas de color azul turquesa que nada tienen que envidiar a las caribeñas. Tienen su origen en la caída de agua de 20 metros de la gran Cueva del Agua de Orbaneja del Castillo.

Cabe destacar la playa natural de Parque El Soto a orillas del río Nela, en Villarcayo, ubicada a escasos metros de la Plaza Mayor de este pueblo. Además de bañarse se pueden practicar deportes náuticos en los espacios dedicados a ellos.

Por último, en Aranda de Duero hay cuatro playas fluviales en torno a la ribera del río Duero: Picón, Barriles, Tenerías y la de uso exclusivo de emergencias. Todas ellas están equipadas con duchas, rampas para acceder al agua y espacios para tomar el sol. También hay zonas para practicar actividades al aire libre como una tirolina o un puente tibetano.

2 Respuestas en este articulo
  1. Yo soy de aranda de duero y no han ninguna “playa” ni mucho menos rampas y duchas como dicen aqui. Tampoco me bañaria en el rio duero a su paso por aranda de duero

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

CERRAR