Tusdestinos.net / Turismo y viajes

A orillas del Mediterráneo, entre las localidades de Haifa y Tel Aviv, se encuentran las ruinas de Cesarea la ciudad que fundó Herodes I el Grande en el siglo I a.C. y que bautizó con el nombre de su protector, el emperador Augusto. Cesarea Marítima tenía por aquel entonces el puerto más grande de la costa este del Mediterráneo conocido como Sebastos, el nombre griego del emperador Augusto. Es un yacimiento arqueológico bien conocido y que se incluye en muchas visitas turísticas de Israel ya que conserva ruinas únicas e impresionantes: el teatro original construido por Herodes, una réplica de la inscripción de Poncio Pilatos, el hipódromo, edificios bizantinos, el Cardus Maximus y el Decumanus Maximus, así como termas y un puerto.

Teatro de Cesarea Marítima

Teatro de Cesarea Marítima

El parque de antigüedades de Cesarea, de unas 50 hectáreas, es uno de los más importantes de Israel, ya que sus vestigios han sido y son testigos de su historia. Pasear por Cesarea es una experiencia fascinante. Es un verdadero viaje al pasado. Todavía quedan en pie parte de las murallas de la ciudad, las ruinas del castillo, el hipódromo, el puerto antiguo y la pequeña plaza de los artistas. Aunque lo verdaderamente interesante es visionar el documental 3D sobre la historia de la ciudad antes de lanzarse a recorrerla.

Hoy en día, en el antiguo puerto se celebran un buen número de actividades todo el año desde rutas en todoterreno, tiro al blanco con diversos tipos de armas, taichi en la playa y búsquedas de tesoros. Los submarinistas, atraídos además por la belleza natural de la tranquila playa de Cesarea, pueden explorar las ruinas sumergidas del parque arqueológico situado junto al puerto.

Cesarea Marítima, uno de los mayores yacimientos arqueológicos de la costa de Israel

Cesarea Marítima, uno de los mayores yacimientos arqueológicos de la costa de Israel

El templo de la ciudad, dedicado a César Augusto, estaba en un promontorio orientado hacia el templo. Al sur de la ciudad se encontraban el palacio de Herodes, que funcionó durante la época romana, y el teatro, que contaba con miles de localidades dispuestas en una estructura semicircular abovedada. Aquí se encontró una piedra con una inscripción donde se menciona a Poncio Pilatos, procurador de Judea y al edificio Tiberium. Otro monumento destacado es el anfiteatro, que llegó a tener una capacidad para 15.000 espectadores, y que funcionó como hipódromo.

Restos del anfiteatro de Cesarea (hipódromo)

Restos del anfiteatro de Cesarea (hipódromo)

La Cesárea bizantina ha sido eclipsada a veces por la época romana. Durante este periodio convivían en paz la población cristiana, con sus numerosas iglesias, con las comunidades judías y samaritanas que construyeron elaboradas sinagogas. De este periodo destacan la iglesia del Martirio de San Procopio, que data del siglo VI y que fue construida sobre los restos del templo romano en el podio, el edificio del gobierno, y una sinagoga del siglo V.

Por último, merece la pena desplazarse a 9 km al noreste de Cesarea, donde se encuentra el acueducto romano que suministraba agua a la ciudad procedente del Monte Carmelo.

Historia de Cesarea

Herodes construyó Cesarea para helenizar Tierra Santa. Era realmente una ciudad muy griega y muy completa con su anfiteatro y su estadio. Pero, sobre todo, lo que era muy avanzado para su época era su puerto artificial, construido con hormigón. En los siglos II y III, la ciudad se convirtió en una de las más importantes en el área oriental del Imperio Romano, definida como la metrópolis de la provincia de Siria Palestina. Durante la época bizantina, Cesarea acogió a los primeros padres de la Cristiandad (Orígenes y Eusebio) y, según el cristianismo, fue el lugar donde se convirtió el centurión romano Cornelio. El año 639, Cesárea cayó en manos de los árabes y su importancia decayó. En el siglo XII, el ejército francés del rey Balduino I la conquistó y en ella empezaron a convivir franceses, cristianos del este y musulmanes.

Playa de Cesarea Marítima

Playa de Cesarea Marítima

Cesárea sucumbió a Saladino en 1187, después de un breve sitio, y reconquistada tres años después por el rey de Inglaterra Ricardo Corazón de León, que exilió a los habitantes musulmanes. En el periodo de los Cruzados, momento en que Cesarea fue ciudad portuaria y durante años capital de Israel, la ciudad estaba fortificada con murallas y puertas, que fueron arrasadas cuando llegaron los mamelucos en 1265.

3 Respuestas en este articulo

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

CERRAR