Recorrer el Tirol y disfrutar de sus paisajes y de sus gentes es un lujo para cualquier mortal. Y no es nada exagerado decirlo. Esta región austríaca es bella como ninguna ya que sus paisajes son auténticas postales. Los tiroleses son gentiles y hospitalarios, no les extrañe que algún lugareño les abra las puertas de su casa para invitarles a un delicioso Schnaps (aguardiente de albaricoque u otras frutas). Pero la mejor forma de conocer el Tirol es visitándolo. No les miento, muchos querrán volver.

Innsbruck, la “perla de los Alpes”

Qué mejor manera de empezar a conocer el Tirol que visitar su capital, Innsbruck, una población donde las tradiciones tirolesas se mezclan a la perfección con la modernidad de una gran ciudad. Innsbruck cuenta con una arteria vertebral que es la María Teresa Straße, que va desde el conocido Arco de Triunfo y desemboca en la plaza donde se alza la columna de Santa Ana. La emperatriz María Teresa fue monarca durante cuarenta años e introdujo reformas importantes en su gobierno, entre ellas, la abolición de la esclavitud, la escuela obligatoria y la regulación de la legislación de la servidumbre. Un dato histórico es que María Teresa de Austria fue la madre de María Antonieta, esposa de Luis XVI, decapitada junto a su marido durante la Revolución Francesa.

Tejadillo de Oro, uno de los puntos turísticos más importantes de Innsbruck

Tejadillo de Oro, uno de los puntos turísticos más importantes de Innsbruck

Aunque si hubo un emperador enamorado de Innsbruck éste fue sin duda Maximiliano I, suegro de Juana la Loca. De hecho, este emperador construyó su propia tumba real dentro de la iglesia de la Corte, un precioso monumento hecho de bronce y rodeado de 28 magníficas estatuas de monarcas de la misma época. Cada estatua pesa entre 1.100 y 1.600 kilos y todas de ellas son verdaderas obras de arte. Maximiliano I también mandó construir el monumento más significativo de la ciudad, el Tejadillo de Oro. Se dice que lo mandó edificar en honor de su segunda mujer, Bianca María Sforza, una millonaria italiana con la que se casó por necesidad, ya que el emperador estaba lleno de deudas.

Izquierda, señora con atuendo típico tirolés; centro, en los meses cálidos muchos habitantes circulan por Innsbruck en bicicleta; derecha, estatuas de la iglesia de la Corte

Izquierda, señora con atuendo típico tirolés; centro, en los meses cálidos muchos habitantes circulan por Innsbruck en bicicleta; derecha, estatuas de la iglesia de la Corte

Innsbruck se encuentra en el Camino de Santiago por eso no es de extrañar que su catedral esté dedicada a Santiago de Compostela. El edificio tiene una curiosidad y es que de las tres ventanas superiores, sólo la del medio es verdadera. Las otras dos están pintadas sobre la fachada. Innsbruck es una ciudad tranquila. Mucha gente va en bicicleta y existe una excelente red de transporte público. Hace poco más de tres años se inauguró el funicular de Nordpark, diseñado por la conocida Zaha Hadid, que en tan sólo quince minutos conecta la ciudad con la montaña y las pistas de esquí. En este sentido, la ciudad puede presumir de haber acogido dos veces los JJOO de invierno (en 1964 y 1976).

Innsbruck puede presumir de haber acogido dos veces los JJOO de invierno (en 1964 y 1976)

Innsbruck puede presumir de haber acogido dos veces los JJOO de invierno (en 1964 y 1976)

El río Inn, que atraviesa de oeste a este el Tirol, pasa por Innsbruck y durante muchos siglos fue una verdadera frontera natural. De hecho, el topónimo Innsbruck significa “puente sobre el río Inn”. En la orilla norte del río se encuentran los llamados barrios alemanes. Algunos dicen que los techos de las casas que se encuentran en la calle María Auxilliadora, ubicada en esta zona, tienen la misma forma que las montañas, aunque muchos opinan que esto se dice después de haber tomado unos cuantos Schnaps.

Rattenberg, la gran desconocida

Rattenberg, con tan sólo 440 habitantes, es la ciudad más pequeña de Austria. Y no nos equivocamos al decir ciudad, pese a su escasa población, porque tiene esta categoría desde finales del siglo XIV. Rattenberg está justo en el centro del valle de Inn, en la región Alpbachtal Seenland, y fue de gran importancia antaño ya que era una localidad fronteriza entre Baviera y el Tirol.

Rattenberg, con tan sólo 440 habitantes, es la ciudad más pequeña de Austria

Rattenberg, con tan sólo 440 habitantes, es la ciudad más pequeña de Austria

Rattenberg fue una población minera, de hecho, la casa que alberga el Museo Popular fue antiguamente la casa de los mineros. Se puede recorrer toda la ciudad en una media hora (hay que imaginar entonces su minúscula extensión) y todos los comercios se encuentran en la calle principal. En Rattenberg hay una gran tradición cristalera que se importó de Bohemia hace unos siglos. Por su ubicación al lado del río Inn, Rattenberg ha sufrido muchas inundaciones a lo largo de su historia. Las casas estaban realmente preparadas ya que todas ellas tenían botes para navegar por las calles cuando estaban anegadas. Además, en el momento en que la ciudad se inundaba, la planta baja de las casas se trasladaba al piso superior con un sistema de poleas. Por este motivo, a Rattenberg se la conocía también por la “pequeña Venecia”.

Alpbachtal y Seenland, naturaleza y tradición al máximo

Dicen sus habitantes que Alpbach es el pueblo más bonito de Austria. Pueden pensar que son exagerados pero una vez se visita la población, no se puede negar estar afirmación. El pueblo está lleno de casas típicas tirolesas, hechas de madera, y con balcones decorados con geranios. Hay una curiosa competición entre los vecinos ya que se retan entre ellos para ver quién es el que tiene los balcones con las flores más bonitas. Esta especie de concurso beneficia sin duda a la estética de la población y a los ojos de sus visitantes ya que las casas son realmente espectaculares.

Dicen sus habitantes que Alpbach es el pueblo más bonito de Austria

Dicen sus habitantes que Alpbach es el pueblo más bonito de Austria

La región tirolesa de Alpbachtal es un destino ideal para pasar unas vacaciones en cualquier estación del año. En invierno, por supuesto, es un lugar perfecto para la práctica del esquí. Durante el resto del año se puede hacer senderismo y contemplar a su vez uno de los paisajes más espectaculares del Tirol.

La región tirolesa de Alpbachtal es un destino ideal para pasar unas vacaciones en cualquier estación del año

La región tirolesa de Alpbachtal es un destino ideal para pasar unas vacaciones en cualquier estación del año

Campos verdes, casas rústicas perfectamente conservadas, y capillas centenarias son algunos de los atractivos que se pueden encontrar. Alpbachtal es, sobre todo, un destino perfecto para el turismo familiar.

Alpbachtal es, sobre todo, un destino perfecto para el turismo familiar

Alpbachtal es, sobre todo, un destino perfecto para el turismo familiar

En la región de Seenland se encuentra el Museo de Granjas Tirolesas Kramsach, uno de los más curiosos y típicos de esta zona. Este museo al aire libre, creado en el año 1974, se dedica a conservar la tradición de las granjas del Tirol justo antes de la Revolución Industrial.

Museo de Granjas Tirolesas Kramsach

Museo de Granjas Tirolesas Kramsach

Hay 15 casas típicas de diferentes ubicaciones del Tirol restauradas y habilitadas como eran hace siglos.

Museo de Granjas Tirolesas Kramsach

Museo de Granjas Tirolesas Kramsach

Hall, ciudad del dinero

Hall es una localidad de unos 13.000 habitantes muy próxima a Innsbruck. Hall, cuyo topónimo en alemán antiguo significa “sal” tuvo mucha importancia años ha por tres motivos: la explotación de sal gema, la acuñación de la moneda y por ser un puerto fluvial muy importante. Digna de visita es, sin duda, la “Casa de la Moneda” creada por el archiduque Segismundo, impulsor del tálero, una de las monedas más importantes que circuló por Austria. Este museo, inaugurado en el 2005, lo visitan unas 40.000 personas al año. Además, se pueden ver obras curiosas como la moneda de plata más grande del mundo que se hizo con motivo del Campeonato de Europa de fútbol de 2008 y por la conmemoración de los 500 años de la proclamación del primer emperador europeo, Maximiliano I. Como dato a destacar es que esta moneda fue la primera en que aparece la palabra Europa. Por último y como atractivo a añadir, todo visitante puede acuñar en el museo su propia moneda y llevarse así un recuerdo realmente singular.

Casa de la Moneda de Hall

Casa de la Moneda de Hall

Hall cuenta con un casco medieval antiguo que se vertebra entorno a la Oberer Platz donde se encuentra el Ayuntamiento, la iglesia de San Nicolás (destruida por un terremoto en el año 1670) y la capilla de Santa Magdalena. Otros monumentos importantes son la iglesia de los jesuitas y la del Sagrado Corazón de Jesús.

El museo Mundos de Cristal Swarovski es uno de los más visitados de Austria

El museo Mundos de Cristal Swarovski es uno de los más visitados de Austria

A unos diez minutos en coche desde Hall, en la localidad de Wattens, se encuentra el museo Mundos de Cristal Swarovski, una excursión verdaderamente recomendable. Inaugurado el año 1985 con motivo del centenario de la empresa, el museo es un verdadero paraíso donde podrá contemplar un gran número de obras y donde se mezclan una gran cantidad de sensaciones visuales, auditivas y olfativas.

Imst-Gurgltal, toda una aventura

En la región de Imst-Gurgltal hay toda una serie de visitas indispensables. Una de ellas es el Castillo de Starkenberg, en el pueblo de Tarrenz, donde se realiza una de las mejores cervezas de Austria. Como anécdota, en este emplazamiento es posible darse un baño en esta bebida, una actividad altamente recomendable por propia experiencia, ya que la cebada tiene una gran cantidad de propiedades beneficiosas para la piel y el cabello. Obviamente, el baño no es en cerveza pura sino en agua templada con cebada. En esta región, concretamente en Hoch-Imst, se encuentra uno de los toboganes de montaña más largos de los Alpes, el Alpine Coaster. El Alpine Coaster tiene una longitud de poco más 3.500 metros, 70 curvas, 16 saltos y 25 olas. El descenso dura aproximadamente 12 minutos.

Tarrenz acoge cada año la Schaferfest (fiesta de las ovejas)

Tarrenz acoge cada año la Schaferfest (fiesta de las ovejas)

También cabe destacar el Museo del Carnaval de Imst. Esta localidad acoge cada cuatro años un carnaval de lo más tradicional, con unos personajes muy parecidos a los Piliqueiros gallegos. En este museo se pueden contemplar, además, las máscaras y los vestidos que se utilizan durante esta fiesta. Por su parte, el Museo de la Minería de Tarrenz es una verdadera muestra al aire libre de cómo se extraía y trabajaba el metal en esa zona hace siglos.

Una de las celebraciones más importantes de esta localidad es la Schaferfest (fiesta de las ovejas). Cada otoño las ovejas vuelven de las montañas al pueblo y este hecho se celebra con una gran fiesta en la que participa toda la población.

Cada otoño las ovejas vuelven de las montañas al pueblo y este hecho se celebra con una gran fiesta en la que participa toda la población

Cada otoño las ovejas vuelven de las montañas al pueblo y este hecho se celebra con una gran fiesta en la que participa toda la población

Ciudades monumentales, paisajes impresionantes y tradiciones centenarias. Todo esto y mucho más se puede encontrar en el Tirol austríaco, una región que, sin duda, merece la pena descubrir.

En el Tirol se pueden encontrar bellas instantáneas como éstas

En el Tirol se pueden encontrar bellas instantáneas como éstas

Guía práctica

¿Cómo llegar?

Desde España, la mejor manera de llegar al Tirol austríaco es vía Múnich. Numerosas líneas aéreas conectan la capital de Baviera con España. Una vez allí, los 200 kilómetros que hay de distancia con Innsbruck se suelen hacer en automóvil de alquiler.

¿Dónde dormir?
Alpenresort Schwarz en la localidad de Mieming
www.schwarz.at

Más información en:
www.austria.info/es
www.es.tirol.at
www.alpbachtal.at
www.regionhall.at
www.imst.at

Más información de Austria en la web: Viaje al modernismo en Austria: Viena alrededor de 1900/Viaje a Austria: Graz una ciudad por descubrir/ GRAZ y la STRADA: cuando la capital de ESTIRIA se convierte en el epicentro del teatro en la calle

Dejar un comentario


seis − = 4