Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Torre de Belém

Lisboa es una de esas ciudades en las que siempre hay algo nuevo que visitar y algo diferente que descubrir. Gracias a algunos elementos como sus modernas infraestructuras, su clima agradable y la variedad de monumentos, la capital portuguesa es un buen destino para viajar en cualquier época del año. Aunque es cierto que necesitaremos una semana para visitar la capital lusa, en un fin de semana se pueden conocer sus lugares más emblemáticos y convertirse en un buen apetitivo para un viaje posterior.

Las 48 horas en Lisboa pueden empezar en uno de los sitios más emblemáticos de Lisboa: la Plaza del Comercio, también conocido como Terreiro do Paço por los portugueses, a la que se llega con el famoso tranvía 28. Aquí hay dos lugares de obligada visita: el Arco de Rua Augusta y la estatua ecuestre de D. José I, que reinaba en Portugal cuando tuvo lugar el terrible terremoto de 1755 en Lisboa.

En Terreiro do Paço, se puede visitar el Lisboa Story Centre, un centro de interpretación dedicado a la historia de la capital. Una de sus mayores atracciones es una maqueta interactiva de Lisboa que permite ver los acontecimientos en una pantalla táctil. Saliendo de la Plaza del Comercio por la Rua Augusta se accede a La Baixa, uno de los barrios más céntricos de Lisboa donde están algunos enclaves como la Plaza de los Restauradores, por la cual se puede acceder a la Avenida da Liberdade, que desemboca en la Plaza del Marqués de Pombal. Al lado de la Plaza de los Restauradores está la Plaza del Rossio, la más animada de la ciudad y frecuentada por lisboetas y turistas. En La Baixa también se sitúa el Elevador de Santa Justa, un magnífico mirador cuya estructura recuerda a la Torre Eiffel.

Otro de los lugares más conocidos de la capital portuguesa es Belém. Cuenta con dos joyas de la ciudad: el Monasterio de los Jerónimos, con su iglesia y claustro, y la Torre de Belém. En él también encontrarás el Monumento a los Descubrimientos, el Puente 25 de Abril, y por supuesto, sus pastelitos típicos.

Por último, una de las áreas más modernas es el Parque de las Naciones, antiguo espacio de la Expo del 98, que constituye hoy en día la marca de la Lisboa contemporánea. Aquí los visitantes pueden divertirse en el Oceanário, disfrutar de espectáculos, pasear, hacer deporte, ir de compras y contemplar la belleza del río Tajo y del Puente Vasco de Gama, el más largo de Europa.

Más información en www.visitlisboa.com

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

CERRAR