Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Dalt Vila

El otoño también puede ser un tiempo de relax y un momento ideal para relajarse y dejar a un lado las preocupaciones diarias, lo que llamaríamos un slowbreak. Uno de los mejores destinos en otoño para una propuesta de descanso es Ibiza y por varios motivos: por su tranquilidad, por su clima suave y por su riqueza natural, cultural y gastronómica.

Los turistas ya se han ido y ha vuelto la calma a la isla Pitiusa. No obstante, Ibiza sigue ahí, con una amplia y variada oferta cultural, ocio y salud, y con lugares ideales para descansar. Sus playas, sus pueblos y su naturaleza mantienen la esencia marinera y la luz de la isla durante todo el año. Pasear por la playa al amanecer, ir a comprar tranquilamente a algunos de sus mercadillos o probar algunos de los platos de su gastronomía, son algunas opciones muy relajantes.

Mañana de compras hippies

El mercadillo hippy de Las Dalias, en Sant Carles de Peralta, abre todos los sábados del año. Es un referente en Ibiza, ya que el mercado está ubicado en el corazón de la isla. En las Dalias se puede comprar desde bisutería hasta productos de decoración y alimentación.

La playa en otoño

Cuando llega el otoño, las playas de Ibiza se vacían y son verdaderos remansos de paz para pasear o practicar yoga o pilates. Aigües Blanques, Cala Conta o Cala Salada son algunas de las más de 50 playas que ofrece la costa ibicenca. Observar la puesta de sol desde la costa oeste es altamente recomendable.

La gastronomía en Ibiza

Las tradiciones culinarias de la isla se conservan, sobre todo, en el interior de Ibiza. En Sant Rafel de Forca, la gastronomía ibicenca tiene especial protagonismo. La cocina de la mayor de las Pitiusas bebe de de las tradiciones de los diferentes pueblos que han ocupado la isla y fusiona la cocina más tradicional con la de vanguardia. Guisos, arroces, sofrit de pagès, (frito de carnes con verduras) o platos a base de pescado como el guisat de peix y la burrida de rajada son algunos de los más representativos de la isla. Como postres destacan los flaons, las orelletes y la greixonera.

Dalt Vila: la máquina del tiempo

Dalt Vila, Patrimonio de la Humanidad, es la fortaleza costera mejor conservada del Mediterráneo. Paseando por este lugar se puede disfrutar de la belleza de las murallas renacentistas y de unas espectaculares vistas de la ciudad de Ibiza. En el recinto amurallado, repleto de callejuelas estrechas y edificio como el Castillo o la Catedral, se pueden encontrar huellas de civilizaciones que han pasado por Ibiza como los fenicios, cartagineses, romanos y musulmanes, hasta la conquista catalana en el siglo XIII.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies