Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Meißen o Meissen, a orillas del río Elba, es una ciudad de Alemania cuya historia se remonta a más de 1.000 años de antigüedad. La bien llamada cuna de Sajonia es un ejemplo arquitectónicamente hablando de la historia del ducado sajón y del imperio alemán ya que tiene exponentes de diferentes épocas. Entre ellos destaca el Albrechtsburg (Castillo de Albrecht) y la Catedral que juntos forman una imponente construcción monumental.

 El Albrechtsburg (Castillo de Albrecht) y la Catedral forman una imponente construcción. Foto Daniel Bahrmann.

El Albrechtsburg (Castillo de Albrecht) y la Catedral forman una imponente construcción. Foto Daniel Bahrmann.

Desde la montaña del castillo (Burgberg) se pueden contemplar los tejados planos típicos en la parte antigua de la ciudad, un panorama pintoresco y a la vez romántico. No en vano esta localidad fue pintada por muchos artistas, entre ellos Ludwig Richter, quien residió durante años en esta población sajona.

La fortaleza de Albrecht está considerada como el primer castillo residencia en los países de habla alemana y fue construido en un estilo gótico tardío entre los años 1472 y 1525. La que fuera antigua morada de la casa Wettin, dinastía que gobernó durante 800 años el actual estado de Sajonia, es hoy en día un museo que es tan visitado como la Catedral. En este templo gótico se encuentra la capilla real que aloja uno de los sepulcros más famosos de este linaje.

Panorámica de Meissen. Foto: Anne Dziallas.

Panorámica de Meissen. Foto: Anne Dziallas.

Meissen en una bella localidad medieval de sinuosas callejuelas jalonadas por plazas, escaleras y edificios centenarios. Desde la torre de la Iglesia de las Mujeres (Frauenkirche), situada en la plaza central y a una altura de 57 metros, se puede disfrutar del panorama de la ciudad antigua con sus pequeños negocios, cafés y bodegas que invitan a un largo paseo por la ciudad.

Calle de Meissen

Calle de Meissen

Meissen y su porcelana

Meißen también es muy conocida por su manufactura de porcelana, la más antigua de Europa, que se remonta al año 1710. Su símbolo, unas espadas azules cruzadas, ornamenta algunas de las vajillas y piezas más valiosas de las vitrinas de las grandes fortunas mundiales. Hasta hoy se siguen produciendo preciados artículos de uso cotidiano así como adornos en la porcelana manufacturada.

Porcelana de Meissen

Porcelana de Meissen

Cada año cientos de miles de personas visitan la factoría donde se muestra el arte magistral de esta manufactura. Estos enseñan al público más de 3.000 piezas, recogiendo tres siglos de tradición en la misma, y convirtiéndose así en la mayor exposición del mundo con porcelana de Meißen.

Cada una de las piezas de la porcelana de Meissen se elaboran a mano

Cada una de las piezas de la porcelana de Meissen se elaboran a mano

Asimismo en los talleres de la manufactura se puede ver cómo se elaboran las preciadas piezas y cómo se dibuja la porcelana con trazos delicados. Es después de esta visita que se entiende el alto precio de la porcelana de Meissen ya que, para hacer una pieza, se emplean muchas horas de trabajo manual.

Cada una de las piezas de la porcelana de Meissen se elaboran a mano

Cada una de las piezas de la porcelana de Meissen se elaboran a mano

Las huellas de esta porcelana se pueden encontrar en las tiendas de la parte antigua de la ciudad, en la torre de la Iglesia de las Mujeres, donde se encuentra también desde 1929 el primer carrillón hecho con porcelana de Meißen y también en la Iglesia de Nicolás (Nikolaikirche), donde se pueden ver las figuras de porcelana más grandes del mundo, con una talla de 2,50 metros.

Meissen y el vino de Sajonia

El paisaje cultural de Meißen no solo ofrece al turista sus castillos y fortalezas, sino también numerosas actividades festivas y culturales. La más conocida es seguramente las Fiestas del Vino de Meißen, las cuales se celebran anualmente durante la vendimia, en otoño.

Viñedos de Meissen a las afueras de la localidad. Foto Daniel Bahrmann.

Viñedos de Meissen a las afueras de la localidad. Foto Daniel Bahrmann.

Y es que, entre las especialidades culinarias de Meissen, destaca sobre todo su vino que se puede degustar cómodamente en una taberna histórica y típica de la ciudad. Tiene la peculiaridad de que se cultiva en la zona vinícola más nórdica de Europa. El río Elba atempera el clima en el valle donde se obtiene un excelente vino seco que no solo es codiciado por los habitantes de la región sino también por sus visitantes. Lo producen pequeños viticultores que solo cosechan un área de 450 hectáreas, las cuales se encuentran mayoritariamente en las pendientes montañosas. Aquí se cultivan casi todos tipos de cepas como el Müller-Thurgau, Weißburgunder y Goldriesling.

Una de las especialidades gastronómicas de la ciudad es el dulce Meißner Fummel, hecha a base de una masa que pocas pastelerías la ofrecen debido a que su receta no es conocida por todos sus habitantes.

Paseo por los viñedos de las afueras de Meissen

Paseo por los viñedos de las afueras de Meissen

Por último Meissen ofrece la posibilidad de realizar múltiples de excursiones por sus alrededores como, por ejemplo, dar un paseo a todo lo largo de la llamada “Calle del vino”, recorridos en bicicleta por las orillas del Elba o viajes en los históricos vapores que aún navegan por el río.

¿Cómo llegar a Meissen?

Meissen está a unos 30 kilómetros de Dresden, a unos 110 de Leipzig y a 150 kilómetros de Berlín. Iberia Express, Vueling, Ryanair, Easyjet, Germanwings, Lufthansa y Air Berlin vuelan desde España a la capital alemana.

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

CERRAR