Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Hace unos días la Oficina de Turismo de Serbia en España me hizo llegar una nota de prensa muy interesante sobre las tradiciones navideñas de este país europeo. Cabe destacar que las fechas de la Navidad serbia se rigen por el antiguo calendario juliano por el cual la Nochebuena se celebra el 6 de enero y la Navidad el 7, aunque las fiestas se alargan hasta el 9 de enero. Las siete costumbres de la Navidad en Serbia son las siguientes:

Badnji dan o el día del badnjak. El  6 de enero el cabeza de familia ha de ir a buscar al bosque una rama de roble, el badnjak, que se tiene que cortar con tres golpes. En las ciudades, esta tradición se ha modernizado y la pequeña rama de roble se puede comprar en los mercados navideños. Esta rama, que se ha de quemar en la chimenea durante la Nochebuena, representa por un lado la tradición pagana eslava en la que el roble es el árbol sagrado y, por otra parte, los tallos con los que José hizo fuego para calentar al niño Jesús.

Badnjak ardiendo

Badnjak ardiendo

Ayuno y cena de Nochebuena. Los serbios más devotos ayunan durante el Adviento y durante este tiempo no pueden comer ningún alimento de origen animal (sí pueden ingerir pescado pero solo algunos días). El ayuno acaba con la copiosa y variada cena de Nochebuena, en la que se sirven un número impar de platos como alubias al horno, chucrut, fruta, frutos secos y miel, así como pan hecho sin levadura y partido con las manos.

Paja bajo la mesa. Durante la Nochebuena en Serbia, debajo de las mesas se coloca un haz de paja que hace referencia a la cuna del recién nacido Jesús en Belén. En algunas zonas rurales las mesas se hacen con balas de paja.

Ofrenda a los ancestros. Si el padre es el que va a buscar la rama de roble al monte, la madre llena un cedazo de avena y frutos secos que luego echará sobre el badnjak y la paja. También coloca una nuez en cada rincón de la casa como ofrenda a los antepasados fallecidos. Este rito recuerda a otra escena del nacimiento de Jesús, cuando María echaba la avena a los animales en el establo para que no se comieran la paja sobre la que yacía el recién nacido.

Pan serbio

Pan serbio

Ritos en la comida de Navidad. En la comida de Navidad no faltan en la mesas serbias, el pečenica, un cochinillo entero asado a la estaca el día de la Nochebuena y que representa la ofrenda para el Año Nuevo, y el česnica, una torta de harina de trigo en la que se esconde una moneda y que se ha de partir con las manos. Quien encuentre la moneda tendrá buena suerte durante el año siguiente.

Buenas vibraciones para arrancar bien el año. En Serbia la primera visita que cada casa recibe el día de Navidad, la položajnik, ha de traer buenas energías para el año siguiente.

Durante la Navidad no se tira nada. Por último, existe la creencia de que lo que pase en Navidad va a condicionar el año así que, para atraer la prosperidad y evitar el despilfarro en la familia, se ha de reducir al mínimo lo que tiremos a la basura. En muchos hogares no limpian durante los tres días navideños para que la riqueza no se vaya por la puerta.

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies