Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Entre junio y noviembre, en las aguas del Pacífico panameño se pueden divisar numerosas familias de ballenas jorobadas, en su recorrido entre los polos Norte y Sur. Por este motivo, las costas y los archipiélagos de Panamá se convierten en un destino turístico muy solicitado para los visitantes que quieren presenciar este extraordinario espectáculo de la naturaleza.

Ballenas jorobadas en Panamá

Ballenas jorobadas en Panamá. Foto Autoridad del Turismo de Panamá.

Las Megaptera Novaeangliae, nombre científico con el que se conoce a las ballenas jorobadas, vienen de los polos hasta el litoral panameño para el apareamiento o para alumbrar a sus crías, siendo la migración más larga de cualquier mamífero. Las aguas del Pacífico panameño son perfectas para la cría de estos animales, ya que son cálidas, seguras y lejanas de cazadores por lo que favorecen la reproducción, la salud y el bienestar de los ballenatos que han de nacer con grasa en su cuerpo para resisitir las frías temperaturas de los Polos Norte y Sur.

Bocas del Toro, Panamá

Bocas del Toro, Panamá. Foto Autoridad del Turismo de Panamá.

En Panamá hay puntos desde donde se avistan estos cetáceos, como las islas de Coiba y Taboga así como el archipiélago de Las Perlas. Asimismo se pueden divisar ballenas jorobadas con sus crías en San Miguel, Isla Iguana, Bahía de Panamá, Golfo de Chiriquí, el Golfo de Montijo, y en parte de la región del Chocó, en Darién, en la frontera con Colombia.

En Isla Contadora, en el archipiélago de las Perlas, moran temporalmente las ballenas jorobadas. En este lugar situado a 40 kilómetros de la ciudad de Panamá se pueden hacer excursiones para ver las llamadas localmente yubartas (ballenas jorobadas). Las salidas duras tres horas, son respetuosas con el entorno y la fauna marina, y cuentan con el soporte de especialistas en avistamiento de cetáceos. Cabe decir que cada año aumenta la cifra de turistas que llegan a Panamá para el avistamiento de ballenas jorobadas, hecho que ha convertido a este país centroamericano como un destino líder de este tipo de turismo.

Punta Burrica, Panamá

Punta Burrica, Panamá. Foto Autoridad del Turismo de Panamá.

Isla Coiba, situada en el sur de la provincia de Veraguas, en el norte del país, tiene un parque marino y centro de investigación en el mismo lugar donde, entre los años 1919 y 1990, había una cárcel. Isla Coiba es uno de los parques nacionales marinos más grandes del mundo con una extensión de 2.701 km2. En sus aguas habitan tres especies de cetáceos además de la ballena jorobada: orcas, el delfín moteado tropical y el delfín mular. Además, habitan 19 tipos de cetáceos y otros animales marinos, como la mantarraya, el tiburón ballena, el tiburón tigre o el atún de aleta amarilla. Cada año muchos cetáceos migran hasta este paraje natural para su apareamiento, momento en el que los visitantes se acercan para presenciar este espectáculo y disfrutar de actividades de aventura ecológica como tirolina, buceo y esnórquel.

Por último, Isla Iguana, en la provincia de Los Santos, es otro lugar donde centenares de ballenas arriban para alumbrar a sus crías. Son muchas las personas que se acercan a esta parte del país con el fin de avistar mamíferos marinos y disfrutar también de playas de arena blanca y aguas turquesas. Además se puede apreciar el desove de las tortugas marinas que emigran desde el Polo Norte y el Polo Sur.

 

1 respuesta en este articulo

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies