Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Tan solo 80 kilómetros separan las dos costas panameñas, la del Pacífico y la del Atlántico. En Panamá, segundo país con más biodiversidad de América, los visitantes pueden conocer la autenticidad de la costa y del interior de las provincias de Colón y de Coclé, que muestran la más pura esencia del destino centroamericano.

Colón, en el Caribe panameño

A poco más de 90 minutos de Ciudad de Panamá se encuentra la provincia de Colón, donde habitan los congos, descendientes de esclavos africanos que todavía conservan algunas costumbres y expresiones culturales como sus bailes y su música. Aquí se encuentra Portobello, una de las poblaciones más importantes durante la época colonial ya que, por su puerto, pasaron gran parte del oro y de los tesoros que España embarcó hacia Europa. Ubicado junto a una bahía de agua turquesa, Portobello cuenta con ruinas de cinco fuertes españoles y una casa colonial restaurada del siglo XVII.

Bahía de Portobello

Bahía de Portobello

En este sentido, los fuertes de Portobello junto al de San Lorenzo, situado en un acantilado sobre el río Chagres, forman las Fortificaciones de la Costa Caribe de Panamá, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980.

En la provincia de Colón es muy recomendable la práctica del ecoturismo en algunos de sus parques. Uno de ellos es el Parque Nacional de Portobello, el primero protegido del país, donde se accede a bosques de manglares y se avistan aves autóctonas. También es muy recomendable visitar Isla Grande, situada en el punto más al norte del istmo de Panamá, y disfrutar de sus aguas cristalinas y de sus arrecifes de coral. Isla Grande, además, es un sitio perfecto para degustar comida caribeña elaborada con leche de coco.

En Portobello viven los congos, descendientes de esclavos africanos que todavía conservan algunas costumbres y expresiones culturales como sus bailes y su música.

Congos de Portobello.

Coclé, en la Costa Pacífico

En la costa del Pacífico se encuentra la provincia de Coclé. Una de las localidades más visitadas es su capital, Penonomé, que tiene varios atractivos como la catedral San Juan Bautista, del siglo XVI, o el Museo de Penonomé situado en el casco antiguo y que hace un recorrido histórico por la ciudad desde la época indígena hasta la colonial. También en Coclé merecen la pena visitar los pueblos de La Pintada, dedicado a la elaboración del sombrero panameño o sombrero Pintao, y Antón famoso por su mercado de frutas y artesanía, donde se pueden comprar esculturas de piedra de jabón elaboradas por la etnia Ngöbe-Buglé o figuras de cerámica de estilo precolombino.

Por último, en el Valle de Antón, ubicado en el cráter del único volcán habitado del mundo, se puede hacer senderismo en los cerros La India Dormida o El Gaital. Aquí hay lugares de gran belleza como el chorro El Macho, una espectacular caída de agua de 35 metros que forma una piscina natural.

Más información en www.visitpanama.com

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

CERRAR