Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Hotel le Belvédere

Desde siempre Francia ha sido un lugar considerado romántico y el francés el idioma del amor. De cara a San Valentín 2012, algunos establecimientos de la región de Midi-Pyrénées han elaborado algunas ofertas para pasar este día cenando con champán a la luz de las velas y con el calor de la chimenea mientras nieva al exterior.

Escondido entre la vegetación, el Château de Larroque, situado a 55 km de Toulouse, es un palacete que permite a sus huéspedes disfrutar de inolvidables momentos románticos: pasear por el centenario parque y sus rincones escondidos, visitar los hermosos invernaderos o contemplar durante el desayuno la magnífica campiña del Gers. La chimenea del Château de Larroque, declarada monumento histórico, está encendida de manera permanente. El establecimiento ofrece cursos de cocina Gáscon, donde se puede aprender a hacer foie gras de pato y otras exquisitas recetas. El taller comprende tres horas en cocina, visita a una cebadura de pato, visita al Marché au Gras de Gimont y degustaciones.

El Relais de Castelnau, por su parte, está ubicado en uno de los pueblos más bellos de Francia, Loubressac, en un barrio acogedor. Este pueblo está cerca de Rocamadour, una villa medieval encantada, suspendida en su propio acantilado. La localidad de Gouffre de Padirac, cerca del Relais, esconde un tesoro en la profundidad de sus montañas; de hecho aquí se encuentra una maravilla de la arquitectura geológica moldeada por miles de millones de gotas de agua. Bajando a una profundidad de 103 metros, los visitantes podrán disfrutar de un paseo por el río subterráneo considerado una auténtica obra maestra de la naturaleza.

En Quercy Blanc, en el suroeste francés, se encuentra el Hotel le Belvédere, un verdadero paraíso por los amantes de la naturaleza y de los pueblos perdidos en el tiempo. El hotel se asoma al valle de Barguelonne, coronado por la ciudad medieval de Lauzerte, considerada una de las localidades más bellas de Francia. Cerca se encuentra el pueblo de Moissac, una etapa del Camino de Santiago francés y, a su vez, un lugar importante por el arte románico en Francia. Esta villa se integra en un paisaje donde predominan las viñas del Chasselas.

Por último, el Castillo de Labro, cerca de Rodez, está completamente sumergido en la paz y en la tranquilidad de los viñedos que lo rodean. Este lugar mezcla modernidad y romanticismo; decorado con un estanque con un encantador putti, el castillo cuenta con un spa con vistas al campo. Catorce habitaciones con encanto, un apartamento y una cabaña suspendida en las ramas de un viejo roble crean una atmósfera perfecta para pasar un fin de semana romántico. Los deportistas encontrarán en este sitio un lugar donde relajarse y practicar sus aficiones preferidas: cerca del Castillo de Labro está situado un campo de golf de 18 hoyos y varias pistas  de tenis. También es un sitio adecuado para practicar senderismo y ciclismo de montaña.

Más información de precios y establecimientos en: www.turismo-midi-pyrenees.es y  www.grandesparajes-midipyrenees.es.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies