Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Bodegas Portia

Esta Semana Santa puede ser la ocasión ideal para visitar la Ruta del Vino Ribera del Duero. La comarca se viste de tradiciones y religiosidad, regalando a los visitantes una experiencia inolvidable. Numerosas localidades combinan durante estas fechas la religión con ciertas costumbres populares.

En Aranda del Duero, capital de la Ribera del Duero, desfilan cinco hermandades. La ciudad es un destino de Interés Turístico Regional, gracias también a las numerosas procesiones, pasos y ceremonias que se desarrollan. Entre éstas destacan la Ceremonia del Descendimiento que tiene lugar el Viernes Santo y la Bajada del Ángel, el Domingo de Resurrección. La Bajada del Ángel es una de las fiestas más conocidas y emocionantes de la región. Un niño vestido de ángel desciende del interior de una bola suspendida en el aire por encima del paso de la Virgen María para anunciarle la Resurrección de Jesucristo, quitándole el velo negro que la cubre.

También la localidad de Peñafiel tiene sus atractivos. Sus Cofradías y Hermandades ofrecen un espectacular marco que descubre al visitante un profundo sentimiento religioso con la belleza de sus pasos. Una visita al Castillo de Peñafiel, que alberga el Museo Provincial del Vino, es obligatoria. El pueblo de Roa estrena esta Semana Santa cuatros carrozas que portarán los pasos. Los sayones forman parte de una antigua tradición de Roa: son los cánticos por excelencia de las dos procesiones del Jueves y Viernes Santo. Parte de la población encabeza la procesión con unos versos que relatan la historia de la Pasión y muerte de Jesús. Se aconseja además, visitar la Ex Colegiata y hacer un alto para disfrutar de las famosas torrijas, preparadas estos días.

El Domingo de Ramos es muy popular el pueblo de San Esteban de Gormaz, con la procesión y bendición de ramos y con la imagen de la Borriquilla como protagonista. El Vía Crucis de los Quintos tiene lugar el Miércoles Santo mientras que, el Jueves Santo, se celebra la procesión de la Santa Cena, el lavatorio de los pies y la adoración nocturna.

La larga y profunda cultura religiosa de la Ruta del Vino Ribera del Duero se refleja igualmente en una gastronomía regada por los vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero, convirtiéndose en una cita obligada para el viajero. Muchos son los platos creados en el respeto a la cuaresma, como ensaladas elaboradas a partir de pescado y guisos o potajes a base de garbanzos que forman parte del recetario tradicional. La nota dulce de estos manjares la componen los empiñonados, hojaldres, yemas y torrijas de Semana Santa.

La Ruta del Vino Ribero del Duero cuenta con 18 restaurantes y 39 bodegas tradicionales que dejarán un recuerdo único a sus visitantes.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies