Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Este 2011 celebré la entrada de año en Castel di Tusa, una pequeña localidad del norte de Sicilia. Tuve la oportunidad de conocer el norte de esta isla italiana como una siciliana más porque estuve viviendo con sicilianos y a la siciliana durante más de diez días. Puedo decir (y espero que nadie se ofenda) que Sicilia es un caos. Y lo digo con conocimiento de causa.

 Castel di Tusa

Castel di Tusa

Te puedes dar cuenta de lo encantadoramente caótica que es esta isla nada más llegar al aeropuerto. En mi caso aterricé en el Falcone-Borsellino, el aeropuerto de Palermo. Nada más salir de las instalaciones me dirigí a la agencia de alquiler de coches en una especie de lanzadera (navetta) de 20 plazas a la que subimos unas 30 personas equipajes incluidos, hacinados como cochinos y sorprendidos por el estresante recibimiento que nos había dado la isla italiana. Las oficinas de las diferentes empresas de alquiler de coche que hay en el aeropuerto están cerca por lo que el recorrido, afortunadamente, fue corto.

Sin duda la mejor manera de recorrer Sicilia es en coche, ya que te permite una gran libertad para poderte mover de una población a otra. Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, de Palermo a Siracusa hay unas cinco horas por carretera. Si se quiere conocer la isla entera hay que pasar, como mínimo, unos diez días y es aconsejable alojarse en dos hoteles en diferente ubicación ya que las distancias son considerables. Una cosa a tener en cuenta es que los sicilianos conducen fatal. Según nuestro punto de vista claro porque no circulan con la cortesía europea habitual. Hay que tener una premisa clara en Sicilia: el que primero llega, es el que primero pasa. Mucho cuidado cuando alquilen un coche ya que las posibilidades de que tenga un pequeño golpe son elevadas por lo que les recomiendo que contraten algún seguro adicional por si acaso.

En las oficinas de alquiler de coches del aeropuerto  me hice con un vehículo perfecto para circular por la isla, un Cinquecento (cómo no) y mapa en mano nos dirigimos hasta Castel di Tusa, a unos 70 km de Palermo, donde está ubicado el Hotel Atelier Sul Mare, que sería mi casa durante casi diez días.

Cefalù

Cefalù

Los alrededores del hotel Atelier Sul Mare son muy bellos pero a mi modo de ver destaca una población sobre todas ellas: ésta es Cefalù. Esta localidad marinera tiene dos lugares imprescindibles: su catedral y el Museo Mandralisca, situado en la calle del mismo nombre. El Museo Mandralisca fue creado por el Barón Mandralisca un verdadero mecenas de la cultura que vivió durante el siglo XIX. A su muerte donó toda su fortuna y colección artística al pueblo de Cefalù con la condición de que construyeran una escuela. La colección es muy amplia porque cuenta desde monedas antiguas hasta cerámica grecorromana, pasando por algunos cuadros de suma importancia como el famoso “Retrato d’Ignoto” de Antonello da Messina, uno de los pintores más destacados del Quattrocento. (Continuará…)

1 respuesta en este articulo

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies