Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Tokio en septiembre se llena de colores ocres y morados que inundan los jardines, parques y avenidas de la capital de Japón. Esta es una estación muy interesante para viajar a esta gran urbe asiática y descubrir tres de sus festivales más conocidos: el de las Castañas en el templo Ōkunitama, el del Santuario Nezujinja y el Shinagawa Shukuba Matsuri.

Gran Festival del Santuario Nezujinja

El Santuario Nezujinja es conocido por las más de tres mil azaleas que florecen en sus inmediaciones en primavera. Edificado a principios del siglo XVIII y con una arquitectura de estilo sintoísta, este edificio está considerado Patrimonio Cultural de la Nación. El Festival del Santuario Nezujinja, considerado como uno de los tres grandes festivales de Edo (nombre que tuvo Tokio hasta 1868), se celebrará entre los días 17 y 18 de septiembre y es, por su magnitud, un evento sin precedentes en su categoría. Los distritos de Edo participan con carrozas decoradas con motivos otoñales. Durante el festival tendrán lugar espectáculos de danzas Sanzanomai y Urayasu (parecida a la danza del vientre). Cerca del santuario se instalan puestos de venta con frutas para los asistentes.

Paisajes de Tokio en otoño

Paisajes de Tokio en otoño

Festival Shinagawa Shukuba Matsuri

En este evento se puede descubrir la cultura y tradición de Shinawaga, una región que fue antiguamente la principal parada en la llamada ruta Tokaido que era el camino más frecuentado que conectaba Tokio y Kioto durante el Período Edo (etapa de la historia de Japón que va desde el siglo XVII hasta mediados del siglo XIX). Se celebra cada año durante el último fin de semana de septiembre desde Yatsuyama a Aomono-Yokocho, a lo largo de dos kilómetros de la antigua ruta Tokaido. Durante estos días se puede disfrutar de un gran abanico de eventos como el desfile Edo Fuzoku Gyoretsu, que muestra la vestimenta tradicional de este periodo histórico;  el Oirandochu, donde bellas japonesas pasean por las calles; de un curioso concurso de hortalizas que organizan los comercios de la zona que invitan a los visitantes a llenar sus bolsas de forma gratuita; los monólogos callejeros conocidos como Tsuji-Rakugo; conciertos de Wadaiko (tambor japonés) o el divertido Kami-Shibai (teatro con figuras de papel).

Paisajes de Tokio en otoño

Paisajes de Tokio en otoño

Festival de las Castañas en el templo Ōkunitama

El Festival de las Castañas es la antigua celebración de otoño (sus inicios se remontan al año 1738) del templo sintoísta Ōkunitama. Tiene su origen en la danza ceremonial Daidaikagura, que procede de los seis templos de la antigua provincia de Musashi. Esta región era conocida por sus castañas de excelente calidad. Aquí se arraigó la costumbre de ofrecerlas como ofrenda al clan Tokugawa (uno de los más poderosos de Japón). El 27 de septiembre se celebra la ceremonia previa y, al día siguiente, el festival, en el que destacan las 260 lámparas de papel decoradas con diversos motivos que se encienden en las inmediaciones del templo iluminando el espacio mientras se hace de noche. Las castañas se pueden adquirir en los puestos al aire libre mientras se disfruta de este festival de otoño por excelencia al son del baile de los sables, conocido como Kagura.

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

CERRAR