Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Acantilados Moher

Telegénica. Éste es uno de los muchos adjetivos con los que se podría describir a Irlanda destaca. De hecho numerosos directores del cine se han fijado en sus localizaciones a la hora de llevar a cabo sus rodajes. “El hombre tranquilo”, “Braveheart”, “Salvar al Soldado Ryan”, o “Excalibur” son sólo algunas de las películas que se han ambientado en la Isla Esmeralda y que han llevado a la gran pantalla los paisajes, la atmósfera y los lugares históricos de Irlanda.

En 1952 se rodó en el pueblo de Cong, en el condado de Galway, “El hombre tranquilo”, la película que proporcionó a John Ford el cuarto Oscar de su carrera. Aquí se muestran algunos de los paisajes y atractivos de la isla: sus montañas verdes y su ambiente brumoso, su música o su sabrosa cerveza negra. Todavía hoy es posible visitar algunos lugares del rodaje como parte de una ruta por este condado caracterizada por muchos enclaves únicos: las ruinas de Cong Abbey, del siglo XVIII; el castillo de Ashford, antigua residencia de la familia cervecera Guinness; o el Parque Nacional de Connemara con sus dos mil hectáreas salpicadas de montes, lagos y praderas verdes típicas del país.

“Braveheart” se rodó también en la Isla Esmeralda y lleva esencia irlandesa entre sus fotogramas: el Castillo de Dunsoghly, en el Condado de Dublín; la Torre del Homenaje del Castillo King John, en Trim; la Abadía de Bective, en el Condado de Meath; y las montañas y los bosques del Condado de Wicklow. La hermosa naturaleza y los asombrosos paisajes irlandeses han contribuido a la espectacularidad de esta película. Lo mismo ocurre con el largometraje “Salvar al Soldado Ryan”, cuyo campo de batalla fue recreado en una playa irlandesa. Steven Spielberg rodó los primeros 30 minutos de la película en la Playa de Curracloe, en el Condado de Wexford, en cuyos valles se grabaron también otras escenas.

Otras producciones de gran éxito rodadas en Irlanda son: Michael Collins, ambientada en la Dublín monumental; Educando a Rita, en la que  Dublín y su Trinity College sirven de escenario para el romance entre Michael Caine y Julie Walters; Juego de Lágrimas, cuya escena del carnaval se desarrolla en Bettystown, en el Condado de Meath; Excalibur, rodada en los condados de Kerry, Tipperary y Wicklow; La princesa prometida cuyos escenarios son los Acantilados de Moher, en el Condado de Clare; y finalmente Once, en la que las calles de Dublín son el escenario a la intensa historia de amor entre los protagonistas.

Algunas producciones televisivas también se han rodado en Irlanda. Destacan Los Tudor, cuyo rodaje se centró en lugares como el Castillo de Dublín y el Parque Phoenix, y la alabada Juego de Tronos, rodada en algunos parajes de Irlanda del Norte como las Montañas Mourne, el bosque de Tollymore o el Castillo de Ward, en el Condado de Down.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies