Tusdestinos.net / Turismo y viajes

El invierno ya ha llegado al Valle de Arán (Val d’Aran), un destino en el que los visitantes pueden realizar un buen número de actividades ya sea vinculadas con el ocio, la gastronomía o el relax. La Val d’Aran es un lugar único que resalta por sus grandes y bellos prados rodeados de montañas, senderos infinitos, bosques tupidos y cumbres nevadas. ¿Queréis saber once motivos para visitar este destino catalán?

50 años de Baqueira Beret

Hablar de esquí en la Val d’Aran es hacerlo de Baqueira Beret. La conocida estación de esquí celebra esta temporada su cincuenta aniversario. Este año cuenta con 21 recorridos más que permiten pasar de los 120 km a los 146 km de pistas además de los 7 km de itinerarios. Dispone de un área esquiable de 2.166 hectáreas y un total de 35 remontes con una capacidad de transporte de 60.683 personas/hora.

Esquí en Baqueira Beret

Esquí en Baqueira Beret

Practicar heliesquí

En la Val d’Aran hay más de 30 lugares habilitados para practicar heliesquí donde los más atrevidos bajan por pendientes de nieve virgen tras acceder a las mismas con un helicóptero, un transporte que permite a cualquier visitante, incluso a aquellos con movilidad reducida, disfrutar de los atractivos del valle a vista de pájaro. Asímismo es posible sobrevolar los picos más altos como el Montarto, los lagos glaciares del circo de Colomès o de Saborèdo e incluso divisar el glaciar del Aneto.

Paseos por la nieve en raquetas

Pasear con raquetas de nieve es una actividad que se puede hacer durante el invierno en la Val d’Aran. En este sentido, Foment de Torisme Val d’Aran ha elaborado y señalizado los itinerarios de nieve además de aconsejar, por seguridad, contratar guías de montaña para disfrutar de esta actividad que pueden realizar incluso los niños.

Esquí de travesía

Otra actividad que está ganando adeptos en la Val d’Aran es el esquí de travesía, una experiencia que garantiza un intenso contacto con la naturaleza. De la mano de un guía, que permite la ascensión a cotas más elevadas, el visitante podrá conocer el destino.

Esquí en La Van d'Aran

Esquí en La Van d’Aran

Disfrutar de la nieve a caballo

En el Plan de Beret se pueden hacer varias actividades para practicar en pareja, con amigos o en familia. Una de ellas son los trayectos en trineo nórdico tirado por caballos autóctonos de raza hispano-bretona. La ruta se caracteriza por el profundo silencio del bosque, únicamente interrumpido por el sonido del trotar y los cascabeles de los caballos.

Practicar mushing

Una de las actividades más recomendables que se pueden hacer en la nieve es hacer una excursión con un trineo tirado por perros. Los huskys reciben a los participantes con gran alegría ya que saben que en breve salen a pasear. Se pueden realizar salidas de 30 minutos, 1 hora o incluso acceder al Refugi de Montgarri. También existe la posibilidad de hacer salidas nocturnas a la luz de la luna.

Excursiones en moto de nieve

También en La Val d’Aran varias empresas ofrecen salidas en moto de nieve en Montgarri y Banhs de Tredós. Se pueden realizar recorridos con guía desde el Plan de Beret hasta el Refugio de Montgarri y desde Salardú hasta Banhs de Tredòs.

Aguas termales en La Van d'Aran

Aguas termales en La Van d’Aran

Relax a altas temperaturas

En Val d’Aran y, sobre todo después de una jornada de esquí, es muy recomendable sumergirse en las aguas sulfurosas, como ya hicieron antaño los romanos, en algunos de los equipamientos que hay cercanos a los manantiales como las Termas de la Baronia en la población de Les o Els Banhs de Tredós en la Ribèra d’Aiguamòg, en la periferia del Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, que, situado a 1.740 metros, es el balneario más alto de Europa. Asimismo, prácticamente todos los hoteles de 4 y 5* e incluso algunos de 3* ofrecen saunas, jacuzzis y otros espacios para cuidar el cuerpo y la mente.

Disfrutar de la gastronomía aranesa

La cocina aranesa es exquisita y se puede probar en alguno de los más de 180 restaurantes que brindan la posibilidad de degustarla. Algunos de los platos más destacados de la cocina tradicional son la òlha aranesa o los patés y estofados de carne de caza, entre otros. En los últimos años han surgido algunas innovadoras propuestas de cocina de autor elaborada con productos autóctonos. Por último, en algunos pueblos de la Val d’Aran se pueden hacer de forma regular rutas de pinchos, en las que el visitante puede disfrutar de pequeñas raciones de la comida más exquisita de la zona.

Comprar productos artesanales

No hay que marcharse de la Val d’Aran sin comprar algunos de sus productos artesanales más típicos realizados con ingredientes de proximidad como los embutidos, los quesos, el paté o el cassís (licor de grosella).

Cultura en la Val

Las propuestas culturales de la Val d’Aran también son grandes atractivos. Por ejemplo, existe una red de museos sobre diversas temáticas además de quince iglesias románicas que muestran un vestigio cultural único de este enclave montañoso.

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies