Tusdestinos.net / Turismo y viajes


En Venecia, oculto detrás de una puerta señalada únicamente por la cabeza de un toro, se encuentra un mundo mágico de espejos, esculturas de vidrio, libros y objetos de época: se trata de Palazzina Grassi, primer hotel en italia de Philippe Starck, y miembro de Design Hotels™. El conocido diseñador francés fue elegido por Emanuele Garosci, hotelero y antiguo piloto de rallies, para crear un imaginativo hotel de cinco estrellas con 16 habitaciones y 6 suites-apartamento, un acogedor club privado sólo para socios y un sensacional restaurante.

Diseñada para lograr que los huéspedes se sientan como auténticos venecianos, esta antigua residencia del siglo XVI capta el encanto sofisticado, la magia y la belleza de la ciudad. Detalles italianos tradicionales, como el ladrillo expuesto, se combinan con un deslumbrante diseño contemporáneo que incluye muebles transparentes de vidrio y 9 obras de cristal de Murano realizadas expresamente por el artista Aristide Najean. El resultado es un lujoso hotel sobre el Gran Canal que conserva el aura y el encanto de una casa aristocrática veneciana.

Emanuele Garosci, creador de Palazzina Grassi, afirma: “Existía la necesidad en Venecia de algo nuevo, transgredir el concepto tradicional veneciano: la respuesta fue Starck. Palazzina Grassi es una especie de club privado, una combinación de hotel y espacios muy exclusivos donde los huéspedes pueden vivir como auténticos venecianos”.

La experiencia

Para disfrutar de una verdadera experiencia veneciana, Palazzina Grassi ofrece a sus huéspedes un servicio de recogida en una embarcación Celli de 1960. El registro se realiza a bordo y los huéspedes desembarcan directamente en el muelle privado del hotel. Los que prefieran un acceso más tranquilo por tierra pueden utilizar la entrada principal situada frente al Gran Canal. Independientemente de cual sea la entrada elegida, se da la bienvenida con una copa de prosecco (vino de Véneto). Una vez en el interior, los huéspedes congeniarán enseguida con el entorno gozando de las atenciones de un personal siempre dispuesto a satisfacer cualquier petición, desde cenas en casa de anticuarios a clases de cocina veneciana.

El desayuno puede servirse en cualquier momento y en cualquier espacio del hotel, lo que permite a los visitante disfrutar del variado interior de pasillos multicolores que van del rojo intenso al verde almendra, con enormes alfombras de vívidos colores y ladrillos venecianos expuestos recuperados de una antigua alquería.

Las habitaciones

Con vistas a los coloridos tejados de Venecia, las cálidas habitaciones poseen grandes espejos iluminados a contraluz, suelos de madera veneciana, baños de piedra natural y mobiliario hecho a medida, con espaciosos tocadores. Las camas de las suites-apartamento están situadas en el centro de la habitación y rodeadas por roperos transparentes de cristal, suaves alfombras y mesitas de centro realizadas en acero, ónice y feldespato. En lugar de la habitual guía de servicios para huéspedes, los visitantes pueden inspirarse en una lista que les aconseja comer bien, beber, leer y sucumbir a sus pasiones.

La gastronomía

El restaurante y bar PG’s, situado en la planta baja, ofrece una obra maestra de arte y diseño en forma de dos grandes mesas de comedor monolíticas de siete metros de largo, una realizada en mármol y otra con espejos reflectantes. El revestimiento de madera de caoba en las paredes, una iluminación suave y piezas únicas de vidrio veneciano completan un ambiente mágico. Los comensales tienen vistas a la cocina y a la barra, una moderna reinterpretación de la “cicchetteria” u “osteria” tradicional veneciana, un lugar de encuentro privilegiado y disfrutar de la gastronomía local.

El club G, que domina el Gran Canal, posee un íntimo comedor privado. Sus dos salas interconectadas disponen de un bar decorado con mosaicos de Murano de vibrantes tonos rojos, amarillos y plateados, ofreciendo un espacio cómodo donde los huéspedes se funden con la sociedad veneciana.

La ubicación

Situado en el corazón de Venecia, junto al Palazzo Grassi en el Gran Canal, Palazzina Grassi se alberga en un edificio del s. XVI, de 2.800 metros cuadrados, que fue en su día residencia de aristócratas. El hotel está muy próximo a los principales museos y galerías de arte, incluida la Colección Guggenheim y la Galleria dell’Accademia.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies