Tusdestinos.net / Turismo y viajes

De izquierda a derecha, Pep Palau (director del Forum Gastronòmic y padrino del Colectivo de Cocina La Ràpita Terres de l’Ebre), Pichi Alonso (ex futbolista del F.C. Barcelona y padrino de la Estación Náutica de Sant Carles de la Ràpita), Miquel Alonso i Herrera (alcalde de Sant Carles de la Ràpita) y Rosa Anglés (regidora de Turismo de Sant Carles de la Ràpita)Sant Carles de la Ràpita, el municipio de las Terres de l’Ebre donde la tierra abraza el mar, ha presentado hoy en Barcelona sus novedades turísticas para 2010. La región, reconocida por sus arroces y por los productos del mar, ha ido ganando peso en el plano turístico por su gastronomía y por su oferta de turismo activo. Además, este año se pondrán en marcha varias propuestas de promoción turística que serán claves para el municipio: la singular y única Ruta del Mejillón y de la Ostra, las más de 150 actividades que aglutina la Estación Náutica y el nuevo Colectivo de Cocina La Ràpita-Delta de l’Ebre.

El recién creado Colectivo de Cocina La Ràpita – Delta del Ebro, impulsado por la concejalía de Turismo de Sant Carles de la Ràpita, nace con el objetivo de promover de forma conjunta las dos principales actividades económicas de este municipio: el turismo y la gastronomía. El Colectivo agrupa a 15 restauradores de Sant Carles de la Ràpita y 14 productores agroalimentarios de las Terres de l’Ebre. Al entrar a formar parte de la plataforma gastronómica de los Colectivos de Cocina de Catalunya, la idea es fomentar nuevas estrategias de promoción para dar a conocer los principales valores gastronómicos de una tierra con mucho potencial.

Las Terres de l’Ebre en general, y Sant Carles de la Ràpita en especial, son tierras ricas en todo tipo de productos naturales, tanto del mar como de la tierra. En pleno Parque Natural del Delta, una de las zonas húmedas más importantes y extensas de Europa, se cultivan diferentes variedades de arroces y especies de moluscos como los mejillones y las ostras o crustáceos como las gambas o los langostinos están muy presentes. Hacia el interior, se pueden encontrar grandes extensiones dedicadas al cultivo de cítricos, campos de viñas y olivos milenarios presentes en la zona desde tiempos remotos, de los cuales se extrae aceite de oliva virgen y gran variedad de vinos de reconocido prestigio.

Con todo, en la gastronomía local están muy presentes todo tipo de arroces cocinados de diversas maneras. El marisco y el pescado fresco son también grandes protagonistas, destacando sobremanera algunas especies como los langostinos, los caracoles, las lubinas o las anguilas. Esto, unido al entorno natural único en conjunto, conforman en conjunto una gran oportunidad de practicar el Slow Food, un movimiento cada vez más universal y extendido. Frente al estrés generalizado del día a día en el que vivimos, Sant Carles de la Ràpita invita a tomarte el tiempo necesario para descubrir cada gusto, cada producto y cada historia ligada a los antepasados que han trabajado esta tierra y han extraído su esencia.

El mar y la montaña se abrazan para crear una ciudad única

Se suele decir que Sant Carles de la Ràpita es un lugar en donde la tierra se abraza al mar, y es que esta íntima relación está muy presente en todos los ámbitos de la vida de este rincón del Mediterráneo. Situada en el extremo sur del Parque Natural del Delta de l’Ebre, hablamos de una ciudad única entre el mar y la montaña. Además, cuenta con una nueva estación náutica, sin duda un lugar estratégico para visitar el Delta y todos sus atractivos naturales.

La Estación Náutica de Sant Carles de la Ràpita es una asociación de empresas, instituciones y colectivos que se han undido para ofrecer un amplio abanico de propuestas de ocio para disfrutar del municipio y del Delta de l’Ebre. Rutas, alojamientos, gastronomía, actividades y una variedad oferta de turismo activo, en donde se incluye la vela, el kayak, el kitesurf, el cicloturismo y el ecoturismo entre otros, conforman una propuesta variada y única, que además ofrece interesantes descuentos de cara a la próxima Semana Santa.

Sant Carles de la Ràpita se sitúa a lo largo de la bahía de los Alfacs, delimitada por la punta de la Banya y el Trabucador, en un espacio natural de 5.894 hectáreas de superficie, con una profundidad media de cuatro metros y máxima de seis, que configura uno de los puertos naturales más importantes de Europa. Para disfrutar de una actividad tranquila y relajante en la zona, la mejor opción es hacer una excursión marítima por la bahía. Las alternativas son múltiples: en barcos turísticos, alquilando pequeñas embarcaciones, con vela ligera o bien en veleros singulares.

Estas excursiones marítimas organizadas por las empresas de cruceros turísticos pasan también por uno de los lugares más emblemáticos de la bahía: el restaurante flotante conocido como El Chiringuito, donde se pueden hacer catas gastronómicas en pleno mar Mediterráneo. En este sentido, la singular Ruta del Mejillón y la Ostra es una singular opción para conocer los atractivos de la región ya que, además de visitar la bahía, se degustan estos preciados moluscos, uno de los símbolos culinarios de Sant Carles de la Ràpita.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes
Foto: De izquierda a derecha, Pep Palau (director del Forum Gastronòmic y padrino del Colectivo de Cocina La Ràpita Terres de l’Ebre), Pichi Alonso (ex futbolista del F.C. Barcelona y padrino de la Estación Náutica de Sant Carles de la Ràpita), Miquel Alonso i Herrera (alcalde de Sant Carles de la Ràpita) y Rosa Anglés (regidora de Turismo de Sant Carles de la Ràpita).

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies