Tusdestinos.net / Turismo y viajes


La normativa de la Unión Europea establece que cada año, el último domingo de octubre a las tres de la madrugada, los relojes deben atrasarse una hora para que sean las dos y aprovechar así la luz solar consiguiendo de esta forma gastar menos electricidad. Este año el cambio se realizará el 25 de octubre, y aunque a partir de ese día podremos dormir sesenta minutos más, el atraso de las manecillas del reloj traerá consigo una serie de efectos negativos sobre el organismo que sufrirán 4 de cada 10 españoles. El hecho de que, como cada año, el último domingo de octubre debamos retrasar una hora nuestros relojes (a las tres de la madrugada serán las dos) es una normativa de la Unión Europea destinada a aprovechar al máximo la luz solar y así ahorrar energía.

Según un estudio realizado por la empresa Adhoc para Philips, el 14% de la población valora este cambio como muy molesto y asegura que lo suprimiría. En cualquier caso, la mayoría (66%) considera que adaptar los relojes a las horas de luz es una medida efectiva y sólo los de más avanzada edad dudan de la eficacia de esta medida alegando que “lo que se ahorra por un lado, se pierde por otro”.

Un 35% de la población española confiesa que el cambio al horario al invierno les afecta negativamente. Las principales consecuencias que afirman sufrir son: alteraciones del sueño (23%), cansancio (21%) y dificultad para levantarse por las mañanas (20%). Las mujeres experimentan más cansancio que los hombres y los jóvenes son los que tienen mayor dificultad para despertarse.

A partir de ahora despertar será una experiencia placentera

Para combatir de forma más natural este cambio de horario, Philips nos ayuda con la nueva versión de su despertador Wake-up Light, el HF3470. Con un renovado diseño cilíndrico, esta lámpara – despertador, testada clínicamente, simula el amanecer dentro del dormitorio, aumentando gradualmente la intensidad de la luz treinta minutos antes de la hora que hayamos establecido para despertarnos.

Ocho de cada diez usuarios ha alabado la facilidad de uso de Wake-up Light gracias a su diseño intuitivo. Además, su nuevo diseño, más pequeño y con diferentes juegos de luces y placenteros sonidos para despertar, se adapta a la perfección al dormitorio, pudiéndose usar, incluso, como lámpara de lectura.

Efectos de la luz

La luz emite un mensaje al cerebro para que éste vaya reduciendo la producción de melatonina, la hormona de inducción al  sueño, y así facilitarnos un despertar suave y agradable. Además, Wake-up Light sustituye el tradicional sonido del despertador por el agradable canto de un pájaro o un leve pitido, que van aumentando gradualmente durante un minuto y medio, haciendo que el despertar resulte incluso más agradable y evitando un ‘amanecer’ brusco. Además, el nuevo Wake-up Light cuenta con sintonizador FM y altavoz integrado, con lo que también ofrece la posibilidad de despertarse escuchando las canciones o emisora de radio favoritas cada mañana.

La nueva versión del Wake-up Light de Philips (HF3470) ya está disponible en España, con un precio de 99,90 euros (IVA incluido).

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies