Tusdestinos.net / Turismo y viajes

www.andorra.adAndorra es uno de los estados más pequeños de Europa con una superficie de 468 km2, pero con una riqueza natural y cultural importante. El 10 por ciento del territorio es patrimonio de la UNESCO, pero en el país de los Pirineos se esconden más curiosidades como la recuperación vinícola, pese a su altitud, o el conjunto arquitectónico románico más pequeño del continente.

Andorra es un país para descubrir todo el año y que esconde curiosidades que le confieren una entidad y personalidad propias. No sólo por su superficie, ya que cuenta con 468 km2 de territorio, sino por una serie de particularidades que el visitante descubrirá a su paso. Una de las características del país es su composición política. Es el único país europeo que cuenta con dos jefes de estado que son el obispo de Urgell (Lleida) y el presidente de la República Francesa.

Y sin abandonar el mundo de la política, la Casa de la Vall, construido en 1850 y sede del Parlamento de Andorra, es el más pequeño del continente. Sin embargo, su patrimonio natural es de gran valor para el país de los Pirineos, ya que un 10% del territorio es declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, siendo la joya natural del país el Valle del Madriu-Perafita-Claror, aunque Andorra esconde parajes de interés medio ambiental.

De las reducidas dimensiones a la miniatura

La arquitectura es también uno de los legados históricos de Andorra. Conserva decenas de edificios románicos, aunque sus más de 40 iglesias son de reducidas dimensiones. Esto es debido a su orografía montañosa que determinó la naturaleza de estas bellas construcciones que se conservan en todo su esplendor.

Otra visita curiosa es la que puede realizarse en el Edificio Maragda (Ordino) en el Museo de la Miniatura, donde se encuentra la mayor colección privada de obras en miniatura y microminiatura de Nikolai Siadristyi. A través del microscopio puede apreciarse el trabajo realizado por este artista con oro, platino, semillas de frutas, granos de arroz y papel. Un curioso e interesante museo que no hay que perderse.

Vino de altura

La tradición vinícola de Andorra se ha recuperado en los últimos años a través de la Bodega Beal que se encuentra a 1.050 metros de altitud y, pese a las condiciones del terreno y la climatología, ha podido elaborar el vino de la región, el Cim del cel que ha obtenido importantes reconocimientos en el sector a escala internacional. Un peculiar país, a la vez que interesante.

Más información: www.andorra.ad

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies