Tusdestinos.net / Turismo y viajes


Bodegas Riojanas ha conseguido con su “Artacho 4M” cosecha 2008, una de las últimas creaciones que esta centenaria bodega ha lanzado al mercado, superar un reto tan importante como el saber conjugar la gran potencia frutal y floral del Tempranillo de la comarca riojana de la Sonsierra con el carácter amable y equilibrado que todo consumidor exige de un buen vino de Rioja. Es el resultado, culminado con éxito, del proyecto que hace ahora un par de años puso en marcha Bodegas Riojanas al recuperar como marca el histórico apellido familiar “Artacho” para bautizar con él un vino tinto de estilo moderno, capaz de expresar toda la fuerza de su juventud con la madurez que le aporta una corta estancia en madera de roble.

“Artacho 4M” cosecha 2008 procede exclusivamente de uvas de la variedad Tempranillo de la localidad de San Vicente de la Sonsierra, donde Bodegas Riojanas construyó unas modernas instalaciones de elaboración hace una década. La gran personalidad vinícola de la comarca, en la que predominan suelos arcillo-calcáreos ideales para el cultivo del Tempranillo, otorga un carácter propio a este vino, que fue concebido con criterios de alta calidad desde su origen, tanto en la selección rigurosa de las uvas, como en la tecnología aplicada en su elaboración, orientada a desarrollar las mejores características de dichas uvas, con remontados selectivos, control de temperatura de fermentación, microoxigenación, etc.

Pero la principal particularidad en la elaboración de “Artacho 4M”  cosecha 2008 consiste en que realizó la fermentación maloláctica durante cuatro meses en barricas nuevas de roble. Esta práctica de elaboración fue habitual en Bodegas Riojanas en tiempos pasados, cuando tras la fermentación alcohólica en tinos era normal sacar los vinos a barricas, manteniéndolas con la boca superior cerrada con tapones de cristal hasta el final de primavera, en que se trasegaban.

Esta recuperación de una técnica antigua ha permitido la creación de un vino moderno, adaptado a las demandas actuales de un consumidor joven. Un vino al que la barrica aporta mayor finura, transformando taninos verdes, duros y reducidos propios de un vino joven en amables y estructurados, al tiempo que se resaltan los aromas originales de la uva y el afrutado más natural, con tonos de violetas, regaliz, compotas y vainilla. Todo ello lo hace muy fácil y grato en boca, con un final lleno de frutosidad, gustoso y duradero.

“Artacho 4M” cosecha 2008 resulta igualmente un vino muy versátil para combinar con un amplio abanico de platos y ofrece una excelente relación calidad-precio, ya que su precio aproximado en punto de venta se sitúa en torno a los cinco euros botella.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies