Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Este “bar con cocina”, situado en el barrio madrileño de Chamberí, muy cerca de la Plaza Colón, está permanentemente abierto como lugar de encuentro y de reunión en el que se puede comer todos los días a cualquier hora. El propio menú tiene señalados como “a todas horas”, aquellos platos que se pueden pedir durante todo el día. El horario es de las 8h30 hasta las 3h de la madrugada jueves, viernes y sábado. De domingo a miércoles, el cierre es a las 12 de la noche. Se trata de un local simpático y fresco donde se sirven desayunos, comidas y platos del día, cenas, cócteles, vinos y copas.

Tómate…

El Bar Tomate basa su carta en platos mediterráneos, fundamentados en productos muy frescos y de calidad, y que se han agrupado en distintas categorías: Tómate a todas horas, las propuestas para picar en cualquier momento del día, como las alcachofas fritas, las patatas buthán o los espárragos en tempura con sala romesco; Tómate del horno de leña, platos tan sugerentes como los tomates enteros y semidulces, el carpaccio de ternera al horno con hierbas del campo o, ¿por qué no?, una pizza, como la de fontina, trufa negra y rúcula; Tómate un ligero verde, las combinaciones más ligeras incluyen el tomate con agua de mar y atún en escabeche y la ensalada de berros, chatka, manzana y jengibre; Tómate un fijo de la semana, entre los platos del día está la sopa de payés del miércoles y los canelones trufados y gratinados; y para los que quieren algo más tradicional de la casa, Tómate un clásico del Grupo Tragaluz, como el roast beef con salsa de champiñones.

Bar Tomate, del Grupo Tragaluz, abre en Madrid

Bar Tomate, del Grupo Tragaluz, abre en Madrid

Rosa María Esteva y Tomás Tarruella fundaron el primer restaurante del Grupo Tragaluz, el Mordisco, en 1987. Con la última apertura en Madrid, y junto a su nuevo socio Perico Cortés, han creado un nuevo concepto con el Bar Tomate. El Grupo, que se ha guiado siempre por la intuición, busca en cada apertura crear nuevos ambientes y diferentes formas de comer.

Interiorismo

El local original, con planta en forma de ele, disponía de dos zonas muy diferenciadas en estética y uso. El espacio que da a la calle y resulta más luminoso era el comedor principal, mientras que la otra parte, mucho más oscura, era la zona para tomar copas por la noche. Una de las principales ideas del nuevo proyecto, realizado por Sandra Tarruella, era unificar los dos espacios, algo que se ha conseguido con la unión mediante una estantería de casetones de hormigón a la que se le ha cambiado su uso original para convertirla en un almacén a la vista de aspecto industrial. Este elemento dinamiza el espacio e involucra al cliente del proceso de preparación de los alimentos. El interiorismo parte de la experiencia del restaurante Cuines de Santa Caterina, local del Grupo Tragaluz en Barcelona, donde la introducción de este almacén a la vista ayudó también a dar un aspecto más desenfadado y vital.

El Bar Tomate toma su personalidad informal, dinámica y natural del original collage de materiales y texturas de sus interiores. Las dos áreas, ahora convertidas en comedor, comparten este nuevo interiorismo con mobiliario recuperado y heterogéneo. Se han utilizado mesas de tablones viejos, sobres de cuero recuperado de antiguas máquinas, sillas de distintos modelos de los años 50 y moldes de piezas industriales.

Bar Tomate, del Grupo Tragaluz, abre en Madrid

Bar Tomate, del Grupo Tragaluz, abre en Madrid

La iluminación también ayuda a crear este espacio heterogéneo. Todos los modelos de lámparas de suspensión son modelos distintos, recuperados algunos, de materiales reciclados otras y algunas tomando inspiración de apliques de Jean Prouvé. La estantería a su vez se convierte en una gran lámpara, utilizando algunos casetones para ubicar bombillas incandescentes de un modo desordenado. La instalación eléctrica y la de aire acondicionado se dejan vistas sobre el fondo de un techo acústico metálico para potenciar este carácter industrial. El acceso del restaurante se hace a través de un vestíbulo abierto que da a la calle. Este espacio se ha potenciado con un cerramiento de hierro tipo invernadero y vegetación natural. Esto potencia la sensación (desde dentro del local) de jardín y de fresco, junto con el expositor de verduras ubicado en el fondo.

Otro elemento utilizado para potenciar la actividad del restaurante y crear un foco de atención es la cocina a la vista al final del restaurante. La cocina de preparación de fríos, el almacén de verduras y frutas como fondo y un horno de pizzas ayudan, junto con la despensa de la estantería, a mezclar los espacios de uso interno con los que disfruta el cliente.

Horarios
Abierto todos los días.
De 8h30 a 12h00 de domingo a miércoles.
De 8h30 a 03h00 jueves, viernes y sábado.

Precio medio
30/35 euros

Dirección y teléfono
c/ Fernando El Santo, 26
28046 Madrid
Tel. 917 023 870

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies