Tusdestinos.net / Turismo y viajes


Si decide pasar la Nochevieja en Río de Janeiro disfrutará de uno de los espectáculos de fuegos artificiales más impresionantes del mundo. Conviene que se lleve ropa blanca para esa noche, así es como irán vestidas las más de dos millones de personas que se espera que reciban el año en la playa de Copacabana en Río. La Ciudad Maravillosa, Río de Janeiro ya está preparada para la última noche del año, el Réveillon o Nochevieja, una de las expresiones más importantes del país, donde se espera la llegada de cerca de dos millones de personas provenientes de todas partes del mundo.

El Réveillon se celebra de manera especial en la playa de Copacabana, a lo largo de sus cuatro kilómetros se puede ver uno de los mejores espectáculos de pirotecnia artificial del mundo. Los fuegos son lanzados desde barcazas atracadas en el agua y se prepara a la gente, vestida de blanco de pies a cabeza, con una cuenta atrás que anima a celebrar los últimos segundos del año y primeros del nuevo, con gran alborozo. Las celebraciones continúan con conciertos de música en directo y baños en el mar.

La conquista de las Olimpiadas de Río 2016, será uno de los temas de la gran fiesta: durante los tradicionales fuegos artificiales, el momento “Brasil, viva esta pasión” durará un minuto y veinte segundos, del total de quince minutos de espectáculo de luz, sincronizado con banda sonora.

Cualquier destino del país será una buena alternativa para recibir al nuevo año, ya que el Réveillon es una tradición importantísima para el pueblo brasileño. Aunque cabe destacar las ciudades de Fortaleza, Recife, São Paulo y Florianópolis como algunos de los destinos que realizan la fiesta del Réveillon más a lo grande.

Algunas costumbres divertidas de los brasileños para alcanzar sus deseos son estas: para obtener dinero se deben chupar siete semillas de granada en la cena de fin de año, envolverlas en un papel y guardarlo en el billetero en año nuevo. Para atraer la pasión se debe usar ropa interior de color rojo o rosado. Para tener un año tranquilo hay que subirse al vaivén de un barco y bajarse con el pie derecho en los primeros momentos del año. Y, por último, conviene comer tres uvas a media noche para tener el derecho de pedir un deseo por cada una de ellas.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies