Una alternativa muy interesante para pasar unas vacaciones en familia es hacer el Camino de Santiago, una experiencia que los más pequeños van a recordar toda su vida y que les permite, además, pasar tiempo de calidad con sus padres. El Camino Francés es el más recomendable para una primera ruta jacobea con los niños por varias razones: las etapas tienen perfiles suaves (a excepción de alguna de montaña como la entrada en Galicia por O’Cebreiro), hay más alojamientos por si los peques se cansan antes de lo previsto y es el más transitado (nunca se sabe si vamos a necesitar la ayuda de alguien en cualquier momento).

Una buena opción para disfrutar del Camino de Santiago es hacerlo en familia

Una buena opción para disfrutar del Camino de Santiago es hacerlo en familia

Aunque hay quien se anima a hacer la ruta jacobea con niños a partir de tres años (carrito mediante), lo mejor para recorrer la senda del Apóstol es que los pequeños tengan un mínimo de ocho ya que es la edad óptima y recomendada para que los churumbeles puedan seguir el ritmo y vayan como una flecha recorriendo senderos. Pero, antes de empezar esta aventura, hay que entrenar. De la misma manera que los adultos han de ponerse en forma para afrontar el Camino, los reyes de la casa también han de prepararse física y mentalmente para ganar fondo.

Hacer caminatas es un buen entrenamiento para prepararse para el Camino de Santiago

Hacer caminatas es un buen entrenamiento para prepararse para el Camino de Santiago

Lo mejor es que los niños (y los adultos) comiencen dos meses antes a hacer pequeñas excursiones (si puede ser por terrenos similares a los que se van a encontrar en el itinerario) e ir aumentando progresivamente el tiempo y los kilómetros para afrontar la ruta jacobea totalmente en forma. Dichas salidas se han de hacer con una pequeña mochila que no pese mucho para que se habitúen a cargar con ella y en la que portarán lo imprescindible. El hecho de llevar su propio equipaje les hace muchísima ilusión ya que se sienten como un peregrino más. Por último, otro consejo fundamental es que se adapten al calzado antes de empezar el Camino de Santiago para evitar posibles rozaduras y ampollas, dos motivos de peso que desaniman a un niño a seguir caminando.

Muchas familias optan por hacer el Camino de Santiago en sus vacaciones

Muchas familias optan por hacer el Camino de Santiago en sus vacaciones

No hay que dejar espacio a la improvisación si se quiere realizar la ruta jacobea en familia por lo que es muy importante hacer una planificación de las etapas que se vayan a ejecutar y tener un plan B por si los peques se agotan. La mayoría de los tramos se van a hacer a pie pero quizás algunos de ellos se realicen en coche por lo que se deben programar algunos traslados o, por lo menos, tenerlos previstos en el planning. Aunque los niños de ocho años soportan un esfuerzo superior y son más maduros para afrontar la experiencia es básico que los recorridos sean más cortos y hacer paradas cada hora para descansar, hidratarse o tomar algo de alimento para retomar fuerzas. Además hay que evitar las horas centrales del día por lo que es mejor madrugar y llegar al mediodía a la meta para pasarse toda la tarde descansando y jugando. No hay que olvidar que son niños y en algún momento tienen que evadirse a su manera.

A muchos niños les hace ilusión llevar un pequeño bastón con la concha del peregrino

A muchos niños les hace ilusión llevar un pequeño bastón con la concha del peregrino

Una buena motivación para que los niños hagan el Camino de Santiago es saber que van a recibir una recompensa y en este caso no va a tener forma de chuche sino de Compostela, pero para ello han de hacer los últimos 100 kilómetros para poder obtener así la credencial de peregrino. Por este motivo un buen trayecto para iniciarse en la ruta jacobea en familia es hacerlo desde la localidad gallega de Sarria. Esta población lucense suele ser el inicio del peregrinaje para caminantes poco avezados ya que los tramos no son excesivamente difíciles salvo algunas rampas y subidas con bastante pendiente. Además en estas etapas hay muchos restaurantes y todo tipo de alojamientos que siempre son un buen comodín por si los niños necesitan descansar o hacer un pequeño receso.

Muchos niños hacen el Camino de Santiago con sus padres

Muchos niños hacen el Camino de Santiago con sus padres

En los últimos 100 kilómetros del Camino Francés se encuentran pueblos como Portomarín, cuyo puente romano sobre el Miño invita a miles de aventuras. Los peques escuchan embobados la historia de la iglesia de San Nicolás que tuvo que ser trasladada piedra a piedra por la construcción del embalse de Belesar, que anegó la antigua villa de Portomarín. Otro concello que merece la pena descubrir es el de Melide, considerado el centro geográfico de Galicia, donde confluyen el Camino Francés y el Camino Primitivo en la Plaza del Convento. Esta población coruñesa, donde está el cruceiro más antiguo de esta Comunidad Autónoma (siglo XV), es perfecta para que los niños degusten platos de la gastronomía gallega como el tradicional pulpo a feira o las ricas empanadas, manjares que devoran sin piedad tras una jornada de caminata. Aparte de pueblos con encanto, el camino atraviesa pequeñas aldeas a través de pistas forestales custodiadas por fabulosos robledales y bosques de eucalipto.

¡Qué rico sabe un trozo de empanada después de una jornada de caminata!

¡Qué rico sabe un trozo de empanada después de una jornada de caminata!

La meta ya está cada vez más próxima sobre todo desde que se vislumbra por primera vez la Catedral de Santiago desde el Monte do Gozo. Este es un momento emocionante para los más pequeños que ven cómo su recompensa se acerca gracias al esfuerzo que han realizado durante unos días y que se materializa una vez que llegan a la Plaza del Obradoiro. El Camino de Santiago es una experiencia única y hacerlo en familia crea unos vínculos muy especiales e inolvidables.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies