Castelló (Castellón) de la Plana es una ciudad mediterránea que tiene mucho que ver y muchas actividades que hacer. La capital más septentrional de la Comunitat Valenciana destaca por un casco antiguo cómodo y amigable, con una variada oferta cultural, gastronómica y comercial; un distrito marítimo –el Grao– donde degustar los frutos del mar; y 300 días de sol para relajarse en las playas cualquier época del año que invitan a acercarse a Castelló de la Plana y disfrutarla con los cinco sentidos.

Grao de Castelló de la Plana

Grao de Castelló de la Plana. Foto Manel Antolí.

Aunque se asiente en el llano (en esa Plana que le otorga muy ufana su apellido) la historia de Castelló se gestó en lo alto de una colina: el cerro de la Magdalena, presidido por un castillo de origen árabe, el Castell Vell, y una ermita. Esta construcción fue conquistada por el rey Jaime I en el año 1233, pero las duras condiciones de vida de aquella zona hicieron que, una vez en poder de los cristianos, el monarca accediera a su traslado. Y allí, en la alquería de Benirabé, lugar mucho más llano y fértil, la ciudad fue creciendo y consolidándose a orillas del Mediterráneo.

Plaza Mayor de Castelló de la Plana, corazón de la ciudad

Sumergirse en el casco antiguo de Castelló de la Plana es disfrutar de su esplendor medieval que dejó huella en las principales atracciones turísticas diseminadas alrededor de su corazón: la plaza Mayor. En ella conviven armoniosamente varios monumentos: el ayuntamiento, que reside en un palacio de estilo neoclásico; la Concatedral de Santa María, de estilo gótico; y, por último pero no menos importante, el Mercado Municipal.

Concatedral de Santa María, interior

Interior de la Concatedral de Santa María de Castelló de la Plana. Foto Manel Antolí

Pero, sobre todo, en este lugar destaca el gran símbolo de la ciudad: El Fadrí. Esta torre-campanario octogonal de 58 metros cuenta con 11 campanas que han servido para anunciar a lo largo de la historia los más importantes acontecimientos de la ciudad.

El Fadrí, Castelló de la Plana.

El Fadrí, la torre más emblemática de Castelló de la Plana. Foto Manel Antolí

Arropando la plaza Mayor se encuentran otros lugares de Castelló de la Plana de recomendada visita: la Lonja del Cáñamo, actualmente sede universitaria; el Casino antiguo, ubicado en un palacio del siglo XVIII; el Teatro Principal, del siglo XIX; el Museo de Etnología, que ocupa en la actualidad una casa señorial, o el Palacio Episcopal, de estilo neoclásico y que data del siglo XVIII.

Teatro Principal de Castelló de la Plana

Teatro Principal de Castelló de la Plana. Foto Manel Antolí

Castelló de la Plana es también como un gran museo al aire libre, con 111 esculturas repartidas en ocho rutas urbanas que hacen de los paseos una invitación a la reflexión; y decenas de fachadas pintadas convierten sus edificios en inmensos lienzos.

Esculturas en Castelló de la Plana

Esculturas en Castelló de la Plana. Foto Manel Antolí

Y para oxigenarse, nada mejor que dar un relajado paseo por cualquiera de su docena de parques y jardines, entre los que destaca el de Ribalta, en el corazón de la ciudad, junto a los modernistas edificios de la Farola.

Castelló de la Plana mira al mar en el Grao

Dos grandes avenidas constituyen la majestuosa pasarela hasta el distrito marítimo de Castelló de la Plana, el Grao, un espacio de ocio ciudadano donde cohabitan en perfecta armonía el Real Club Náutico, el puerto comercial, el pesquero y la lonja, que nutre a la cocina castellonense con sus frutos del mar, base de su plato estrella: el ‘arrocito de Castelló’.

Grao de Castelló de la Plana

Castelló de la Plana mira al mar a través de El Grao. Foto Manel Antolí

Y frente al Grao se alza una maravilla natural: las islas Columbretes, cuatro grupos de pequeños islotes volcánicos con un valioso fondo submarino.

Playas de Castelló de la Plana

Sus 4 kilómetros de playas están repartidas en tres arenales: el Pinar, Gurugú y Serradal, todas ellas con bandera azul. Y del mar… de nuevo a la montaña, a los orígenes, para disfrutar de dos maravillosos parajes naturales: el Desierto de Las Palmas, compartido por varios municipios y que alberga varios castillos; y la Magdalena, cuya ermita acoge una multitudinaria romería, el tercer domingo de Cuaresma, que supone el momento culminante de las fiestas mayores de esta ciudad de la Comunitat Valenciana.

Playa del Pinar Castelló de la Plana

Playa del Pinar Castelló de la Plana. Foto Manel Antolí

Más información de Castellón en su web de información turística.

Dejar un comentario

7 + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies