Ciudad Real es la provincia con más espacios naturales protegidos de la península ibérica para ver por lo que es perfecta para visitar zonas rurales y dar paseos al aire libre. Este destino de Castilla La Mancha propone al viajero cuatro lugares ideales para practicar ecoturismo y disfrutar de su patrimonio medioambiental. Estos son los siguientes: el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, el Parque Nacional de Cabañeros, las Lagunas de Ruidera y el Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona.

Parque Nacional de las Tablas de Daimiel

El humedal conocido como Las Tablas de Daimiel, tesoro natural de Ciudad Real, es el último representante de un ecosistema denominado tablas fluviales, tan característico hace años de la llanura central de la Península Ibérica. Esta formación compleja se produce por el desbordamiento de los ríos Guadiana y Cigüela en su confluencia y está favorecido por la escasa pendiente en el terreno. En Las Tablas de Daimiel se ha desarrollado una potente y característica cubierta vegetal que constituye un excepcional hábitat para toda la fauna ligada al medio acuático. Por este motivo es un destino perfecto para los amantes de las aves y para aquellos que quieran disfrutar de un romántico atardecer desde sus plataformas y miradores.

Las Tablas de Daimiel

Las Tablas de Daimiel

Con su declaración como Parque Nacional en el año 1973 se dio un gran paso en la conservación de uno de los ecosistemas más valiosos Castilla La Mancha. El espacio llamado Las Tablas de Daimiel es Reserva de la Biosfera desde 1981 y está incluido dentro de la Convención Ramsar desde el año 1982.

Parque Nacional de Cabañeros

El Parque Nacional de Cabañeros es perfecto para disfrutar del bosque y observar impresionantes especies animales. Este privilegiado paraje ubicado en las provincias de Ciudad Real y Toledo fue declarado Parque Nacional en 1995. Ya en el año 1988 se convirtió en Parque Natural por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha por la presión popular para evitar que se transformara en una zona de entrenamiento del ejército. Cabañeros es una amplia reserva agreste poblada de especies mediterráneas. Está catalogado como Zona de Especial Protección para Aves y Lugar de Interés Comunitario. Aquí las encinas, los alcornoques y las peonías se entremezclan con buitres negros, linces ibéricos, ciervos, corzos y gamos. Sus valores naturales están ligados al monte mediterráneo, uno de los mejor conservados de la península, mientras que sus valores culturales están vinculados a las chozas que usaban pastores y carboneros como refugio y que dan nombre a la zona: cabañeros.

El Parque Nacional de Cabañeros es perfecto para escuchar la berrea de los ciervos

Entre mediados de septiembre y mediados de octubre, los ciervos entran en celo e intentan atraer a las hembras con impresionantes sonidos guturales en un desesperado grito amoroso. La berrea o brama llega así al Parque Nacional de Cabañeros siendo los mejores momentos del día para captar este espectáculo sonoro durante el amanecer o el anochecer. El acceso al Parque Nacional de Cabañeros es libre y gratuito a todos los centros y rutas a pie, excepto las rutas de Gargantilla a las que solo se puede acceder con un guía del Parque previa reserva. Las visitas 4×4 tienen una tarifa pública en función de la duración de la visita, con precios reducidos para niños y grupos especiales

Parque Natural Lagunas de Ruidera

Las Lagunas de Ruidera es el nombre de un impresionante paraje de gran belleza situado en los límites de las provincias de Ciudad Real y Albacete. Está formado por un complejo sistema lagunar de quince estanques y está considerado como uno de los espacios naturales húmedos más interesantes y bellos de la Península por las caídas de agua que encadenan unas lagunas con otras. Estas no dejan de ser el drenaje natural de una buena parte del acuífero del Campo de Montiel.

Las Lagunas de Ruidera

Las Lagunas de Ruidera conforman un área especial para las aves siendo las especies más comunes el aguilucho lagunero, el ánade real y el pato colorado, entre otros. En el Centro de Visitantes dan recomendaciones sobre este espacio protegido: itinerarios, consejos y zonas de baño o pesca, senderos. Su sala de exposiciones permite entender sus atractivos geológicos además de dar información sobre su fauna y flora por medio de paneles de información, acuarios y maquetas. Asimismo tiene un jardín botánico con los árboles y arbustos más interesantes y representativos de este espacio natural.

Son apasionantes las actividades que se pueden realizar en este paraje: disfrutar de una agradable caminata alrededor de alguna de las lagunas, bañarse en ellas o recorrerlas en piragua hasta acercarse al hundimiento o al castillo de Rochafrida son algunas de las más populares. También recordar algunos de los capítulos del Quijote, sobre todo la aventura que discurre en la Cueva de Montesinos, recorriéndola acompañados de un guía experto.

Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona

El Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona es uno de los espacios del territorio castellano manchego que cuenta con un excelente grado de conservación de sus ecosistemas. Aquí se puede realizar un gran número de actividades como recorrer senderos trashumantes, asombrarse ante abrigos de arte prehistórico de 4.000 años de antigüedad, disfrutar de sus robledales y de los sonidos de los ciervos en época de celo o contemplar los poblados mineros que los romanos no desaprovecharon, entre otras actividades.

El Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona da cobijo a más de 275 especies de vertebrados (seis de ellas catalogadas en peligro de extinción) como el buitre negro, el águila imperial ibérica, el águila perdicera o el lince ibérico, entre otros que habitan en un espacio con más de 1065 especies vegetales, 65 de las cuales corresponden a flora amenazada. Algunos lugares del Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona son emblemáticos como la encina milenaria, bajo cuya copa podrían refugiarse hasta mil ovejas o el roble el Abuelo, señorial ejemplar rodeado de madroños.

Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona

Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona

Engloba además espacios naturales como los Monumentos Naturales de Los Castillejos Volcánicos de la Bienvenida, el Volcán de Alhorín, y la Laguna Volcánica de La Alberquilla, además de las Microrreservas del Túnel de Niefla, de la Mina de los Pontones, del Refugio de Quirópteros de Fuencaliente, y parte de los Túneles del Ojailén.

La provincia de Ciudad Real es, sin duda, naturaleza para recordar.

Más información: www.turismociudadreal.com

Dejar un comentario

1 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies