Tusdestinos.net / Turismo y viajes

El esperado Crosby Street Hotel, el miembro más reciente de Design Hotels™ en el continente americano, acaba de abrir sus puertas. Ésta es la primera aventura en ultramar para el equipo formado por Tim y Kit Kemp, propietarios de Firmdale Hotels, con sede en Londres. Conocida por yuxtaponer géneros, mezclando épocas y combinando piezas antiguas con tecnología punta, Kit Kemp, propietaria y diseñadora sigue sus propias reglas. Kemp ha creado 40 diseños heterogéneos para 86 habitaciones y suites, creando un hotel diferente a cualquier otro de la ciudad de Nueva York. Este establecimiento de 11 plantas se concibió desde el primer momento con la intención de conseguir la certificación LEED Gold (Liderazgo en energía y diseño ambiental): el resultado es una joya de lujo ecológico en el corazón del vivaz SoHo de Nueva York.

Espacios agradables: Interiores y exterior

A pesar de tratarse de un edificio de nueva construcción, el Crosby Street Hotel se integra perfectamente en la estética industrial del siglo pasado que caracteriza al vecindario. La minimalista fachada de ladrillo, piedra y vidrio rinde homenaje al paisaje urbano circundante, mientras que los grandes ventanales cuadriculados son un guiño al característico estilo loft del SoHo. Al igual que sus hermanos londinenses, como el encantador y discreto Number Sixteen o los favoritos de los famosos The Soho Hotel y Haymarket Hotel, el nuevo Crosby Street Hotel está llamado a ser un nuevo centro social de la vida neoyorquina.

Crosby Street abre sus puertas en Nueva York

Crosby Street abre sus puertas en Nueva York

El Crosby Bar ofrece suculentos platos a cualquier hora del día y es un punto de encuentro ideal para desayunos, almuerzos y cenas. En el huerto del tejado se cultivan productos estacionales como fresas, tomates heirloom y lechugas. Además, se destinará anualmente un área del huerto a un gallinero con capacidad para 10 gallinas. Además, un patio proporciona un oasis verde para comer al aire libre. Los huéspedes que deseen conectar con el sofisticado “english flavour” pueden disfrutar del té de la tarde, y aquellos que anhelan un “momento neoyorquino” pueden salir al jardín escultórico con un cóctel “Cosmo” o “Manhattan”. Bajando las escaleras de roble del vestíbulo se accede a un área para eventos privados. Un área de recepción abierta y colorista con luminosas pinturas de Peter Rocklin conduce a tres salas de reuniones y comedores privados interconectados. La Screening Room del Crosby Street Hotel, una ultramoderna sala de cine privada, es un llamativo espacio con 99 sillas Poltrona Frau de cuero naranja y paredes acolchadas con lana violeta.

El concepto del diseño: idiosincrática elegancia

Descaradamente colorido y ecléctico, el estilo personal de Kit Kemp da en el blanco del equilibrio perfecto entre clasicismo y modernidad, elegancia y confort. Cada uno de sus espacios resulta memorable y no hay dos habitaciones que se parezcan entre sí. La inspiración para esta efusiva creatividad procede de las obras de arte originales seleccionadas entre la colección de trabajos de artistas internacionales que posee Kemp. El punto de partida para cada nuevo esquema de hotel suele ser una obra inusual, siendo esculturas y pinturas una constante en los inmuebles Firmdale. Así pues, no sorprende que la pieza central del vestíbulo sea una escultura de acero de Jaume Plensa, de más de tres metros de altura, que representa una cabeza humana creada a partir de las letras del alfabeto. Pero no espere que el estilo inglés original de Kemp se haya trasladado al otro lado del Atlántico: el Crosby Street Hotel consigue un estilo característicamente americano sin renunciar a sus raíces británicas. Los muebles, las telas y los acabados son americanos en su mayor parte, encargados a diseñadores nacionales como Galbraith & Paul, artesanos de Philadelphia que han creado muchas de las telas estampadas a mano.

Habitaciones y Suites

86 espaciosas habitaciones y suites diseñadas individualmente, muchas de ellas con espléndidas vistas del centro de Manhattan, completamente equipadas con un televisor LCD de pantalla plana, reproductor de CD/DVD, base de conexión para iPod, WiFi, surtido mini-bar y caja fuerte personal. Los cuartos de baño se han realizado en granito gris claro, roble y vidrio; están equipados con duchas de efecto lluvia y, algunos de ellos, disponen incluso de bañeras de gran tamaño. Miller Harris ha creado los productos de baño exclusivamente para el hotel. Una verdadera pradera silvestre americana, compuesta por más de 50 plantas ornamentales nativas, se ha plantado en la terraza de la habitación 203, conocida cariñosamente como la “The Meadow Suite” (la suite de la pradera). Aunque sólo puedan acceder a ella los huéspedes que reserven la habitación, la pradera proporciona a todos los huéspedes una relajante vista. Las plantas ornamentales florecerán en etapas a lo largo de las estaciones, creando un espacio verde colorido y vivaz. Éste no es el único atractivo ecológico del hotel: el Crosby Street espera conseguir la certificación LEED Gold que otorga el US Green Building Council. La responsabilidad ecológica del hotel abarca desde el uso de materiales de construcción locales o reciclados hasta la energía verde, la reducción del consumo de agua y la concienciación de los huéspedes.

Más información en www.designhotels.com/crosbystreet

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies