Tusdestinos.net / Turismo y viajes

En abril de 1956 los objetivos de todas las cámaras miraban hacia Mallorca, en concreto hacia el hotel Barceló Formentor 5*. Los príncipes Rainero y Grace de Mónaco desembarcaban en Formentor para disfrutar allí de su luna de miel. Ahora, en el que sería su 54 aniversario de boda, el 19 de abril, arranca una subasta muy especial: una estancia en su habitación, la 322.

Durante 10 días, SocialBid y Ebay servirán de plataforma para pujar por esta suite con impresionantes vistas al mar, que cuenta con amplios ventanales desde los que se divisa el Mediterráneo desde prácticamente todos los puntos de la habitación, y que refleja la personalidad serena y elegante de la princesa. El ganador de la puja, cuyo precio de salida es 1€, disfrutará del magnetismo de Grace Kelly personificado en su habitación, además de detalles relacionados con ella, como un ramo de calas, sus flores predilectas, o cava rosé pinot noir para tomar mientras mira a la bahía.

Con esta singular subasta, el Barceló Formentor rinde un especial homenaje a la princesa que marcó la isla, el hotel y a todos aquellos mallorquines que coincidieron con ella durante su estancia. Además, esta iniciativa tendrá un fin solidario, ya que todo el dinero recaudado irá destinado a la asociación Oceana, protectora de los océanos del mundo y de la vida que fluye en ellos; y se llevará a cabo a través de SocialBid, empresa española dedicada a gestionar subastas benéficas para ayudar a las ONG a recaudar fondos.

Como un Grimaldi más

Formentor fue un lugar muy querido por la familia real monegasca, que lo visitó en diversas ocasiones. El príncipe Pedro, padre de Rainiero, fue un entusiasta del paisaje de este reducto de intimidad en plena naturaleza. Más tarde seduciría también a su hijo, que llevó a Grace Kelly al hotel a bordo del yate De Juvante II, regalo de boda de Aristóteles Onassis, tan sólo cuatro días después de su enlace.

Rainiero quiso que Formentor fuera testigo de su luna de miel, aunque también fueron muchos más los que querían ser testigos: los fotógrafos tenían en una instantánea de los recién casados su pieza más codiciada. Los empleados, siempre atentos de velar por la intimidad de los huéspedes, interceptaron el paso a la prensa. Cuentan que los corresponsales de Paris Match sobornaron a la Guardia Civil para que disparara unos cartuchos con la intención de llamar la atención de la pareja una vez fuera del hotel y poder tomar así buenas fotografías.

Grace Kelly y Rainiero sentían una especial predilección por Formentor, pues regresaron en 1960 y 1961 con Onassis y María Callas, siempre por mar a bordo de los lujosos yates del armador griego; y en 1964 volvieron con sus hijos Carolina y Alberto. La predilección era recíproca, pues Grace Kelly dejó su impronta en Mallorca. Un empresario local, dueño de una fábrica de galletas, llamó ‘Quelly’ a sus galletas después de conocer a la bella princesa, unos dulces que se siguen produciendo hoy y que son las más vendidas de la isla.

El ganador de la puja podrá disfrutar de:
3 noches en la habitación 322, la suite con vistas al mar donde se hospedó Grace Kelly, en régimen de media pensión con cena a la carta
Regalo de un ramo de calas, las flores preferidas de la princesa
Botella de cava rosé pinot noir y mignadises en la habitación a la llegada
Early check-in / Late check-out
Fechas: del 24 de abril al 30 junio 2010

Experiencia única a lo Winston Churchill, ¡adjudicada!

Encontró en el Barceló Formentor 5* la calma e inspiración que andaba buscando. Sir Winston Churchill, ya alejado de su faceta política, llegó al hotel en diciembre de 1935 acompañado de su mujer y su secretario, con la intención de escribir y pintar. Ahora, cuando se cumplen 75 años de la llegada de este polifacético personaje al hotel, tiene lugar una subasta única: una estancia de tres días en la habitación donde el que fuera primer ministro británico encontró la paz interior para escribir la biografía del duque de Marlborough, en cuyo tercer volumen estaba trabajando.

Con 1€ como precio de salida, la iniciativa arrancará el próximo lunes 19 de abril y durará 10 días, durante los que se podrá pujar en SocialBid o Ebay por una estancia en la amplia y luminosa suite 222, una habitación con maravillosas vistas al mar en la que este inglés tan internacional se alojó. Decorada con mobiliario de estilo mallorquín, la estancia conserva aun intacto el lujo sin estridencias que tanto apreciaba el estadista británico.

Estancia al nivel de Sir Winston Churchill con todos los detalles

El ganador podrá disfrutar, además de la estancia, de detalles como el regalo del libro por el que Churchill recibió el Nobel de Literatura, una partida de billar en la mesa donde él jugaba o una botella de ron, bebida espirituosa de la que era gran aficionado. Durante su estancia en este refugio en medio de un paraíso natural, Churchill se dedicó también a pintar, a dar largos paseos por los pinares y frondosos jardines y a disfrutar de la belleza del entorno que encontró tan inspiradora, eso sí, nunca saltándose la siesta, que se convirtió en su imprescindible desde que se uniera a las tropas españolas en Cuba al mando del general Valdés.

Entre sus dedos, sus siempre inseparables habanos, que le acompañan en tantas fotografías y de los que hizo partícipe al chófer que le trasladó desde el muelle de Palma hasta el hotel; un mallorquín que durante mucho tiempo dudó si fumárselos a la salud de Churchill o guardarlos como recuerdo para la posteridad.

El dinero recaudado será para la protección de los océanos. De esta manera, el hotel homenajea a uno de sus más ilustres huéspedes, en el 45 aniversario del fallecimiento de este hombre clave en la configuración del mundo actual, y lo hace además con un buen fin. Todo el dinero recaudado irá destinado a la a la asociación Oceana, protectora de los océanos del mundo y de la vida que fluye en ellos; y se llevará a cabo a través de SocialBid, empresa española dedicada a gestionar subastas benéficas para ayudar a las ONG a recaudar fondos.

El ganador de la puja podrá disfrutar de:

3 noches la habitación 222, la suite con vistas al mar donde se hospedó Winston Churchill, en régimen de media pensión con cena a la carta
Botella de ron y petits fours en la habitación a la llegada
Regalo del libro La Segunda Guerra Mundial de Winston Churchill, con el que ganó el Premio Nobel de Literatura en 1953
Juego en la histórica mesa de billar del hotel
Early check-in / late check-out
Fechas: del 24 de abril al 30 junio 2010

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies