Aunque las vacaciones de verano están más que finiquitadas, todavía el buen tiempo permite realizar escapadas en coche de fin de semana durante este mes de septiembre y mediados de octubre.

 Si vives en Barcelona te recomiendo seis lugares perfectos para descubrir en un fin de semana. Todos estos destinos son fácilmente accesibles en coche y ofrecen muchas cosas que hacer y ver.

Antes, no olvidéis que siempre que hagáis una escapada en coche debéis tener a punto vuestro vehículo. Pero si, por lo que fuera, tenéis alguna avería, como por ejemplo si una piedra golpea tu parabrisas, o debéis hacerle una revisión, aquí os dejamos la red de centros que tiene Carglass en Cataluña.

Blanes

Blanes, puerta de entrada de la Costa Brava, es un destino ideal sobre todo si vas en familia. De hecho fue la primera población del litoral gerundense en tener el certificado de turismo familiar que otorga la Agencia Catalana de Turismo. Sus playas son pluscuamperfectas para darse un baño ya que están totalmente equipadas y septiembre todavía es un mes adecuado para disfrutar de un baño en las aguas del Mediterráneo. Blanes está a poco más de una hora en coche desde Barcelona.

Vistas de Blanes desde el Castillo de Sant Joan

Vistas de Blanes desde el Castillo de Sant Joan

Lleida

La capital de la llamada terra ferma es una ciudad con carácter y una de las grandes desconocidas de Catalunya. Su casco histórico está custodiado por el omnipresente río Segre y la colina de la Seu Vella, ubicada en la parte más elevada de Lleida. No hay que irse de esta ciudad catalana sin descubrur el castillo templario de Gardeny desde donde se tienen las mejores vistas del centro. Lleida se encuentra a unas dos horas en coche desde la Ciudad Condal.

Castillo de Gardeny

Castillo de Gardeny, Lleida

Vila-seca, la Pineda Platja

Si todavía os apece daros un baño en el mar, otro destino perfecto para conocer en un fin de semana es Vila-seca, la Pineda Platja, en la provincia de Tarragona. Y es que, aparte de ser un destino de largas playas de arenda dorada y espacios naturales, esta localidad de Tarragona tiene un patrimonio histórico muy interesante como el recientemente inaugurado Celler de Vila-seca, una pequeña catedral del vino construida a principios del siglo XX que se ha reformado para mostrar a los visitantes todo su esplendor. Vila-seca, la Pineda Platja está a una hora y cuarto de Barcelona.

Celler de Vila-seca

Celler de Vila-seca

Baix Camp

El Baix Camp es una comarca de Tarragona que atesora numerosos lugares para visitar en familia, con los amigos o en pareja. Cuenta con numerosas villas y localidades como Prades o Riudecanyes, por poner dos ejemplos, ubicadas en entornos naturales preciosos y colmadas de historia y de un gran ambiente. Además, en otoño los bosques viran del verde a amarillos, naranjas y ocres, dando lugar a una explosión cromática que anuncian el fin del verano. Prades se encuentra a casi dos horas en coche de Barcelona.

Iglesia de Prades

Iglesia de Prades

Lloret de Mar

Lloret de Mar es una de las localidades de veraneo más emblemáticas de toda la costa catalana. Pero también es un destino perfecto para hacer actividades de turismo activo sobre todo cuando finaliza el estío y empieza el otoño. Una de las propuestas más agradables que se puede realizar por los itinerarios que discurren por los bosques y calas de este municipio es el senderismo. Lloret de Mar está a poco más de una hora en coche de Barcelona.

Camino de ronda de Lloret de Mar ©karelnoppe

Camino de ronda de Lloret de Mar ©karelnoppe

Una ruta por el norte de la comarca del Berguedà

Un destino del interior poco conocido para los barceloneses es el norte de la comarca del Berguedà, en la provincia de Barcelona y ya en pleno Prepirineo. Aquí se pueden realizar rutas de turismo industrial que te lllevan a descubrir lugares como la Presa de La Baells y el Museo de las Minas de Cercs.

Piragüismo por La Baells

Otro lugar curioso y muy recomendable conocer con niños es el Centro de Interpretación de Dinosaurios de Fumanya, ya que de todos es sabido que a los más pequeños les encantan estas criaturas prehistóricas. La Presa de la Baells se encuentra a poco más de cien kilómetros de la ciudad de Barcelona, una distancia perfecta para una escapada de fin de semana.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies