Los médicos europeos de finales del siglo XIX y principios del siglo XX recetaban a muchos de sus pacientes unos días de descanso en la isla de Gran Canaria para tratar sus dolencias, sobre todo las de tipo pulmonar, por sus aguas minerales y por su clima atemperado por la acción de los alisios. Ha pasado más de un siglo y todo las recomendaciones de aquellos galenos, muy sabios por cierto, siguen estando vigentes.

Piscinas naturales Agaete © Turismo Gran Canaria

Piscinas naturales Agaete © Turismo Gran Canaria

Y es que, con más de 200 kilómetros de costa, Gran Canaria es uno de los destinos turísticos más importantes de España y un lugar ideal para desconectar y para recuperarse de cualquier mal. Las razones son obvias: la tercera isla más extensa del archipiélago más afortunado del mundo cuenta con el termómetro como aliado, con una naturaleza de incalculable riqueza que regala unos paisajes increíbles desde sus más de treinta miradores, verdaderos palcos con vistas, y con unos pueblos ideales para conocer el espíritu isleño amén de una capital cosmopolita que este año rinde homenaje a su hijo más ilustre: Benito Pérez Galdós.

La Vegueta © Turismo Gran Canaria

La Vegueta © Turismo Gran Canaria

La combinación de atractivos naturales de la canariona hacen de este lugar un destino único para los apasionados de las actividades al aire libre como el senderismo o el ciclismo favorecidos por una temperatura de 24 grados centígrados de media anual. Este melting pot de encantos lo definió a principios del siglo XX el escritor y humanista Domingo Doreste, uno de los más importantes intelectuales canarios de principios del siglo XX, quien dijo de Gran Canaria que era como un continente en miniatura.

Senderismo en Gran Canaria © Turismo Gran Canaria

Senderismo en Gran Canaria © Turismo Gran Canaria

Gran Canaria destino natural

Y es que casi la mitad de la superficie de la isla fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en el año 2005 como reconocimiento a la incalculable riqueza de sus especies y a un estado de conservación que ha reducido la acción del hombre a la mínima expresión. En Gran Canaria sobran los rincones para perderse y disfrutar de la exuberante flora de la isla, herencia viva de la Macaronesia, donde destacan los bosques de laurisilva y pinos donde se esconden algunos emblemas de su fauna local como el pinzón azul o el lagarto canarión.

Barranco de la Virgen, Firgas © Turismo Gran Canaria

Barranco de la Virgen, Firgas © Turismo Gran Canaria

 

Barranco del Laurel, Moya © Turismo Gran Canaria

Barranco del Laurel, Moya © Turismo Gran Canaria

La caldera de Tejeda, un territorio que presume ufano de su origen volcánico, ofrece una amplia panorámica del sector noroccidental de la Isla. Allí se alzan, impasibles, el Roque Nublo y el Roque Bentayga, dos monolitos basálticos muy emblemáticos para los habitantes de Gran Canaria.

Roque Nublo, Tejeda © Turismo Gran Canaria

Roque Nublo, Tejeda © Turismo Gran Canaria

El Pico de las Nieves es la altura máxima de la isla con sus casi 2.000 metros de altitud. Nada ocurre a sus pies sin su supervisión, a ratos condicionada por la irreverencia de un impresionante fenómeno meteorológico: el mar de nubes o panza de burro como se conoce coloquialmente.

Su vasta naturaleza ofrece propuestas de alojamiento muy diversas que incluyen casas y hoteles rurales repartidos por toda la geografía insular que no son más que pequeños retiros espirituales muy tranquilos donde es posible olvidar el estrés entre barrancos y parajes escondidos.

Gran Canaria siempre mirando al Atlántico

Bañada por el océano, Gran Canaria es el enclave perfecto para practicar todo tipo de deportes acuáticos como el surf, el windsurf o el kitesurf o los adrenalínicos jetski y parasailing.

Surf en Gran Canaria © Turismo Gran Canaria

Surf en Gran Canaria © Turismo Gran Canaria

La riqueza de los fondos marinos es un gran reclamo para los apasionados del buceo y la pesca deportiva que disfrutan con la amplia variedad de peces que viven en sus aguas. Sin olvidarnos de la posibilidad de avistar cetáceos que tímidamente se acercan a la costa canaria.

Fondo marino en Gran Canaria © Turismo Gran Canaria

Fondo marino en Gran Canaria © Turismo Gran Canaria

Gran Canaria cuenta con casi 60 kilómetros de playas repartidas en 236 kilómetros de costa. Algunas de ellas se encuentran en parajes pintorescos como el litoral de Mogán y Agaete. Otras son estupendas alfombras de arena dorada como la de Amadores, cerca de Puerto Rico, o la de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria, una de las playas urbanas más bonitas del archipiélago.

Playa Amadores, Mogan © Turismo Gran Canaria

Playa Amadores, Mogan © Turismo Gran Canaria

 

Playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria © Turismo Gran Canaria

Playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria © Turismo Gran Canaria

Por su parte, en el sur se encuentra Maspalomas, un enclave pluscuamperfecto para disfrutar de un cálido atardecer junto a un faro decimonónico que se alza sobre las dunas, un escenario sublime para aquellos que asocien su bienestar al descanso. En este sentido Gran Canaria cuenta con una gran insfraestructura para el turismo de salud no solo para el tratamiento de distintas afecciones sino para mimar el cuerpo y la mente.

Dunas de Maspalomas © Turismo Gran Canaria

Dunas de Maspalomas © Turismo Gran Canaria

 

Faro de Maspalomas, San Bartolomé de Tijarana © Turismo Gran Canaria

Faro de Maspalomas, San Bartolomé de Tijarana © Turismo Gran Canaria

Gran Canaria, sabores para todos

Gran Canaria es un destino familiar que asegura una desconexión instantánea ya sea en pareja, en familia o por negocios. La capital, Las Palmas de Gran Canaria, esconde sus secretos en los antiguos barrios coloniales de Vegueta y Triana, en los que se ubican interesantes museos que el visitante debe conocer.

Plaza de Santa Ana, Las Palmas de Gran Canaria © Turismo Gran Canaria

Plaza de Santa Ana, Las Palmas de Gran Canaria © Turismo Gran Canaria

Por último, la gastronomía de la isla, alegre y heterogénea, es otro ejemplo del mestizaje que le ha brindado su triple identidad: europea, africana y americana. Hay quesos exquisitos, un pescado excelente y una repostería tradicional hecha arte gracias al saber hacer de varias generaciones.

Los quesos de Gran Canaria son auténticas delicatessen © Turismo Gran Canaria

Los quesos de Gran Canaria son auténticas delicatessen © Turismo Gran Canaria

Gran Canaria puede presumir de ser el único lugar de Europa donde se cultiva café pero también luce con satisfacción los encantos de sus productos hortofrutícolas y un icónico ron elaborado en la bodega más antigua del continente.

En definitiva estar en Gran Canaria es estar en todas partes siendo una experiencia placentera para los sentidos.

Más información: www.grancanaria.com

Articulo patrocinado por Turismo de Gran Canaria.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies