En su apuesta por la sostenibilidad la naviera Grimaldi Lines ha presentado esta semana en el Port de Barcelona el ferri Cruise Roma que ha incorporado una serie de soluciones tecnológicas destinadas a reducir su impacto ambiental, que la convierten en la primera nave cero emisiones en puerto del Mediterráneo. Además, el Cruise Roma que, junto al Cruise Barcelona, cubre a diario la línea Barcelona-Porto Torres-Civitavecchia se ha sometido a un proceso de alargamiento que le ha permitido ampliar su eslora en 29 metros.

Cruise Roma, la primera nave del Mediterráneo cero emisiones en puerto

Cruise Roma, la primera nave del Mediterráneo cero emisiones en puerto

Las soluciones de vanguardia sostenibles que incorpora el ferri renovado de Grimaldi Lines tienen como objetivo reducir el impacto ambiental, a la vez que permiten ahorrar de energía. Entre las mejoras, destaca la planta de mega batería de litio con una capacidad de más de 5 MWh, una potencia suficiente para sustentar energéticamente hablando el buque durante su estancia en puerto. Se trata de un avance tecnológico muy destacado ya que evita el uso de los generadores auxiliares diésel, logrando así el objetivo de cero emisiones durante su permanencia en puerto. Además, se han instalado cuatro depuradoras para la purificación de los gases de escape con el fin de disminuir las emisiones de partículas en un 80%.

Planta de mega batería de litio con una capacidad de más de 5 MWh del Cruise Roma

Planta de mega batería de litio con una capacidad de más de 5 MWh del Cruise Roma

Esta iniciativa de la naviera italiana se alinea decididamente con la apuesta por el crecimiento sostenible que está impulsando el Port de Barcelona con su Plan de Mejora de la Calidad del Aire. Asimismo, la solución que aportan las baterías de litio evitará la emisión de unas 106 toneladas anuales de NOx, una cantidad que representa cerca del 4% de las emisiones de todos los buques durante su estancia en puerto.

El alargamiento que ha experimentado el Cruise Roma, y que también se va a plasmar en su nave gemela, el Cruise Barcelona, le ha dado una mayor capacidad y eficiencia ya que ahora puede albergar 3.500 pasajeros, 271 automóviles y 3.700 metros lineales para vehículos pesados. En la zona de pasajeros, la ampliación aporta unos 20 camarotes más (80 camas), cuatro salas de butacas con 450 asientos y un nuevo self service de unos 270 asientos. Asimismo se ha llevado a cabo una renovación en las áreas públicas preexistentes y se ha adaptado el equipo de seguridad del ferri para hacer frente al aumento de la capacidad de pasajeros.

Dejar un comentario

7 − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies