El Iberostar Heritage Grand Perast es un hotel de cuento, de película y de gran historia de amor con final feliz. Situado en la localidad montenegrina de Perast, este establecimiento cinco estrellas ha sido un verdadero descubrimiento para mí. Y, sobre todo, porque llegué con nocturnidad y alevosía y no fue hasta el día siguiente que me percaté del bello lugar en el que iba a pasar unos días, la sin igual bahía de Kotor, el fiordo más meridional de Europa y Patrimonio Mundial por la Unesco. Asimismo, Montenegro es un destino que se proclama como ecológico y totalmente alineado con la propuesta de sostenibilidad de Iberostar de liderar un modelo de turismo responsable que cuida de las personas y del entorno.

Vista exterior del hotel Iberostar Heritage Gran Perast

Vista exterior del hotel Iberostar Heritage Gran Perast

El Iberostar Heritage Grand Perast está ubicado en un palacio del siglo XVIII que que ha sido renovado con estilo vanguardista pero conservando su arquitectura original. Para daros un poco más de información el segmento de Iberostar Heritage lo conforman hoteles con historia que aúnan arte y pasado, cultura y belleza. Y el de Perast es, quizás, una de las joyas de la corona de este grupo hotelero por varias razones de las que resaltaré dos.

Esto es lo que se ve desde la suite del Iberostar Heritage Grand Perast. ¡Qué barbaridad!

Esto es lo que se ve desde la suite del Iberostar Heritage Grand Perast. ¡Qué barbaridad!

La primera es su situación, Perast, una pequeña villa marinera de Montenegro que posee el mejor conjunto de arquitectura barroca del Adriático. Sus palacios y sus iglesias, como la de San Nicolás (imprescindible subir hasta lo más alto de su campanario por sus impresionantes vistas a la bahía) mantienen cuasi intactos la belleza y los secretos de esta rada que enamoró a los venecianos y que estuvo bajo el influjo de la Serenissima durante unos cuatrocientos años. Frente a Perast se ven dos pequeñas islas: Sveti Dorde, con un monasterio benedictino del siglo XII, y Gospa od Škrpjela, la única isla artificial en las aguas del Adriático. Merece la pena alquilar una embarcación por un módico precio y acercarse hasta ellas.

Isla de Gospa od Škrpjela donde se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de la Roca

Isla de Gospa od Škrpjela donde se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de la Roca

El segundo motivo es que el Iberostar Heritage Grand Perast está ubicado en el mayor palacio de esta localidad que fue construido en el siglo XVIII por la familia Smekja, una acaudalada estirpe de comerciantes. Perteneció a Petar Smekja, un rico mercader que obtuvo el título de conde en 1748 y cuya familia pasó a engrosar la nobleza de Kotor treinta años después. El palacio Smejka empezó a edificarse en 1764 (se completó en la década de los 30 del siglo pasado) y para su construcción se usó exclusivamente la piedra de la isla de Korčula.

Habitaciones y gastronomía del Iberostar Heritage Grand Perast

El Iberostar Heritage Grand Perast tiene unas 130 habitaciones de diferentes categorías. Yo me alojé en una junior suite con unas vistas de infarto a la bahía de Kotor que pude apreciar cuando me desperté a la mañana siguiente de mi llegada.

Me levanto por la mañana y tengo estas vistas de la bahía. No me desmayé de milagro. © María Jesús Tomé

Me levanto por la mañana y tengo estas vistas de la bahía. No me dio un síndrome de Stendhal de milagro. © María Jesús Tomé

La habitación está decorada de manera exquisita con colores claros y con unas amorosas mantas de color malva que no dejé de estrujar durante unos minutos. La verdad es que en ese momento pensé que esa estancia podría haber formado parte de una de las habitaciones de algún miembro importante de la familia Smekja por su ubicación y, sobre todo, por el espectáculo visual que regala a los clientes de este hotel esta ensenada montenegrina. 

Doble superior del Iberostar Heritage Grand Perast. Esas mantillas de la cama son suaves y mullidas.

Doble superior del Iberostar Heritage Grand Perast. Esas mantas de la cama son suaves y mullidas.

Si las habitaciones eran excepcionales su gastronomía internacional con toques locales no podía ser menos. En el Riva Terrace, su restaurante exterior a la carta que está situado frente al hotel, pude degustar una variedad de quesos montenegrinos y unos estupendos embutidos (el salami y su jamón ahumado todavía merodean por mi paladar) y una magnífica lubina a la sal. 

¡Qué buenos estaban los quesos montenegrinos!

¡Qué buenos estaban los quesos montenegrinos! © María Jesús Tomé

 

Y el jamón ahumado...¡Lo más!

Y el jamón ahumado…¡Lo más! ©  María Jesús Tomé

Y es que en la bahía de Kotor es muy recomendable darse un homenaje a base de pescado (ya sea en sopa o cocinado de varias maneras) ya que es totalmente fresco (en algunos establecimientos lo pesan delante de ti) y sabroso a más no poder. Además, el Iberostar Heritage Grand Perast cuenta con dos restaurantes más: el Panoramic Terrace, donde se sirve el desayuno por la mañana y se preparan cenas especiales por la noche y el Piazza Terraza, situado en la plaza interior del hotel donde se encuentra la capilla de San Marcos, que es ideal para celebraciones.

Mesa preparada para una cena espectacular en la Panorámica Terrace © Bernat Sorell

Ya tengo el sitio perfecto para celebrar mi veinte aniversario de boda con my partner in crime, Juan Coma Marco.

¿Por qué alojarse en el Iberostar Heritage Grand Perast?

El Iberostar Heritage Grand Perast cuenta con otros atractivos que hacen de este establecimiento uno de los mejores de Montenegro. Al estar situado a tan solo cinco metros del litoral tiene una piscina exterior, una zona de tumbonas con acceso al mar (aunque no lo parezca estamos en el Adriático) y un muelle privado en el que desembarcan los clientes cuales estrellas rutilantes de Hollywood. 

Vista aérea del hotel Iberostar Heritage Grand Perast en donde se ve la piscina exterior y el muelle. ¿No os parece ideal?

Vista aérea del hotel Iberostar Heritage Grand Perast en donde se ve la piscina exterior y el muelle. ¿No os parece ideal?

Por último, pero no menos importante, me gustaría destacar su Spa Sensations que cuenta con hamman, sauna, piscina interior con zona de hidroterapia y unos profesionales impecables que, con sus tratamientos, relajarán tu mente y todos y cada uno de los músculos de tu cuerpo.

Piscina interior del Spa Sensations del Iberostar Heritage Grand Perast

Piscina interior del Spa Sensations del Iberostar Heritage Grand Perast

 

El hamman del Spa Sensations del hotel Iberostar Heritage Grand Perast es realmente perfecto

¿Cómo llegar al Iberostar Grand Perast?

El Iberostar Heritage Gran Perast se encuentra a tan solo 12 km del casco antiguo de Kotor y a una hora y media aproximadamente del aeropuerto de Dubrovnik al que llegan vuelos desde Madrid, con Iberia, y desde Barcelona con Vueling.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies