Tusdestinos.net / Turismo y viajes


El senderismo es un deporte que no exige una gran preparación física y que permite estar en contacto con el medio ambiente. Es por ello por lo que muchas personas en esta época del año deciden salir y pasar un día rodeado de la naturaleza. Para no tener problemas una vez que estemos en la montaña, donde la solución puede complicarse, Valle d’Aosta, uno de los principales destinos europeos para la práctica de este deporte, te da unos consejos prácticos para que hacer senderismo sea una experiencia de lo más satisfactoria.

1- Antes de subir al monte: planea el recorrido, el horario y consulta el parte meteorológico

Si es la primera vez que te propones hacer una ruta, no te lances a la aventura. Teniendo en cuenta cuál es tu estado físico y si estás en forma podrás hacer un recorrido u otro. Por ello consulta antes de salir de casa qué ruta es la que más se adapta a ti y el tiempo que tardarás en hacerla. Ahora los días son más largos y disponemos de más horas de luz, pero no te querrás ver perdido en mitad de las montañas y sin conocer cuál es el camino de vuelta. Además es conveniente saber qué tiempo va a hacer para estar preparado por si tienes que llevarte protector solar o la bufanda de lana. Tenerlo todo más o menos organizado evitará sorpresas de última hora.

2- Lo de “más vale sólo que mal acompañado”, no siempre es cierto

No es nada recomendable hacer senderismo si vas sólo puesto que si tienes algún imprevisto nadie podrá ayudarte. Lo ideal es ir un mínimo de dos personas y, en el caso de ir en grupo, que ningún miembro de éste se separe. Si aún así eres de los que piensan “¿Quién dijo miedo?” y te decides a emprender la marcha en solitario, encárgate de que alguien sepa dónde vas a ir y el tiempo aproximado que pasarás fuera. En cualquier caso recuerda que, además de ser más arriesgado, la excursión será más amena si vas acompañado.

3- Lleva en la mochila todo lo necesario, pero no lleves la casa a cuestas

Aunque hayas mirado el parte meteorológico, en la montaña el tiempo puede cambiar inesperadamente, así que mete un chubasquero en la mochila para no acabar pasado por agua y con el mejor de los resfriados. Otros accesorios que no siempre se utilizan pero que es aconsejable llevar son: un mapa del lugar, una brújula, crema solar, protector labial, un pañuelo para el cuello, gafas de sol, una gorra y un pequeño botiquín de primeros auxilios. Si te gusta la fotografía puedes llevarte la cámara de fotos, hay paisajes y momentos que sólo se ven una vez en la vida. Y, por supuesto, aunque no tengas cobertura para mandar sms a tus amigos, el teléfono móvil debe ir en la mochila por si necesitas llamar a emergencias.

4- Si no quieres unas bonitas ampollas, cuida tus pies

Es imprescindible llevar un buen calzado para hacer senderismo. Las nuevas sandalias de moda, por muy cómodas que te puedan parecer, no son nada recomendables a menos que quieras terminar llorando y tirado en el suelo. Lo mejor son unas botas de montaña ligeras, cómodas, fuertes, con la suela gruesa y que sujeten el tobillo. Materiales como el goretex, que hacen a la bota impermeable y los materiales antideslizantes, facilitan muchísimo el caminar al senderista.

5- Aliméntate bien antes y después

Debes salir bien alimentado de casa para tener fuerzas durante el camino, aun así es bueno que lleves un almuerzo o comida ligera y de fácil digestión para aguantar el resto del camino. Esta dieta la puedes complementar con barritas energéticas, chocolate, frutos secos o galletas. Ten en cuenta que aunque el ejercicio físico que realizas no es excesivo, tu cuerpo sufre un desgaste continuo. Por eso también una vez que llegues al destino repón todas tus energías con comidas ligeras y variadas.

6- Siempre bien hidratado, pero no a cualquier precio

A pesar de que suele haber fuentes naturales por los caminos, no confíes en esta opción porque a veces estas fuentes están secas, por lo que debes llevar siempre una cantimplora con agua suficiente. No esperes a tener sed, bebe cada cierto tiempo y así evitarás la deshidratación. Tampoco debes beber de un bonito arroyo con agua cristalina porque nunca sabes qué hay unos metros antes de que esa agua llegue a ti. Si aun así crees que estar en contacto con la naturaleza implica correr ciertos riesgos, piensa que el riesgo puede ser que el agua afecte a tu tripa y tengas que estar varios días sin salir de casa.

7- Ni vas de boda, ni eres Rambo

La vestimenta es muy importante cuando vas a practicar senderismo ya que llevar la ropa inadecuada puede hacer que estés incómodo y te estropee el día. Usa prendas ligeras, transpirables y que permitan hacer movimientos libremente, no es necesario ponerte los vaqueros que mejor te sientan e ir marcando figura, ¡que estás en el campo! También es preferible llevar pantalones largos para que la maleza no te deje arañazos en las piernas y que después parezca que has pasado el día cuidando a un gato.

8- No hace falta ser un “cachas” de gimnasio

Aunque el senderismo es un deporte que se adapta a todos porque se puede realizar de forma tranquila y con un esfuerzo progresivo, sería bueno hacer algo de ejercicio durante la semana de antes para no tener problemas musculares. No hace falta que te apuntes a un gimnasio, pero sí sal a caminar los días de antes y estira los músculos antes y después de hacer senderismo. Una de las cosas que hay que tener en cuenta cuando caminas durante mucho tiempo con los brazos caídos, es que la circulación de las manos se puede ver resentida. Para que no se te queden las manos moradas puede ser muy útil llevar un bastón que, además de evitar el problema de la circulación, ayuda en las subidas y descensos de pendientes pronunciadas.

9- ¡Ojo con las alergias!

La primavera y el verano son unas de las mejores épocas para disfrutar de la naturaleza por los paisajes que ofrece y porque el clima acompaña en la mayoría de las ocasiones. Pero al mismo tiempo son muchas las plantas e insectos con las que hay que tener cuidado o de lo contrario te puedes ir a casa con un bonito sarpullido o una picadura de lo más molesta. Infórmate antes de salir de casa de cuáles son las plantas a las que no debes acercarte y de qué animalillos te puedes encontrar, como orugas o avispas que pueden cambiarte el ritmo del día. Este consejo es de especial interés si eres alérgico, no sea que acabes el día en urgencias.

10- Respeta el medio ambiente

Practicar senderismo significa pasar un rato de ocio conviviendo con la naturaleza, por ello tienes que respetarla y cuidarla, así siempre y todos podremos disfrutar de ella. No dejes basura tirada y recuerda que los residuos orgánicos, como las pieles de la fruta, son contaminantes visualmente y a nadie le gusta pasear entre residuos. Debes respetar la flora y la fauna del lugar, no hacer fuegos y cuidar los caminos originales por los que hacer senderismo.
Valle d’Aosta es el lugar ideal para practicar senderismo por la diversidad de rutas que se pueden hacer y por el paisaje único que ofrece esta región de Italia. Su amplia oferta hace que desde los senderistas que se inician por primera vez en este deporte hasta los más exigentes, puedan disfrutar al máximo de las maravillas de la naturaleza rodeados del Mont Blanc o del Monte Rosa.

Si sigues todos estos consejos que te ofrece Valle d’Aosta disfrutarás de la mejor manera combinando tu tiempo de ocio, haciendo turismo y practicando senderismo.

Amplia información acerca de Valle d´Aosta en:
http://www.lovevda.it/turismo/default_s.asp

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies