Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Cuando uno aterriza en Irlanda el principal gustazo se lo lleva la vista. Durante toda nuestra estancia este sentido va a estar en continua alerta. Pero ojo, que no será el único. El gusto también va cobrar su protagonismo desde el primer día, sea la hora que sea. Un copioso desayuno que infunde energía hasta al más enclenque, una buena comida que te ayude a asimilar lo hecho por la mañana, o una relajante cena son excusas más que seductoras para dejarse llevar por la variada y tentadora oferta gastronómica irlandesa.

De las ostras, al cordero, el queso o las tartas de frutas hay un sinfín de opciones que, la verdad, cuesta zafarse de tanta exquisitez. Todo depende de lo que le apetezca a uno. Por ejemplo la los irlandeses les atrae mucho un buen desayuno. Pan de soda, mantequilla, pastel de patata,  pudín, huevos fritos, salchichas y tomate cocido son alimentos más que suficientes para arrancar el día.

Irlanda, todo un festival de sabor

Irlanda, todo un festival de sabor

La oferta se agranda a medida que llega el mediodía. Aquí ya se puede ver por las calles la gran variedad de entre la que se puede elegir. Tan sólo hay que echar un vistazo a las cartas de los restaurantes o de los pubs: ostras de Galway, gambas dublinesas, las bombas de patata con queso, el jamón asado al horno de Limerick, el faisán relleno de castaña, la morcilla negra rellena de col, mejillones, rodaballo, bacalo o caracoles. Probablemente la boca ya se les habrá hecho agua. Pero esperen que todavía hay que hablar de algunas de las estrellas de la gastronomía irlandesa. Destacan: el Colcannon, es una mezcla de patatas con berza; la Mussel soup, una sopa elaborada con mejillones frescos en una crema de pescado aderezada  con verduras; o el Irish Stew, un estofado hecho con carne de cordero, patatas, cebolla y perejil.

Y si todavía les queda un pequeño hueco, el postre. Lo más recomendable sus tartas de frutas. Si se preguntan cómo pueden digerir todo esto, la respuesta está clara. Una buena cerveza negra, donde la Guinness es la reina. Y para los postres el güisqui de malta o el Mousse Irish Mist, un licor típico de la isla.

Siempre es un buen momento para visitar la isla esmeralda. Pero ahora se acercan fechas especiales para adentrarse en el universo gastronómico irlandés. Del 18 a 21 de septiembre está el “West Cork Food Festival”; en el mismo mes del 24 al 27, el Festival de las “Ostras de Galway”. Durante el mes de octubre resalta el “Festival Gastronómico de Kinsale”; y en noviembre del 5 al 8, tiene lugar la “Feria gastronómica de Listowel”. Como ven un suculento panorama de visitas. Para cualquier sugerencia o duda existe la página web www.goodfoodireland.ie, donde además podrá obtener mucha más información al respecto.

Y para los que no tienen suficiente y buscan más, no hay que olvidar que el próximo 24 de septiembre se celebra el 250 aniversario de Guinness. Dublín se vestirá ese día de fiesta donde el negro de la famosa cerveza y el verde de la isla serán sin duda protagonistas. El concierto programado para tal evento tiene como invitados entre otros a: Black Eyed Peas, Tom Jones, Estelle, Kasabian, the Kooks, Sugababes o David Gray. Y todavía hay más que hacer en Irlanda. Ya saben, la isla derrocha actividad. Toda la oferta la pueden encontrar en: www.turismodeirlanda/eventos

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies