Tusdestinos.net / Turismo y viajes

La cara más saludable de Oslo

La capital de Noruega ya disfruta de agradables temperaturas y días soleados que invitan a relajarse en sus parques y bosques o dar largos paseos por sus calles adoquinadas. Oslo goza de un animado ambiente en sus calles, las terrazas al aire libre rebosan de gente, los paseos en barco por el fiordo de Oslo invitan al relax y al disfrute de la naturaleza y los deportes al aire libre reviven en esta temporada que ayuda a encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente. 

Al estar situada entre el fiordo y el bosque, la ciudad se convierte en una ciudad ideal para la práctica de actividades al aire libre como kayak, buceo, pesca, paseos en bicicleta y trekking entre otros. El fiordo de Oslo es el área recreativa al aire libre más utilizada en el país y en verano el fiordo y sus alrededores bullen de vida. Practicar kayak en las aguas del fiordo de Oslo está al alcance de todos y es altamente recomendable por la descarga de adrenalina y la sensación de calma al adentrarse en plena naturaleza, sintiendo el kayak como segunda piel.

Existen varias compañías de alquiler de kayaks en el muelle Sjølyst Marina, además también ofrecen la posibilidad de poder reservar por horas a un instructor o hacer tour de un día alrededor de las islas cercanas a Oslo. También es posible iniciarse al buceo en las aguas del fiordo, disfrutando de su riqueza marina y dejándose llevar por el agradable vaivén de sus aguas.

El Dykkersport Diving Center es el centro de buceo más antiguo de toda Noruega y ofrece clases privadas de buceo, así como el alquiler y venta de material. Otra manera activa y divertida de conocer Oslo es en bicicleta. Existen puntos de alquiler de bicicletas por toda la ciudad e incluso se puede llevar la bicicleta en el metro si queremos adentrarnos por los bosques que rodean la ciudad.

Si por lo contrario uno prefiere disfrutar del paisaje con actividades más relajadas, se puede optar por un paseo guiado en autobús, en barco mientras se degustan unas gambas con una copa de vino blanco, montar en bicicleta, jugar al golf, montar a caballo, nadar, tomar el sol o coger un trasbordador a una de las islas del Fiordo de Oslo, por ejemplo a la isla de Hovedøya desde donde podemos mirar hacia la ajetreada ciudad mientras gozamos de tranquilidad y el aire fresco en las rocas o en las playas de la isla e ¡incluso bañarnos como auténticos noruegos!

Más información en www.visitnorway.es.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies