Tusdestinos.net / Turismo y viajes

¿Qué sería de nosotros sin los buenos de los escoceses? Escocia es la tierra del whisky, pero además es cuna de algunos de los descubrimientos que cambiaron el mundo.  Allí se inventó el teléfono, la máquina de vapor o la bicicleta. Sin los escoceses, no tendríamos móviles de última generación,  trenes de alta velocidad, ni vueltas ciclistas. Una vida de lo más aburrida.

El caldo de cultivo de este espíritu inventor es la etapa llamada ilustración escocesa. Un renacimiento cultural que tuvo lugar durante la segunda mitad del siglo XVIII y que se concentró en Edimburgo. Esta ciudad fue meca de científicos, filósofos como David Hume, economistas como Adam Smith y poetas como Robert Burns.

Para sumergirse en esta apasionante época dorada, se han creado itinerarios turísticos que combinan los placeres intelectuales con los más epicúreos. Visitas a museos y rutas literarias en Edimburgo, recorridos por mansiones y sofisticadas obras de ingeniería en plena naturaleza, se alternan con alguna paradita en una destilería de scotch.

West Highland Railway

West Highland Railway

El trayecto en el ferrocarril de las Tierras Altas occidentales (West Highland Railway) es una de las actividades imprescindibles. Se trata de un viaje en tren entre Fort William y Mallaig, que durante los meses estivales puede hacerse en antiguas locomotoras de vapor. Gracias a sus impresionantes puentes y vistas, se considera uno de las rutas más pintorescas de Gran Bretaña.Y en el viaducto de Glenfinnan, una de sus puntos de interés, se  grabaron escenas de Harry Potter y la cámara secreta.

Al mismo tiempo, se puede disfrutar de los eventos, actos conmemorativos y festivales de Homecoming Scotland, una monumental fiesta dedicada al patrimonio cultural escocés que no parará durante este año.

El Glasgow de Mackintosh

Barcelona tiene la magia de Gaudí, Bruselas el refinamiento de Victor Horta. Y Glasgow no puede entenderse sin el genio de Charles Rennie Mackintosh  Este arquitecto, diseñador y artista, es uno de los más influyentes en la arquitectura moderna y una figura de culto dentro del movimiento Art Noveau.

Salón de té Willow

Salón de té Willow

Un paseo por Glasgow, la ciudad natal del arquitecto y la mayor de Escocia, irá desvelando las líneas geométricas y las decoraciones ondulantes de sus edificios más emblemáticos. La escuela de Bellas artes, considerada su obra maestra.

El salón de té Willow, donde probar un típico té británico con una copa de champaña en un interior originalmente diseñado por Mackintosh. O “La casa para un amante del arte” (House for an art lover), edificada póstumamente. El edificio, que funciona como galería de arte, café y espacio para eventos, se abrió al público en 1996.

Hay rutas organizadas para todos los precios y gustos: paseos a pie, gratis, por supuesto; un recorrido en bus turístico por unos 6€; visitas guiadas de cuatro días con hotel incluido desde 460€ o un bono de visita diaria, que incluye transporte público y entrada a edificios, por aproximadamente 14€.

Para más información www.visitscotland.com/es

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies