Tusdestinos.net / Turismo y viajes

La del hombre pez de Liérganes es una de las leyendas más populares y conocidas de Cantabria y cuenta la historia de Francisco de la Vega, vecino del municipio que desapareció en el río Miera y apareció cinco años más tarde en la bahía de Cádiz con apariencia de animal acuático. Esto sucedió en el siglo XVII, pero ha llegado a nuestros días en forma de leyenda.

Desde esta semana el Hombre Pez cuenta con un centro de interpretación en el pueblo de Liérganes, de donde era oriundo el Francisco de la Vega. Este centro está ubicado en el molino de río Mercadillo, edificio declarado Bien de Interés Cultural en 1994. En su interior varios artistas cántabros ofrecen su visión de la leyenda mediante seis artes: cine, música, pintura, arquitectura, poesía y literatura, y escultura.

En el mismo Valle del Miera, se encuentra el municipio de Liérganes, un enclave de leyenda que se encuentra ubicado a los pies de Marimón y Cotillamón o más conocidas como ‘las tetas de Liérganes’.  Se trata de una localidad de gran riqueza arquitectónica que le ha hecho valedora del título de conjunto histórico. Destacan en Liérganes las casonas y residencias señoriales.

La leyenda del Hombre Pez de Liérganes también se puede visitar

La leyenda del Hombre Pez de Liérganes también se puede visitar

La villa alterna las casonas y residencias señoriales, con las viviendas populares y construcciones decimonónicas como el famoso Balneario de la localidad, que comparte la riqueza de las aguas minero-medicinales de la comarca. Otro edificio de interés del Centro Histórico de Liérganes es la Casa de Los Cañones que destaca por la sobriedad del barroco madrileño y se distingue por los cañones que custodian sus esquinas. Entre los edificios singulares, en las inmediaciones de Liérganes se encuentran dos de los palacios más destacados de la comunidad autónoma: Elsedo y La Rañada.

Liérganes es un municipio de leyenda. Su paseo grita a voces los rumores sobre el Hombre Pez, un joven vecino de la localidad llamado Francisco Vega. Desapareció mientras se bañaba en una ría, allá por el siglo XVII. Cuando ya le habían dado por muerto, años después, apareció en la bahía de Cádiz. Cuando le rescataron no pudo más que pronunciar una palabra que parecía sonar a Liérganes por lo que le condujeron hacia su casa. Una vez que llegó a la villa volvió a desaparecer para volverse protagonista de los escritos, que dieron forma a esta leyenda, del Padre Feijoo o el doctor Marañón.

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies