Tusdestinos.net / Turismo y viajes


Las ayudas visuales a la navegación se remontan a los primeros intentos del hombre por explorar nuevas rutas para el comercio, alejándose considerablemente de la costa con sus embarcaciones. Las construcciones luminosas que se dispersan por el litoral de Cantabria forman parte de la silueta de los acantilados de la región, y se han integrado prodigiosamente en el paisaje de mar y montaña que se divisa desde el mar, y que durante décadas han acompañado las noches de los marinos. Recorrer los faros de Cantabria, es conocer mejor su paisaje costero y las historias y leyendas de alta mar. Nuestra propuesta comienza en el punto más oriental y finaliza casi en la frontera con Asturias.

Faro de Castro Urdiales. Castillo de Santa Ana. Se encuentra situado junto a la iglesia de Sta. María y frecuentemente ha sido considerado antigua fortaleza de los templarios, aunque no existe evidencia de que fuera tal. Su estructura tiene forma pentagonal, con fuertes cubos angulares. El castillo de Santa Ana sostiene la linterna que se iluminó por primera vez en 1853  y en 1953 entró en servicio una sirena. La vivienda y la torre del Faro de Castro Urdiales se levantan sobre la terraza de la antigua fortaleza de Santa Ana, cuya capilla sirve de alojamiento a la sala de motores y taller. El recinto amurallado desde donde se defendía la plaza, tiene acceso por una única puerta que da a unas escaleras y a un pequeño trozo de terreno por la parte del mar. Los muchos años en que lleva esta linterna funcionando como faro, han conformado una imagen tradicional del pueblo con la dársena del puerto, la iglesia gótica de Santa María y el faro sobre el castillo, que forma ya parte del acervo cultural de esta villa.

Faro del Caballo en el monte Buciero. Aunque, en la actualidad este faro está fuera de servicio, la espectacularidad del lugar donde está ubicado merece una visita. Para acceder al Faro del Caballo, el farero y su familia tenían que descender por 683 peldaños escavados en la roca de un abrupto acantilado. Desde el Faro al mar hay otros 111 peldaños, que dan directamente a un pequeño atraque. El Faro del Caballo se halla en las escarpadas paredes del monte Buciero, en el término municipal de Santoña.

Faro de la Cerda, en la península de la Magdalena en Santander. Al fondo se ve el Faro de Cabo Mayor.

Faro de la Cerda, en la península de la Magdalena en Santander. Al fondo se ve el Faro de Cabo Mayor.

Faro de El Pescador. Este faro se halla en la falda del mismo monte de El Buciero, en cuya cima se conservan los restos de una torre de vigía donde se encendían fuegos. Este faro sustituyó en 1859 a otro que se estaba construyendo en la punta del Fraile, en la misma ría de Santoña y que no marcaba bien la costa. El Pescador se encendió por primera vez en 1864 con una lámpara de aceite de oliva y un aparato óptico de 4º orden con lentes giratorias, dando la apariencia de luz fija blanca con destellos de igual color y 17 millas de alcance. En 1915 un ciclón destruyó el edificio y durante la Guerra Civil el faro permaneció apagado, como tantos otros de la cornisa cantábrica. Edificado en la punta más saliente del Monte Pescador, se comunica por una estrecha carretera con el barrio del Dueso de Santoña.

Faro del Cabo de Ajo. Situado en la misma punta del cabo de Ajo, sobre una peña desde la que se divisan unas vistas espectaculares, este faro tuvo un primer intento de instalación en 1907, aunque hasta 1930 no se procede a su construcción, que pasó por diversos avatares. Fue el empeño del ayuntamiento de Bareyo, en cuyo municipio se halla la localidad de Ajo, el que, fundándose en tres naufragios consecutivos en los arrecifes del cabo, el que al final consiguió que se construyera este faro con un alcance de 15 millas y una apariencia de grupos de 3 ocultaciones. Así, finalmente el faro se inauguró en 1930, dejando de alumbrar durante la Guerra Civil. 63 metros de altura separan este faro del mar, sobre un abrupto acantilado.

Faro de La Cerda. En un lugar emblemático como es la Península de la Magdalena, en Santander, está ubicado el Faro de La Cerda. Esta infraestructura antes de utilizarse como faro se destinó a otros usos como batería de cañones y fortificación defensiva. Asimismo, en tiempos de los romanos, el actual Faro había sido residencia de uno de los mandatarios. El Faro de La Cerda entró en funcionamiento el 15 de mayo de 1870 y, desde entonces, alumbra hasta ocho millas a los barcos que se acercan a la Bahía santanderina.

Faro de la Cerda, en la península de la Magdalena en Santander. Al fondo se ve el Faro de Cabo Mayor.

Faro de la Cerda, en la península de la Magdalena en Santander. Al fondo se ve el Faro de Cabo Mayor.

Este faro consta de una torre blanca ubicada en un extremo de una vivienda. Este edificio se ha reconvertido y hoy en día es la sede del “Aula del Mar”, un proyecto docente de la Autoridad Portuaria, junto con la Universidad de Cantabria y la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo.

Faro de la Isla de Mouro. En un enclave de inigualable singularidad, está ubicado el Faro de la Isla de Mouro, el vigía de la Bahía de Santander. Esta linterna entró en funcionamiento el 15 de febrero de 1860. Se trataba de uno de los destinos negros para los vigías de la Bahía, ya que la Isla de Mouro era un lugar inhóspito que se caracterizaba por unas condiciones climáticas verdaderamente desfavorables.

Faro de Mouro

Faro de Mouro

Este faro servía de abrigo a dos familias que eran testigos de las inclemencias del oleaje que se estrepitaba por encima de la torre. Se trata de un lugar increíble para divisar la fuerza del Mar Cantábrico. En 1920, el Faro de la Isla de Mouro fue automatizado y acondicionado.  Actualmente, el faro está alimentado con paneles por paneles solares que se someten a inspecciones periódicas.

Faro de Cabo Mayor. El Faro de Cabo Mayor custodia la entrada al puerto de Santander. Se trata del lugar el lugar más septentrional, y por ende más cercano a la Estrella Polar de Santander. Durante muchos años, este faro ha sido uno de los más punteros, modernos y avanzados de la geografía española. Cabo Mayor es un faro de recalada; su luz puede verse en la noche a 21 millas de distancia, es decir, mucho más lejos que el punto desde el que se pierde de vista la costa en días despejados. El Faro de Cabo Mayor es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, un hito geográfico de casi 200 años sin el cual, por ejemplo, el paisaje del Sardinero resultaría incomprensible. Actualmente, el Faro de Cabo Mayor se ha reconvertido en un museo y alberga la colección de Eduardo Sanz-Villar.

Faro de Suances. El Faro de Suances es una linterna imprescindible para este puerto angosto y complicado. Está construido sobre la antigua batería de San Martín y se trata de una infraestructura que conserva la tipología arquitectónica de su época. Este faro consta de una vivienda a la que está adosada una pequeña torre. Este faro está ubicado en la Punta del Torco de Afuera sobre la ría de San Martín de la Arena. Entró en funcionamiento el 30 de abril de 1863 y se reformó en dos ocasiones en 1918 y 1960.

Faro de la Punta de la Silla. San Vicente de la Barquera cuenta con una de las joyas arquitectónicas marítimas como es el Faro de la Punta de la Silla. Esta linterna se asoma al mar anticipando la presencia, en el interior de la Ría de San Andrés, de la villa señorial y altiva del municipio. Originalmente, era una señal de carácter local que emitía una luz roja permanente que entró en funcionamiento el 1 de febrero de 1871. Posteriormente, sufrió varias reformas de modernización y, desde 1927, está electrificado. En el anecdotario del Faro de la Punta de la Silla figura una sonora explosión que se produjo en 1918 provocada por una mina naval que estaba a la deriva y que fue arrastrada por el mar hasta estos acantilados.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies