La dehesa salmantina es el hogar del toro bravo. A partir de ahora descubrir los secretos de este animal y de su entorno natural es mucho más fácil gracias a la ruta turística que ha creado recientemente la Diputación de Salamanca. Esta propuesta permite, además, conocer el paisaje más característico de la tierra salmantina, la dehesa, un ecosistema de gran diversidad que conjuga la actividad agrícola, con la forestal, la ganadera y la cinegética. La ruta recorre el centro y oeste de la provincia, con núcleos importantes en La Fuente de San Esteban, Aldehuela de la Bóveda, Matilla de los Caños del Río, Vecinos o Tamames.

La ruta del toro bravo y la dehesa salmantina es una de las propuestas turísticas más representativas de esta provincia castellanoleonesa y es única en España. Aquí se unen dos elementos característicos de este territorio: las anteriormente mencionadas dehesas de encinas que conforman el denominado Campo Charro y catorce ganaderías del toro bravo que aquí viven. Durante el recorrido el visitante tiene la oportunidad de conocer actividades relacionadas con este noble animal como los herraderos, las tientas, las capeas, los paseos a caballo o en cuatro por cuatro aparte de degustar la deliciosa gastronomía salmantina. Asimismo es posible visitar grandes mansiones, verdaderas casas palaciegas y otras construcciones auxiliares como plazas de toros, corrales, etc.

Cabe destacar que esta provincia española es la que tiene más fincas adehesadas y es el territorio con mayor número de toros bravos de todo el mundo. En total en la dehesa nacen y crecen más de 30.000 ejemplares. La bella estampa del toro bravo en su entorno natural se puede disfrutar en cualquiera de las fincas que están dentro de la propuesta de la Diputación de Salamanca y que están adaptadas a varios públicos: familias, amigos o profesionales.

La dehesa salmantina, ecosistema sostenible

En el Campo Charro se ha desarrollado un modelo sostenible de explotación y uso de los recursos naturales. De esta manera sus pastizales se aprovechan para el cultivo del cereal, mientras que las bellotas alimentan al cerdo ibérico en montanera. Además del toro bravo, la dehesa también es la morada de las vacas de raza Morucha.

Otro de los atractivos del recorrido del toro bravo y la dehesa salmantina son las ermitas, que se convierten en lugar de encuentro de los habitantes de la charrería. En torno a estos pequeños templos tienen lugar animadas romerías populares, como las de la Virgen de Valdejimena en Horcajo Medianero; la de la Virgen del Cueto en Matilla de los Caños; o la del Cristo de Cabrera en Las Veguillas.

La ruta del toro bravo y la dehesa salmantina discurre por el Campo Charro, Ciudad Rodrigo, el Campo de Ledesma y los alrededores de la capital, lugares de elevado interés paisajístico, artístico y cultural.

Más información en www.salamancaemocion.es

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies