León es una ciudad que los más pequeños adoran porque hay un buen número de actividades pensadas para ellos. Por este motivo esta ciudad de la comunidad autónoma de Castilla y León es un destino que una buena parte de familias eligen tanto para una breve escapada como para pasar unas vacaciones. Estos son los cuatro grandes motivos por los que los reyes de la casa adoran León.

León y las aventuras de Marco Topo

León lanzó hace justo un año el juego interactivo Marco Topo, para impulsar el turismo familiar en la ciudad castellanoleonesa. Marco Topo plantea un recorrido ameno y divertido para niños y mayores por las murallas romanas, la catedral gótica, la Casa Botines, la Real Colegiata de San Isidoro o el Barrio Húmedo. Esta iniciativa del Ayuntamiento de León está enfocada para atraer a los viajeros con niños ya que los más pequeños se lo pasan en grande jugando con la app y los personajes como Marco, Marta, los Flopis o el maléfico Doctor Topo Loco.

El juego de Marco Topo hace las delicias a los niños

El juego de Marco Topo hace las delicias a los niños

Con las aventuras de Marco Topo el consistorio leonés pretende captar la atención de los más jóvenes acercándoles al que es un destino emblemático con un destacado patrimonio. Los personajes de este juego familiar han elegido diferentes rincones de la ciudad en los que se sitúan los monumentos más conocidos de la misma para atraer a padres e hijos, a través de aventuras que permiten a todos ellos sumergirse en la historia y las leyendas esparcidas por León.

El propio Marco Topo, vestido como un centurión romano, enseña los principales monumentos de León y propone entretenidos retos para liberar a los Flopis, que han sido capturados por el Doctor Topo Loco. Además, los pequeños exploradores tendrán que emplearse a fondo e imbuirse en la historia de la ciudad para aprender acerca de las diversas culturas que han dejado su impronta a lo largo de los siglos.

El Barrio Húmedo, la Calle Ancha, el Centro de Interpretación del León Romano, el Panteón de la Real Colegiata de San Isidoro, la gaudiniana Casa Botines o la catedral de León son algunos de los escenarios donde se encuentran las pistas del juego Marco Topo. Pero los niños no participan solos ya que los padres tendrán que echar un cable a los más pequeños (a veces será al revés) si quieren descifrar las numerosas pistas que se ocultan en cada monumento y que les conducirán hasta los Flopis. Para ello contarán con la ayuda de la app descargable de Marco Topo con la que accederán a toda la información necesaria sobre cada lugar que visiten así como a las pruebas a las que deberán enfrentarse.

Todos al tren

El medio de transporte más querido por los niños es, sin duda, el ferrocarril y los leoneses lo saben por lo que no es de extrañar que por su centro histórico circule un tren turístico que, durante los meses de verano, recorre los lugares más emblemáticos de la ciudad. El tren turístico de la ciudad de León es de color blanco y dorado y emula a una antigua locomotora de vapor. Cuenta con dos vagones donde se distribuyen asientos de madera cobijados bajo un techo que protege de las posibles lluvias y del solazo veraniego.

El recorrido parte de la Plaza de San Marcelo, donde está la Casa Botines y el Palacio de los Guzmanes, y sigue la Calle Ancha hasta la Plaza de la Regla donde se alza, majestuosa, la pulchra leonina, sobrenombre con el que se conoce a la Catedral de Léon. La ruta continúa por la Calle de los Cubos donde los pasajeros pueden contemplar las murallas romanas, y pasa por el Arco de la Cárcel o Arco de Don Pelayo hasta llegar a la Real Colegiata Basílica de San Isidoro, símbolo del arte románico en España. 

Real Colegiata Basílica de San Isidoro es uno de los monumentos que se visita con el tren turístico

Real Colegiata Basílica de San Isidoro es uno de los monumentos que se visita con el tren turístico

Otros lugares que recorre el tren turístico de León son la Plaza de Santo Domingo, la Plaza de San Marcos, donde se encuentra el homónimo Parador Nacional recientemente restaurado, el Paseo de la Condesa y la glorieta de Guzmán el Bueno. Allí toma la Avenida Ordoño II, calle insignia de la ciudad y cuyo protagonismo urbano se remonta al siglo XIX, para acabar de nuevo en la Plaza de San Marcelo.

El recorrido, que dura unos 35-40 minutos, tiene un precio de 4,50 euros para los adultos y 3,50 euros para los más pequeños y su horario es de lunes a domingo de 11.00 a 14.00 y de 16.30 a 21.00 horas.

Carmina y Rodrigo, los pequeños guías de la Catedral de León

La niña Carmina y el topo Rodrigo son los acompañantes que tienen los niños que visitan la Catedral de León durante todo el recorrido por este templo leonés. Y es que estos dos personajes son los protagonistas de unas audioguías gratuitas que los más pequeños pueden usar para saber todo acerca de este edificio religioso. La audioguía cuenta con cinco pistas, las mismas que la audioguía general que usan los adultos, para que la visita de padres se haga al mismo tiempo que la de los niños. Tiene unos treinta minutos de duración, para evitar así que los más pequeños se aburran, y un contenido adaptado al lenguaje de los niños, con los personajes del topo Rodrigo y de la niña Carmina como cicerones.

La catedral de León deja embobados a los más pequeños

La catedral de León deja embobados a los más pequeños

Las audioguías explican de una forma divertida y, a su vez, didáctica, todas las historias y las anécdotas en torno a la Catedral de León. Realizada por la empresa Vocces y disponible en seis idiomas (español, inglés, francés, alemán, italiano y holandés), esta audioguía cubre una demanda creciente ante el aumento de visitas familiares y de escolares a la pulchra leonina.

Talleres en el MUSAC: el arte sí es para niños

El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, más conocido como MUSAC, también piensa en los reyes de la casa. A lo largo del año organiza una serie de actividades cuyo objetivo es acercar a los niños al mundo del arte. Cuentacuentos, talleres, obras de teatro, ciclos de cine, performances y conciertos son algunas de las propuestas que el MUSAC ofrece el público infantil.

Talleres infantiles en el MUSAC

Talleres infantiles en el MUSAC

Uno de los proyectos más destacados es Pequeamigos que nace para fomentar el interés de la población entre 5 y 12 años por el arte contemporáneo, desde un enfoque pluridisciplinar. Las actividades que están dirigidas a este grupo invitan a la diversión en el museo como medio de aprender a disfrutar del arte y ampliar conocimientos del mundo que nos rodea.

¿Quién ha dicho que el arte no es para niños?

¿Quién ha dicho que el arte no es para niños?

Otras de las propuestas son los Diverviajes. Recorridos activos por el museo y las exposiciones donde los niños crean su propio recorrido, y las visitas para público infantil y familias, que tienen lugar un domingo al mes, y en donde se recorren las exposiciones del museo en un recorrido realizado por una educadora y adaptado a los intereses y ritmos infantiles.

En la web del Ayuntamiento de León están todas las propuestas que esta ciudad ofrece a las familias.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies