Tusdestinos.net / Turismo y viajes


El folclore peruano tiene muchas formas de expresión para lucir ante el mundo su colorido y la riqueza y diversidad de su cultura. Enero es una buena prueba de ello, ya que durante este mes Perú celebra algunos de sus festivales más importantes, citas que se han mantenido vivas durante siglos y que hoy marcan la agenda internacional.

El Festival de la Marinera es uno de los grandes exponentes del baile peruano y alcanza su edición número 49. Este evento anual acoge la celebración del Concurso Nacional de Marinera, que atrae todos los años a parejas de todo el país con ánimo de mostrar sus habilidades. No en vano, el evento ha convertido a Trujillo, la ciudad donde tiene lugar, en la capital del folclore costeño.

La marinera es una de las danzas más elegantes y también una de las mejores formas de conocer en vivo la rica cultura del país. Se trata de un baile en pareja, de aires muy coquetos, en el que se bate en el aire un pañuelo blanco con la mano derecha. Los bailarines visten atuendos típicos: ella lleva un hermoso traje regional con una falda de vistosos vuelos ceñida a la cintura, mientras que él viste un poncho y sombrero de jinete de caballo de paso, con pantalón negro y camisa blanca. Sus pasos característicos son el “coqueteo” (juego de requiebros entre ambos bailarines) y el hábil “cepillado” con los pies.

Esta danza es herencia de la primitiva “zamacueca”, que bailaban los antiguos mulatos, y el resultado de su fusión con otras danzas musicales como la jota aragonesa, el fandango y el “minuet” francés. En definitiva, se trata del sabor peruano en fusión con los requiebros y la elegancia de piezas españolas y francesas.

En este festival se dan cita los mejores bailarines de todo el país. Además, coincidiendo con estas fechas se realizan caravanas de marinera, y un concurso de caballos peruanos, así como emocionantes corridas de toros y exposiciones de artesanías, tradiciones y costumbres norteñas.

El milagro de la Virgen de la Candelaria

La fiesta de la Virgen de la Candelaria, celebrada entre enero y febrero, es otra de las citas tradicionales que destaca en Perú. Cada año, desde 1781, la ciudad de Puno, a orillas del Lago Titicaca, celebra su tradicional fiesta para homenajear a su patrona, la Virgen de la Candelaria. En ella se dan cita más de medio millón de personas, entre habitantes y visitantes, que llegan a Puno atraídos por la fiesta folclórica más relevante de Perú y una de las más importantes de toda América.

La importancia de esta celebración se mantiene con el paso de los siglos. Su origen tuvo lugar hace más de trescientos años, cuando los rebeldes sitiaron la ciudad de Puno y, como respuesta, sus pobladores sacaron en procesión la imagen de la Virgen. Según la leyenda, fue entonces cuando se produjo el milagro y los asaltantes sufrieron una alucinación al verse rodeados por un gran ejército. La Virgen, que logró que se retiraran rodeándolos con “candelas”, fue consagrada como patrona y protectora de Puno.

Desde entonces, cada año a partir del 20 de enero se hacen ofrendas florales en su honor y rituales a pie de calle. El festival, que dura 18 días, culmina con la celebración de su “día grande”, el 2 de febrero. En estas fechas Puno se llena de coloridas procesiones, peregrinaciones, concursos de danzas autóctonas y desfiles de trajes de luces. Más de 200 bandas de música y miles de danzantes llenan la ciudad para honrar a su Virgen milagrosa, que es conducida por la ciudad en medio de una colorida fiesta llena de música, bailes y devoción.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies