Tusdestinos.net / Turismo y viajes


Como todos los años, una vez más Madeira comienza con los preparativos para convertir su capital Funchal, en un pesebre de tamaño natural. Las calles se engalanan con luces de todos los tamaños y colores que, formando dibujos, presentan una fuerte simbología de la isla y de la época, que anteceden a la multitud de festejos que brinda el archipiélago durante los últimos meses del año. Pero el espectáculo más impactante estará ubicado en el anfiteatro de Funchal transformado en un grandioso pesebre que será iluminado con más de 250 mil lámparas de colores. En una de las ciudades más acogedoras donde celebrar las navidades, la tradición se impone creando un escenario inolvidable para la familia. La festividad se celebra por todo lo alto y finaliza en Nochevieja con el mayor espectáculo pirotécnico del mundo, reconocimiento obtenido en 2006 con el que se batió el Record Guiness al mayor espectáculo pirotécnico del mundo.

El día grande de las fiestas en Madeira es el 31 de diciembre, aunque el calendario festivo da comienzo durante los primeros días de diciembre con el alumbrado de las calles de Funchal. Éste, se va encendiendo paulatinamente hasta que incontables luces de diferentes formas, tamaños y colores acaban por iluminar el gran Anfiteatro de Funchal. Las flores, como en múltiples celebraciones de las islas, también tienen un papel preponderante en la decoración navideña de Madeira, cubriendo las plazas de toda la capital, que junto con la música que invade el ambiente recrea por toda la ciudad una sensación de cuento.

A principios de diciembre arrancan también los programas de animación a lo largo de las calles de la capital, durante los cuales no faltan las bandas de filarmónicas y bailes folclóricos que amenizan las compras y llenan el centro de la capital de un ambiente festivo. A su vez, tienen lugar diferentes exhibiciones navideñas y exposiciones de nacimientos en diversos locales de Funchal, lo cual supone un conjunto de recreaciones artesanales de gran calidad y belleza, reflejando a la perfección las tradiciones del archipiélago. Los belenes que engalanan los rincones de la capital, también llamados Lapinhas, aparecen adornados con centros de frutas y trigo fresco iluminando el portal. Asimismo, el 15 de diciembre es el comienzo de las ‘Missas do Parto’ que empiezan al amanecer para celebrar los nueve meses de embarazo de la Virgen María y que se celebran con procesiones especialmente en las iglesias rurales.

Los eventos gastronómicos suponen otro de los atractivos de la Navidad en Madeira. Las compras para la cena de Nochebuena, se convierten en todo un evento en la Noche del Mercado que tiene lugar el 23 de diciembre en el Mercado dos Lavradores, plagado de puestos y abierto durante toda la noche. La matanza del cerdo, días antes de Nochebuena, también cuenta con una tradición muy arraigada en las islas, habiéndose convertido en una fiesta llena de animación donde familias y vecinos se reúnen para disfrutar de la gastronomía típica de la época. Las delicias culinarias de estas fechas son el asado de cerdo, las tartas de miel, o el surtido de frutas tropicales.

Por ello, Madeira se perfila como una opción diferente y llena de magia para pasar las fiestas navideñas, pudiendo presenciar acompañado de la familia de un mágico espectáculo pirotécnico, además de disfrutar de su exuberante naturaleza y sus hermosos paisajes, en este tiempo diversión y alegría. Es la labor de una isla dedicada a no olvidar las tradiciones más antiguas de la humanidad.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies