Uno de los motivos por los que volvería siempre a Berlín es por visitar una y otra vez los museos que se encuentran en la llamada isla de los museos y para descubrir los nuevos espacios culturales que se inauguran con frecuencia en la capital alemana. A día de hoy mis 10 museos favoritos de Berlín son los siguientes:

Museo de Pérgamo

En mi opinión es el museo más interesante e impresionante de la ciudad alemana. Se encuentra en la llamada isla de los museos de Berlín, situada en el río Spree junto al corazón de la ciudad. Este complejo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está formado por cinco prestigiosos museos que albergan colecciones arqueológicas y de arte. Durante la Segunda Guerra Mundial buena parte de estos edificios quedaron terriblemente dañados y algunos han visto incluso finalizadas sus reformas hace pocos años.

Museo de Pérgamo. Puerta de Ishtar o Astarté

Museo de Pérgamo. Puerta de Ishtar o Astarté. Foto Juan Coma

El de Pérgamo fue inaugurado en 1930 y es el más visitado de la urbe. En el interior se expone la impresionante colección de antigüedades, además del museo de Oriente y el de Arte Islámico. La joya de la corona es el Altar de Pérgamo, que da nombre al museo, una edificación impresionante construida hace más de 2.000 años y descubierta a finales del siglo XIX, y trasladada a Alemania fruto de un acuerdo germano-otomano. La mala noticia es que la sala que contiene el altar de Pérgamo va a estar cerrada unos años por lo que, de momento, no se puede ver esta gran obra de la arquitectura y escultura helenística que sobresale por sus frisos monumentales.

Puerta del Mercado Romano de Mileto

Puerta del Mercado Romano de Mileto. Foto Juan Coma

Otra de las construcciones que deja con la boca abierta a los visitantes del museo es la puerta del mercado romano de Mileto. Erigida hacia el año 120 d.C. la inmensa estructura de 17 metros de altura fue destruida por un terremoto en la Edad Media. Después de ser restaurada por algunos arqueólogos alemanes, la puerta sufrió severos daños durante los bombardeos de los aliados en la Segunda Guerra Mundial. Aunque uno de mis rincones favoritos del Museo de Pérgamo es la Puerta de Astarté, construida en el siglo VI a.C. bajo las órdenes del gobernante de Babilonia, Nabucodonosor II. Esta da la bienvenida a una zona del museo donde se exponen obras procedentes de Mesopotamia, Siria y Anatolia.

Museo Nuevo

El Nuevo es uno de los más interesantes de los cinco edificios de la isla de los museos de Berlín. Asimismo, el hecho de que permaneciera cerrado durante 70 años y abriera hace relativamente poco sus puertas hace que sea uno de los más visitados de Berlín. Es uno de los más espectaculares del mundo, no solo por las colecciones que alberga, sino por la grandiosidad del edificio.

Museo Nuevo. © Visit Berlin

Museo Nuevo © visitBerlin Foto Wolfgang Scholvien

Con más de 2.500 objetos en exposición situados a lo largo tres plantas, la parte dedicada a Egipto es probablemente la más atractiva del Museo Nuevo. Se pueden ver momias, figuras funerarias utilizadas para los rituales de enterramiento y un sinfín de objetos. Aunque, sin duda, la obra maestra del museo es el busto de la Reina Nefertiti, conservado en perfectas condiciones desde su creación en el año 1351 antes de Cristo.

Alte Nationalgalerie

La Antigua Galería Nacional (Alte Nationalgalerie), también ubicada en la isla de los museos, contiene pinturas y esculturas del s. XIX realizadas entre la Revolución Francesa y la I Guerra Mundial, entre el clasicismo y las secesiones. Llama la atención el edificio de la Altes Galerie, diseñado según los planos de August Stüler bajo la dirección de Heinrich Strack, y construido entre 1867 a 1876.

Alte Nationalgalerie de Berlín. Foto Juan Coma

La Alte Nationalgalerie es una de las seis ubicaciones de la Nationalgalerie junto a la Neue Nationalgalerie, con arte del s. XX, el Museum Berggruen, el Hamburger Bahnhof, el Museum für Gegenwart – Berlin, de arte contemporáneo, y la iglesia Friedrichswerdersche Kirche, que alberga esculturas del S. XIX.

Altes Museum

El Museo Antiguo (Altes Museum) fue erigido a mediados del siglo XIX siguiendo los diseños de Karl Friedrich Schinkel y es una de las construcciones más significativas del clasicismo. En su estructura destacan sus 18 columnas jónicas acanaladas, el pórtico amplio, la rotunda (un recurso expresivo del panteón romano) y, por último, la escalinata.

Altes Museum © visitBerlin Foto Wolfgang Scholvien

Aunque fue diseñado para exponer colecciones de arte berlinesas, el Altes Museum contiene desde 1904 una importante colección de antigüedades con una destacada muestra permanente de arte y cultura de los griegos, etruscos y romanos.

Museo Bode

El quinto y último edificio de la llamada isla de los museos es el Museo Bode que alberga una excelente colección de esculturas del mundo, el Museo de Arte Bizantino, con obras de la antigüedad tardía y bizantina, y el Gabinete Numismático.

Bode Museum © Wolfgang Scholvien

El anteriormente llamado Museo Kaiser Friedrich fue inaugurado en el año 1904, alojando en sus comienzos una pinacoteca de la era cristiana. Durante la II Guerra Mundial, el edificio del museo quedó gravemente dañado por los bombardeos.

Escultura del Bode Museum

Escultura del Bode Museum. Foto Juan Coma

Destaca sobremanera el gabinete numismático que, con más de medio millón de objetos, es una de las colecciones más importantes del mundo. La exposición muestra más de 4.000 monedas y medallas que hacen una crónica de la historia de la humanidad, desde el siglo VI a.C. hasta la llegada del euro en el siglo XXI.

Museo Judío

El Museo Judío de Berlín, inaugurado en 2001, es un lugar para la difusión de la historia y cultura judeo-alemana. De hecho su estructura revestida de zinc se ha convertido en una de las más emblemáticas de Berlín. El edificio que lo alberga fue diseñado por Daniel Libeskind quien describe las tensiones entre judíos y alemanes a partir de dos ejes en cuyo cruce están los voids, espacios huecos con gran significado emocional. En este sentido algunos de los espacios más significativos del Museo Judío son la Torre del Holocausto y el Jardín del Exilio, que recuerda en parte al Monumento al Holocausto.

Museo Judío © Wolfgang Scholvien

Museo Judío © Wolfgang Scholvien

El Museo Judío tiene una exposición histórica permanente que explica la historia judeo-alemana y que comienza con su llegada en la época medieval a través de una muestra compuesta por fotos, cartas y un sinfín de objetos cotidianos. En otras salas del museo se habla de otros episodios históricos como la emigración, las deportaciones y el Holocausto.

Neue Nationagalerie

En el área del Kulturforum, en el centro de Berlín, se alza la Neue Nationalgalerie, última obra del gran maestro de la arquitectura, Mies Van der Rohe. Este particular edificio, situado al oeste de la Postdamer Platz, al lado de la Filarmónica, es de estilo internacional. La Neue Nationalgalerie es uno de los tres principales lugares de exhibición de las colecciones de la Galería Nacional junto a la Alte Nationalgalerie donde se exponen colecciones del siglo XIX, y el Hamburger Bahnhof, destinado al arte contemporáneo.

Neue Nationalgalerie © Wolfgang Scholvien

Neue Nationalgalerie © Wolfgang Scholvien

La Neue Nationalgalerie está principalmente dedicada al arte del siglo XX ya que se muestran obras de la Bauhaus, expresionistas, cubistas y surrealistas. En su exposición permanente se pueden ver obras de Klee, Munch, Kandinsky y Picasso, entre otros artistas.

Museo Urban Nation de Arte Contemporáneo Urbano

Uno de los benjamines de este ránking es un museo inaugurado en el año 2013, el Urban Nation, dedicado al arte contemporáneo urbano tan presente en Berlín en sus edificios, farolas o andamios, entre muchos otros elementos. El Urban Nation está ubicado cerca de la estación de metro de Bülowstraße, una zona que está tan repleta de arte urbano que da la sensación de estar en una exposición al aire libre.

Museo Urban Nation. Foto Juan Coma

El edificio que acoge el Urban Nation es una exposición tanto por fuera como por dentro. Su fachada está decorada por varios artistas urbanos como EINE, DALeast o los hermanos IcyAndSot, originarios de Irán. El museo es un punto de encuentro único para exposiciones, investigaciones e intercambio en torno al arte urbano contemporáneo. Acoge exposiciones temporales y alberga la Biblioteca Martha Cooper, la primera reportera gráfica que plasmó en sus fotografías el arte urbano berlinés. Detrás de Urban Nation está Berliner Leben, una asociación de Gewobag cuyo objetivo es promover el arte y la cultura. En este vídeo de Berlín podéis ver unos segundos dedicados a este museo.

Vídeo Urban Nation

Museo DDR

Los últimos dos museos que he incluido en este listado son realmente curiosos. El primero es el dedicado a la DDR (la antigua República Democrática Alemana) que reúne objetos que muestran cómo era la vida cotidiana de la parte comunista de la capital alemana y el opresivo régimen de la RDA que rigió el destino de los habitantes de Berlín este entre 1949 y 1990. Los visitantes pueden subirse a un trabant (el coche más popular de la época), además de contemplar todo tipo de objetos cotidianos y vestuario de la época. Se puede ver la recreación de un piso del Berlín este y ver cómo eran algunas estancias como la cocina, el baño o el salón.

Museo del Espionaje (Spy Museum)

Acabaré este listado con otro de los museos más jóvenes de Berlín, el Spy Museum, situado en la Leipziger Platz y dedicado, como su propio nombre indica, al espionaje de forma amena e interactiva. En sus instalaciones se muestran objetos curiosos que usaban los agentes secretos como maletines de infrarrojos o cámaras ocultas muy utilizados durante la Guerra Fría. Durante este tenso período histórico Berlín fue considerada la capital del espionaje.

Spy Museum © Spy Museum Berlin

Spy Museum © Spy Museum Berlin

El museo está dividido en varias secciones y se tratan diversos periodos como la primera y segunda Guerra Mundial o temáticas como los agentes dobles o el mítico 007. El museo del espionaje cuenta con más de 200 pantallas LED donde se pueden escuchar entrevistas a expertos como el profesor Wolfgang Krieger, especializado en la temida policía secreta de la República Democrática Alemania, la Stasi, o el caso del exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense, Edward Snowden. En el Museo del Espionaje hay más de 300 objetos expuestos, un divertido espacio interactivo donde los visitantes han de sortear una habitación con rayos láser y un mapa gigante de las zonas de espionaje de Berlín tras finalizar la Segunda Guerra Mundial.

Más información sobre museos en Alemaniawww.germany.travel/es/ciudades-turismo-cultural/museos/museos.html

 

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies