Tusdestinos.net / Turismo y viajes


En el área del Benelux, una región en que el agua dibuja postales de cuento entre molinos y adustos edificios, la cadena NH Hoteles pone a disposición del viajero los establecimientos más cómodos y más bellos, a precios muy accesibles.  Una inmejorable oferta gastronómica, vistas inolvidables, relax y promesas de escapadas en bicicleta te esperan en la antigua Flandes, una zona bendecida, además, por numerosas conexiones low cost.

Clases de Historia en Holanda

En la cosmopolita capital holandesa, NH Hoteles dispone de los mejores establecimientos, localizados muy cerca de las principales atracciones turísticas de Amsterdam (como el Barrio Rojo, la Casa de Ana Frank o el Museo Van Gogh). Los amantes de la historia no pueden dejar pasar la oportunidad de albergarse en el primer hotel que abrió sus puertas en la ciudad, el NH Doelen. Este establecimiento, que funciona como hotel desde 1883, mantiene gran parte de la arquitectura y decoración decimonónica. Situado frente al río Amstel y muy cerca de la vibrante Plaza de Rembrandt, guarda el sabor añejo de sus huéspedes más célebres en rincones inolvidables como la impresionante Suite Sissi (en la que en efecto se alojó la emperatriz astrohúngara) y esconde anécdotas imborrables como haber albergado el muro en que uno de los más destacables maestros flamencos barrocos, Rembrandt, pintó una de sus obras más célebres, “La Ronda de Noche” (este muro forma parte, además, de la antigua muralla defensiva de la ciudad)

En la misma plaza, el NH Schiller, considerado monumento nacional holandés por la belleza Art Decó del inmueble de 1912 en que se emplaza, destaca además por la cuidada decoración de sus 92 modernas habitaciones, todas decoradas con interesantes pinturas de su antiguo propietario, el poeta y dramaturgo romántico Fiedrich Schiller.  La Brasería del establecimiento, con el mismo nombre, aúna romanticismo con la mejor gastronomía.

A pocos pasos, 19 antiguos edificios del siglo XVII se han fundido en un único y espectacular hotel, el NH Barbizon Palace. Sus lujosas 269 habitaciones incluyen una inolvidable suite real, 2 suites y 4 junior suites.  El hotel cuenta además con una fastuosa capilla original del siglo XV consagrada a San Olof e ideal para la celebración de ceremonias privadas. La excelencia de su restaurante Vermeer y la agradable atmósfera de su bistro, el Hudson Terrace & Restaurant, son dos de los puntos fuertes de este establecimiento que, además, cuenta con gran capacidad para eventos y congresos.

También en una ubicación privilegiada, en pleno Dam, el NH Gran Hotel Krasnapolsky es casi una pequeña villa dentro de la ciudad (con 468 habitaciones, 6 suites y 36 apartamentos completamente equipados). Construido en 1866 mantiene el aire señorial que le confieren sus más de 140 años de historia. Su delicioso jardín de invierno interior, finalizado en 1879 y convertido hoy en una apabullante sala de desayunos, ofrece una atmósfera única para empezar el día. Cinco eclécticos restaurantes –desde el cosmopolita Reflect al exótico Shibli Bedouin, con las más deliciosas especialidades de la cocina árabe, pasando por la exquisita pastelería del Lounge y la sofisticada coctelería de The Golden Palm- satisfacen a los paladares más exigentes. Y 22 salas de reuniones (con capacidad para hasta  1500 personas) lo convierten en un emplazamiento ideal para el turismo de eventos y convenciones.

NH Hoteles en los Países Bajos

NH Hoteles en los Países Bajos

El jardín de verano, el Centro de Congresos Internacional del hotel y su completa sala de fitness, son otros de los espacios privilegiados de este gran establecimiento. Muy cerca del Mercado de las Flores y el Palacio Real, el NH City Center es uno de los alojamientos predilectos por los turistas, tanto por sus románticas vistas a los canales como por la amabilidad de su personal. Ubicado en un edificio de ladrillo de 1920 conjuga la elegante sofisticación de principios de siglo con todas las comodidades contemporáneas.

Además, su recio restaurante d’Vijff Vlieghen, anterior a la construcción del hotel, abrió sus pesadas puertas de madera por primera vez en 1627 y, desde entonces, es uno de los enclaves favoritos de visitantes y lugareños para disfrutar de unas cerveza y la mejor cocina tradicional. Su carta de licores incluye 150 variedades de ginebra. El jardín de invierno del hotel supone un enclave privilegiado para fiestas privadas o unos cócteles entre amigos al atardecer.

Por lo demás, en la vivaz ciudad universitaria de Groningen (una de las villas más antiguas de Holanda y, hoy, una de las más vibrantes), frente al tranquilo Mar de Frisia, el NH Hotel de Ville se enmarca en un encuadre privilegiado para disfrutar tanto de la moderna arquitectura de la ciudad así como de sus postales históricas.

Elegancia, exquisitez y lujo marcan el tono de la decoración de las 66 habitaciones, muchas de las cuales tienen vistas a la famosa Torre Martini.  También los espacios comunes de este establecimiento están llenos de encanto. Y tanto su salón con chimenea, como su Bistró o como el agradable restaurante exterior del jardín (que abre en temporada de verano) con marcos inolvidables para una estancia de relax.

En la boscosa Nunspeet, en plena reserva natural de Veluwe, se ubica el moderno NH Conference Center Sparrenhorst, un establecimiento moderno, colorista y de divertido diseño, ideal tanto para congresos como para escapadas de disfrute de la naturaleza. Su gran piscina cubierta, su grill EveZZ y su completo teatro, perfecto para eventos, lo convierten en un enclave único en la zona.

Elegancia al estilo belga

En el corazón de la capital, Bruselas, en el sofisticado barrio de Sablon, famoso por sus galerías de arte, anticuarios y boutiques, se ubica el NH du Gran Sablon, un hotel de cuatro estrellas superior. Cerca del recién abierto Museo Magritte, delante del mercado callejero de antigüedades de cada fin de semana y a escasos 500 metros del famoso mercadillo de ‘Les Marolles’, (que se celebra en la Place Jeu de Balles desde el siglo XVI), este establecimiento es un punto de referencia para los amantes del arte.

A escasos 200 metros de la estación ferroviaria y muy bien conectado con las principales atracciones turísticas de la ciudad, el hotel cuenta, además, con un remarcable restaurante, Il Cortile, de cocina italiana. Sus ocho salas de reuniones lo convierten también en un establecimiento idóneo para el segmento MICE.

Una ubicación privilegiada (en el barrio histórico y comercial de Bruselas) caracteriza también al NH Grand Place Arenberg, un confortable hotel de cuatro estrellas y 155 habitaciones, con fabulosas vistas a la catedral de Sant Michel. En la bella ciudad de Brujas, “la Venecia del Norte”, un antiguo monasterio del siglo XVII alberga el impresionante NH Brugges, un establecimiento de 4 estrellas con 147 habitaciones y dos suites, todas lujosamente equipadas. Su impresionante piscina climatizada cubierta y las delicias tradicionales, belgas y francesas, de la carta de su renombrado restaurante, el Ter Boeverie, son dos de sus grandes atractivos. Además, el hotel dispone de una pequeña capilla histórica “Seminar”, completamente renovada que conserva una bellísima vidriera original; un marco inmejorable para cualquier celebración.

Algunos de los alojamientos con más belleza de la cadena se ubican en Gante. En la ciudad natal del emperador Carlos I, destaca el NH Gent Belfort, en el mismo corazón de la ciudad. Su arquitectura art-nouveau y el confort de sus 171 habitaciones. Su restaurante Il Trovatore, (bajo cúpulas de piedra) es un encuadre único para una cena romántica. En el distrito residencial vecino a la estación de St Piers y a distancia a pié del Museo de Arte contemporáneo SMAK, se ubica el NH Gent. Su Cotton City Bar ofrece un marco encantador para una copa o un snack ligero.

El NH Molejvinker, muy cerca del parque homónimo y en los alrededores de la ciudad de Genk, es un enclave ideal para estancias de ocio, deporte y placer. En esta villa, que acaba de ser designada por la Comisión de Turismo europea como la ciudad más amigable del continente, el huésped dispone de un lujoso hotel de 88 habitaciones pulcramente decoradas. El enclave natural en que se ubica es, además, un entorno excelente para la práctica de ciclismo y senderismo y un punto de partida inmejorable para escapadas a las cercanas localidades de Hassel y Maastricht. El excelente restaurante Molejvinker, con vistas al lago, ofrece una deliciosa carta, que cambia en cada estación, cocina de mercado y la mejor selección de su prestigiosa bodega.

Escapada urbana a Luxemburgo

En el distrito financiero de la capital luxemburguesa, se ubica el NH Grand Duché de Luxembourg, un moderno edificio de gran personalidad caracterizado por sus tres alas de distintos colores. A pocos metros del club de Golf, y muy bien conectado con el aeropuerto, este establecimiento cuenta con dos destacables restaurantes, Signature y The Crossroad Bar, que ofrecen una cocina moderna y sana con productos procedentes sólo de agricultura biológica.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies