Tusdestinos.net / Turismo y viajes


Después del verano, Alemania es el lugar perfecto para seguir con el espíritu veraniego. Su Oktoberfest reúne en Munich desde mediados de septiembre a millones de personas. Además, Alemania es un país repleto de tesoros culturales únicos que ofrece una gran oferta culinaria formada por sus conocidas variedades de cerveza y salchichas además de sus más de trescientos tipos de pan. Su patrimonio musical formado por autores clásicos como Beethoven o Bach, se refuerza con los innumerables clubes de jazz y de pop-rock que inundan sus ciudades. Con el paso del tiempo Alemania se ha convertido en un país que refleja de manera asombrosa la convivencia entre historia y vanguardia.

La capital

En los 3.500 metros entre el Checkpoint Charlie y la Oranienburger Straße, la legendaria calle Friedrichstraße reúne casi todo lo que constituye la capital alemana: negocios, cultura, moda e historia. No lejos de la Puerta de Brandeburgo y del paseo Unter den Linden, el NH Berlín-Friedrichstraße espera a sus clientes. Este hotel de 4 estrellas de categoría Superior, punto ideal de partida para viajes de fin de semana y vacaciones cortas en familia, se ha especializado en el ámbito de los viajes de negocios y dispone de 262 modernas habitaciones y 30 lujosas suites.

Diez salas de eventos, todas ellas con luz natural, tienen capacidad para albergar hasta 300 personas en cualquier tipo de celebración o evento. Desde el piso 13 del hotel, cuentan, además con espectaculares vistas del cielo sobre Berlín. Además, en el imponente pabellón de cristal de este hotel de 4 estrellas de la cadena hotelera española, se pueden organizar fiestas y recepciones para un máximo de 1.200 asistentes.

La restauración del NH Berlín-Friedrichstraße, orientada especialmente a los clientes de congresos, se ajusta al lema “eat smarter” (“comer de forma más inteligente”), y ofrece tres variantes: “eat smarter fast”, “eat smarter energy” e “eat smarter mediterran”. Asimismo, el hotel presenta los conceptos de restauración de “EatingMeeting” y “@Lunch”, introducidos ya hace varios años. Además, los clientes disfrutarán del placer culinario en el restaurante “Vivaldi”, con una variada carta italiana, en un ambiente clásico y elegante. Todo aquel que desee un entorno algo más distendido, lo encontrará en el “Ristorante La Matta”, integrado en el impresionante pabellón de cristal – punto de unión de tres edificios – donde queda patente el ambiente internacional de la capital alemana. El centro de fitness, con sauna y solárium, relaja a los clientes después de un duro día de trabajo.

A la vuelta de la esquina de esta arteria berlinesa, el NH Berlin-Mitte, profusamente restaurado entre finales de 2007 y principios de 2008, ofrece a sus clientes –tanto de negocios como turistas en escapadas breves- idéntico confort y las mejores posibilidades para acceder a la rica vida cultural y la entusiasmante vida nocturna alemana. Sus 392 habitaciones, ofrecen todas las comodidades. Sus 13 salas de conferencias, con capacidad para hasta 300 personas, son idóneas para la celebración de cualquier tipo de evento o convención. El NH Berlin-Mitte cuenta, además, con un área de fitness y sauna. Su restauración la abandera el restaurante “Grissini”, que aúna la cocina de mercado con deliciosas variedades regionales y una cuidada carta de vinos tanto española como alemana.

Para los aficionados a las compras, el NH Berlin-Kurfürstendamm, de cuatro estrellas, es una excelente opción por su proximidad al KaDeWe, el más famoso de los centros comerciales berlineses, y por su cercanía al boulevard de Kurfürstendamm, una avenida de más de 3 km que se conoce como los Campos Elíseos de Berlín. Este establecimiento de 167 habitaciones y completamente reformado en 2007, se encuentra además muy cerca de otros centros de interés turístico como el impresionante Zoo de Berlín.  Cuenta además con 3 zona de wellness con sauna, baño de vapor y zona de fitness.

Baden-Baden

En la misma atmósfera que frecuentaron Fiodor Dostoievski o Ivan Turgueniev, en plena Selva Negra, se ubica el lujoso Schlosshotel Bühlerhöhe Hotel & Spa Resort. Este antiguo sanatorio militar y cuartel nazi en el III Reich, fue erigido por la obstinación y el amor de la ‘generala’ judía Hertha Isenbart. A la muerte de su marido, el ex comandante alemán Guillermo Isenbart,  Hertha se empeñó en construir en su memoria, un hotel de descanso para las tropas y lo hizo en uno de los enclaves más bellos de Alemania.

Heredera de una rica familia de propietarios de Silesia, la joven Hertha pudo permitirse no sólo comprar más de 178.000 metros cuadrados de pinares, sino también contratar, en 1911, al famoso arquitecto Guillermo Kreis, de Dusseldorf, que diseñó el magnífico castillo de estilo barroco que alberga el hotel y el pabellón sanitario anexo. Ofrecido como regalo al Canciller Guillermo, y utilizado durante la Primera Gran Guerra como hospital de reservistas, a la muerte de Hertha, en 1918, en pleno declive del Imperio Alemán, sus herederos vendieron estas propiedades a un fuerte grupo financiero que pronto se dio cuenta de su fabuloso potencial turístico.

En la actualidad, el Schlosshotel Bühlenhohe Hotel & Spa Resort es un impresionante hotel de cinco estrellas, de categoría NH Luxury Resort, famoso por la excelencia de su balneario y por lo agradable de su emplazamiento, rodeado de bosques, del aire puro de sus 850 metros de altitud, y a escasos 15 km de la localidad de Baden-Baden, famosa por sus baños, sus termas de Caracalla, su casino y sus impresionantes carreras de caballos (en otoño).

Los mejores tratamientos de belleza y salud pueden disfrutarse en su zona de wellness y en la moderna clínica Max-Grundig, que ofrecen paquetes de uno a siete días, con las más novedosas técnicas antiedad y antiestrés, como la bioenergía. Además del hidromasaje, sauna y baño turco del hotel, su elegante piscina climatizada de mármol tienta al huésped con sus agradables 28 grados de temperatura. En el exterior, una pista de tenis, seis campos de golf y un centro hípico, ofrecen todas las facilidades para la práctica deportiva.

La esmerada restauración de este resort se refleja en sus dos restaurantes, el “Schlossrestaurant”, de especialidades regionales y con una impresionante vista sobre la Selva Negra y el “Imperial” que desde noviembre de 2008 dirige el joven chef Matthias Schormann, (distinguido con una estrella Michelin en su restaurante Werner). Además, el salón de té “Hirschterrasse”, el bar “Salon Van Dyck” y el “Smoker´s Lounge”, son otros agradables puntos de encuentro.

Seis completas salas de reuniones ofrecen todas las facilidades para el turismo de incentivos. La Sala Adenauer cuenta con capacidad para hasta 150 invitados y la romántica capilla privada del hotel, consagrada a San Antonio, permite la celebración de enlaces civiles. El hotel cuenta, además, con un servicio de limusinas para sus huéspedes. La proximidad de los campos de Alsacia, de Estrasburgo y la zona de viñedos de Heidelberg son, asimismo, alicientes golosos para quienes se alojen en este hotel.

Postdam

En la ciudad que era el orgullo del Imperio Prusiano, Postdam, una localidad a sólo 25 km al Suroeste de la capital, se encuentra el NH Voltaire. Ubicado en un edificio histórico en pleno centro de la ciudad y muy cerca del llamado Barrio Holandés, se halla también a sólo 1km y medio del famoso Castillo de Sanssouci (a menudo equiparado con Versalles). El hotel, además, es un punto de encuentro predilecto de los principales rostros de la política y la economía alemana, en especial la terraza de verano de su restaurante “Hofgarten” a la hora del brunch dominical. Sus 143 habitaciones son un refugio ideal para el viajero mientras que sus 6 salas de congresos –con capacidad para hasta 250 personas- hacen las delicias del turismo de MICE. El hotel cuenta demás con una zona de wellness con baño de hidromasaje.

Hamburgo

En la capital alemana de los Musicales y muy cerca del teatro Neue Flora, que desde octubre de 2008 programa con enorme éxito la obra de Disney, Tarzán (con música de Phil Collins), se encuentra el NH Hamburg-Altona. Este establecimiento de 235 habitaciones y 3 junior suites, inmerso en la vida nocturna de la ciudad. Su proximidad a la famosa calle Reeperbahn, en el distrito de Sant Pauli y al distrito rojo de Hamburgo lo hace un alojamiento ideal para los noctámbulos.

La belleza de la ciudad germana de los canales, sus 2.300 puentes (más que lo que suman Amsterdam y Venecia juntas), sus museos y boutiques, tienen muy fácil acceso desde el NH Hamburg-Altona. El turista gozará particularmente con la carta de su restaurante “Navarra” y podrá relajarse en la zona de sauna, baño turco y solario.

Bingen

Situado en una de las desembocaduras del Rhin, en un valle declarado patrimonio universal de la Humanidad por la Unesco, se emplaza el NH Bingen, un establecimiento de 4 estrellas con 134 habitaciones y una suite. En la misma orilla del río, este hotel destaca tanto por el romanticismo de su atmósfera como por lo agradable de la terraza de verano de su restaurante “Aquarius”. Desde esta ubicación en la región vinícola de más prestigio en Alemania, el cliente puede degustar alguna de las especialidades de la región mientras disfruta de un crucero fluvial. Para potenciar el ambiente de relax, el NH Bingen cuenta además con sauna y baño de hidromasaje.

Heidelberg

Esta encantadora ciudad medieval y universitaria, famosa por su animación, su belleza añeja y el fabuloso castillo de su colina, es un destino imprescindible para los que quieran sumergirse en la belleza germana. En pleno barrio histórico, emplazado en una antigua fábrica de cerveza, el NH Heidelberg exhibe orgulloso su fachada amarilla. Su restaurante “Braustuberl”, especializado en los contundentes y deliciosos platos de la zona, hará las delicias del cliente. Sauna, centro de fitness y solario completan la carta del descanso.

Para el turismo de MICE, NH Heidelberg cuenta con 16 salones con capacidad para hasta 120 personas.

Nurenberg

Esta ciudad bávara se sitúa a orillas del río Pegnitz, entre canales y puentes que confieren a su casco histórico, su inconfundible aire romántico. Sus murallas construidas en la época medieval dan el toque característico a esta ciudad que fue prácticamente destruida en la II Guerra Mundial y que posteriormente se quiso reconstruir en base a los planos originales. Su famoso mercado de Navidad, que inaugura el ángel, expone todo tipo de artículos, desde productos alimenticios como salchichas, chocolates y galletas hasta objetos decorativos y juguetes.

Para disfrutar de toda esta oferta cultural e histórica NH Nurenberg City, un cuatro estrellas situado en pleno centro histórico y cercano a la estación de ferrocarril, ofrece 244 habitaciones entre las que recoge tres para minusválidos. Con un espacio Nhube, concepto creado por Ferrán Adrià, el cliente puede disfrutar de la cocina más vanguardista, en un espacio de relax en el que leer un buen libro. Este establecimiento completa sus instalaciones con unos espacios destinados a wellness, fitness, sauna y baño de vapor.

A escasos metros del hotel, se encuentra una de las principales zonas de tiendas y todo un imperio cultural formado desde la casa de Albrecht Durer al Nuevo Museo de Arte y Diseño, entre otros ya que hay más de 30 museos que ofrecen exposiciones con gran variedad temática. El mercado viejo, lugar donde se fabrica su delicioso pan de jengibre, es una de las muestras de adaptación de las viejas tradiciones a los nuevos tiempos.

Colonia

Esta populosa ciudad, antigua colonia romana, pertenece en la actualidad al estado federal de Renania, al Norte de Westfalia, y está situada en una de las orillas el río Rhin. En pleno centro se encuentra NH Koln-City, un establecimiento que cuenta con las últimas instalaciones y que ofrece a los clientes 204 habitaciones, áreas de fitness, sauna y solárium para pasar una bonita estancia.
Colonia es conocida por numerosos monumentos culturales como la catedral gótica, que se encuentra protegida por ser Patrimonio de la Humanidad, el famoso mosaico de Roman Dionysus, el Overstolzenhaus y las modernas estructuras como  la casa de la ópera y el parque de los medios de comunicación. El museo Ludwig de arte contemporáneo, uno de los más visitados recoge en su interior obras del pop art americano de artistas como Andy Warhol o Roy Lichtenstein.

Con una de las universidades más antiguas de Europa, la ciudad, presume de haber tenido dentro de su equipo docente al teólogo San Alberto Magno. El museo del chocolate, ubicado en una isla del Rhin y su fiesta más internacional, el Carnaval, hacen de este lugar un destino con gran oferta cultural e histórica.

Munich

Esta ciudad es la capital del estado federado de Baviera. Bañada por el río Isar, encontramos en la isla de Museumsinsel el Museo de la Historia de la Ciencia y la Técnica En una de sus orillas el NH Munchen Deutscher Kaiser, dotado con 173 habitaciones completamente renovadas siguiendo el estilo de NH Hoteles, asegura a sus huéspedes una estancia céntrica y confortable en la ciudad. Munich es uno de los destinos de viajes más populares de Alemania. Rodeada de idílicos lagos y montañas, esta ciudad combina tradición bávara con los aspectos más vanguardistas: fiestas de la cerveza, fuerte de primavera, los mercados de pulgas, el Festival de Cine, el Festival de la Ópera, o el Festival de Tollwood, evento cultural instalado en el Parque Olímpico de la ciudad donde música, arte y gastronomía sirven
de escaparate a otras regiones y culturas.

Si se viaja a finales de septiembre, nadie puede perderse su Oktoberfest, que año tras año supera sus cifras de visitantes. Tras el desfile de trajes tradicionales presidido por el alcalde de Munich, el centro de atención es la Fiesta de la Cerveza. El popular acto de apertura de barril en la carpa de Schottenhamel, consigue que tanto turistas como muniqueses disfruten de la variedad de actividades que se desarrollan en sus carpas mientras saborean uno de tantos tipos de cerveza.

La Catedral de Nuestra Señora, uno de los tesoros culturales de la ciudad, sustituyó a la antigua iglesia románica del siglo XII. Sus famosas cúpulas fueron construidas en base a la Cúpula de la Roca de Jerusalén. Destruida en gran parte tras la Segunda Guerra Mundial, fue restaurada en su totalidad para recuperar el techo y una de las torres que la caracterizan.Conocida por sus colecciones de arte antiguo, posee algunos de los museos más importantes del panorama internacional como la Alta Pinacoteca y la Gliptoteca que recoge esculturas griegas y romanas sin olvidar el Teatro Nacional de Munich, edificio que alberga la Ópera Estatal de Baviera.

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies