Tusdestinos.net / Turismo y viajes

Oio en Madrid: Bellanca, la plaza fuerte de ChamberíLocal polifacético donde los haya, Bellanca se ha convertido en poco menos de un año en el meeting point por excelencia de la variada clientela que cohabita en el barrio de Chamberí, un título que hace honor a su nombre que, amén de una famosa avioneta, en griego antiguo significa "plaza fuerte donde se celebraban reuniones comerciales y de negocio y festejos nocturnos”.

A mediodía los ejecutivos de la zona ocupan sus mesas en demanda de un apañado menú (tres primeros, tres segundos y postre por 11,50 €) que se presenta en un luminoso comedor de cara lavada y mantel blanco; por las noches y los fines de semana, Bellanca ofrece su lado más canalla para convertirse en el refugio perfecto de un público joven, cosmopolita y moderno, gracias a una singular puesta en escena de luces bajas, exposiciones de vanguardia y electric lounge music en la que se sirven buenas copas y una carta de picoteo donde conviven platos mediterráneos y winners internacionales, que permiten desde tapear entre horas hasta hacer una comida o cena informal. En definitiva, un rincón con alma para perderse a cualquier hora del día y de la noche.

Bellanca es la apuesta de dos inquietos hosteleros, Antonio Gastiello y Julián Soba, por convertir un otrora modesto comedor de barrio en un dinámico multiespacio abierto a todos los públicos, necesidades y franjas horarias. El local, de diseño moderno y funcional, está dividido en dos zonas: al entrar, una coqueta barra con mesitas altas recibe al cliente siempre repleta de viandas; al fondo un salón con mesas bajas, coronado por un impresionante ventanal abierto a un jardín, hace las veces de comedor y lounge, según la hora del día. Por las mañanas, Bellanca se presenta luminoso y elegantemente vestido con mantelería larga para ofrecer, a primera hora, desayunos a base de cafés y tes especiales, zumos naturales variados, bollería recién horneada, barritas y jugosas tortillas, y comida rica, casera y contundente a buen precio en los almuerzos de lunes a viernes. Por la tarde-noche, especialmente en los largos fines de semana (que aquí comienzan los jueves), es punto de encuentro del tapeo y copeo más selecto de la capital.

Su oferta culinaria, al igual que su nombre (en honor al mítico aventurero y aviador que creó el primer monomotor), responde a la pasión de sus propietarios por los viajes de altos vuelos. Así, bajo el título de “carta de navegación” la minuta propone una ruta gastronómica por lo mejor de la cocina española e internacional, en formato de platos bien generosos, tapas y raciones para compartir, etiquetados con códigos de navegación tipo “Para chuparse los dedos”, “De toma pan y moja”, “Nunca falla” y “Cinco estrellas”. Para el centro, ofrecen croquetas caseras (como debe ser, crujientes por fuera y cremosas por dentro), nachos con queso, ensaladilla rusa (muy jugosa), jamón y lomo ibérico, queso manchego, cecina de casa, ensaladas variadas (de piquillos, César, de atún o de pollo) y quesadillas chilenas en tamano norma o mega (de 30 cm de diámetro). Ideales para una cena en pareja o un encuentro gourmet con amigos, hay pastas y pizzas artesanas, risottos, ceviche (el auténtico peruano), costillas BBQ, entraña argentina, solomillito ibérico y otras delicias, y postres muy golosos entre los que destacan la tarta de zanahoria o la de chocolate y queso made in Bellanca.

Una propuesta cosmopolita, desenfada y de excelente relación calidad-precio (se puede uno saciar por menos de 20 €) que se completa con una inmejorable oferta “líquida”: cuentan con una buena selección de destilados de diferentes procedencias y categorías, cócteles clásicos (inmejorable su mojito) y vinos de todas las Denominaciones de Origen servidos por copas y son expertos en el perfect serve de las mejores copas (que cuestan de 6 a 8 €).

Todo ello se puede disfrutar en barra o en las mesas del comedor-reconvertido-en-lounge que por la noche ofrece una tenue iluminación, espontáneas exposiciones de arte contemporáneo y fotografía y la posibilidad de reservas para grupos. El estilo y volumen de la música también va cambiando en función de las ganas: a primeras horas soul, jazz y funky en modo conversación que van aumentando hacia sonidos chill out, house, electric lounge o acid jazz que invitan a mover los pies y agitar el alma ya entrada la noche.

Dirección: García de Paredes, 86
Teléfono: 91 319 88 80

Tusdestinos.net, revista de turismo y viajes

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies