Tusdestinos.net / Turismo y viajes

El Presidente de Paradores de Turismo, Miguel Martínez, ha presentado hoy en el parador de Tortosa (Tarragona) los planes que la cadena pública hotelera ha puesto en marcha para modernizar los establecimientos ubicados en Cataluña. Martínez, en el transcurso de una rueda de prensa, anunció que “En total vamos a invertir 26 millones de euros para modernizar los paradores de Tortosa y Aiguablava.  Unas obras que servirán para potenciar su monumentalidad y mejorar su integración con el entorno. Se les dotará de los mayores avances en confort, las últimas tecnologías y, también, de nuevos servicios. Se generarán, por tanto, más empleos y se creará más riqueza para Tortosa, para Aiguablava y para toda Cataluña”.

David Massip, director Operativo de Paradores, Miguel MArtínez, Presidnete, Arturo Gutierrez, Director de Parador de Tortosa y Meritxell Marcos, directora zona norte noreste.

David Massip, director Operativo de Paradores, Miguel MArtínez, Presidnete, Arturo Gutierrez, Director de Parador de Tortosa y Meritxell Marcos, directora zona norte noreste.

La inversión es especialmente importante porque casi dobla la cantidad prevista en el Plan Estratégico 2009-12, que actualmente está ejecutando Paradores. Concretamente en el citado Plan se preveía un gasto de 14 millones de euros repartido al 50% entre los dos paradores catalanes. Finalmente, tras analizar a fondo el estado actual y las posibilidades de negocio de ambos establecimientos, se ha decidido invertir 10 millones de euros en Tortosa y 16 millones en Aiguablava.

Más confort, más negocio y más empleo en Tortosa

El presidente de Paradores resumió los objetivos que se van a lograr con la modernización de este establecimiento tarraconense: “Cuando acabemos la reforma, el Parador de Tortosa contará con 70 espaciosas habitaciones, un moderno spa urbano y un centro de convenciones que le convertirá en referencia para la realización de celebraciones y reuniones empresariales. Y será además un parador con una estética más acorde con el entorno, un parador más accesible para las personas discapacitadas y un parador más verde, medioambientalmente sostenible”.

El proyecto reduce en dos el número de habitaciones (pasan de 72 a 70) pero las dota, a todas ellas de más espacio, de los mayores avances en confort y de las últimas tecnologías. Siete de estas habitaciones serán superiores, de la categoría ‘junior suite’. Además, el parador de Tortosa contará con una Habitación Única, situada en la torre, que dispondrá de tres plantas con salón, baño con sauna e hidromasaje y una terraza-solarium con espectaculares vistas.

El proyecto prevé también la construcción de un moderno y funcional Centro de Convenciones. Con una extensión de 360 metros cuadrados dispondrá de tabiques plegables que le permitirán dividirse hasta en cuatro espacios diferentes. Las instalaciones contarán con todos los medios tecnológicos y audiovisuales de última generación. El Centro tendrá un acceso independiente del Parador para que sus actividades no perturben el descanso de los clientes alojados.

Otro valor añadido con que contará el remozado Parador será un spa urbano que dispondrá de una recepción con acceso interior y exterior, zona de tratamientos y zona de baños.  La zona de tratamientos constará, en principio, de seis cabinas secas (para masajes, tratamientos corporales y faciales), dos cabinas húmedas (ducha Vichy y bañera de hidromasaje) y dos zonas de relax con tumbonas térmicas.

La zona de aguas se ubicará en el antiguo polvorín y constará de una piscina dinámica equipada con diversos juegos y jets de hidromasaje, una piscina estática con camas de hidromasaje y diversas cabinas de ducha, saunas, fuente de hielo y espacios de relax. Como ‘guinda’ para un circuito relajante, los usuarios podrán disfrutar de una piscina climatizada de hidromasaje ubicada al aire libre.

El Centro de Convenciones y el Spa urbano generarán un importante número de puestos de trabajo directos, aunque Miguel Martínez prefirió ser prudente y no adelantar una cifra concreta. El presidente de Paradores espera que también se genere en la zona más empleo indirecto por el aumento en la afluencia de visitantes que puede provocar el incremento de servicios ofertados por el Parador. La reforma incluye también la remodelación de la zona de piscina, la mejor utilización de los espacios y la modernización de las instalacones de fontanería, electricidad, voz, datos, etc.

Estética más acorde, accesibilidad y sostenibilidad

Un aspecto muy importante del proyecto buscará potenciar la monumentalidad de la fortaleza árabe del siglo X en que se ubica el Parador y corregir algunas actuaciones anteriores que habían roto la estética del edificio y de la zona en que se encuentra. En esta línea, se eliminarán las actuales galerías de madera de estilo castellano que serán sustituidas por celosías con lamas móviles. Un sistema que permite ahorrar energía al reducir el impacto del calor y del frío sobre el edificio.

Paralelamente se remodelará la explanada del recinto amurallado para reordenar y ‘ocultar’ el aparcamiento, aumentar la superficie ajardinada y potenciar la monumentalidad de sus murallas y torres. “Las obras comenzarán a finales del próximo verano y, cuando finalicen, Tortosa, Tarragona y Cataluña dispondrán de un parador más monumental, más moderno, que generará más riqueza y más empleo. Y un Parador que, además, será más accesible para las personas con discapacidad y más respetuoso con el medio ambiente” aseguró el presidente de Paradores.

Más accesible y más respetuoso con el medio ambiente

Miguel Martínez dio especial importancia a dos aspectos que también se van a lograr con esta reforma: mejorar la accesibilidad para las personas discapacitadas y convertir Tortosa en un parador ‘Verde’, medioambientalmente sostenible. En esta línea detalló que se mejorará la accesibilidad de los accesos, el tránsito por las zonas comunes y se construirán varias habitaciones especialmente diseñadas para la comodidad de las personas discapacitadas. Todo ello se hará sin alterar los muros, escaleras y zonas de alto valor histórico y artístico.

En paralelo, Martínez destacó el avance en sostenibilidad medioambiental que va a suponer la obra. En este sentido se implantarán sistemas que permitirán ahorrar agua y electricidad, se utilizarán energías limpias y se habilitarán los medios necesarios para que el Parador pueda reciclar la mayor parte de sus residuos.

Fase inicial del proyecto en Aiguablava

Miguel Martínez quiso adelantar también algunos detalles de las obras que se acometerán en el Parador de Aiguablava. El presidente de Paradores aclaró que el proyecto aún se encontraba en una fase muy inicial porque las obras no comenzarán, al menos, hasta el verano de 2011. En cualquier caso se prevé una inversión de 16 millones de euros para acometer la remodelación integral del establecimiento y dotarle de las últimas tecnologías. El proyecto incluirá la reforma, modernización y redecoración de todos los espacios. Tanto habitaciones como zonas comunes. Se redistribuirán todos los espacios para mejorar la movilidad y dotar al parador de más servicios. De hecho Aiguablava contará con una mayor oferta de ocio destinado a sus principales clientes: las familias.

Obviamente la reforma también incluirá una mejora en la accesibilidad para facilitar los movimientos y la estancia de las personas discapacitadas. Se renovarán todas las instalaciones eléctricas y de fontanería con el objetivo de ahorrar energía y agua, se utilizarán energías renovables y se instalarán sistemas para reciclar residuos y depurar las aguas residuales.

Dejar un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies