La comarca del Bidasoa, formada por las localidades de Hondarribia e Irun, es un destino perfecto para una escapada de otoño por sus múltiples y variadas propuestas.

Las dos localidades guipuzcoanas, abrazadas por la bahía de Txingudi, en la Costa Vasca, cuentan con destacados recursos naturales, un patrimonio sin parangón y unas opciones de ocio y gastronomía muy interesantes.

Asimismo, la confluencia de mar, río y montaña hacen de la comarca del Bidasoa un lugar idóneo para la práctica de numerosos deportes como el surf, el buceo, el senderismo o las rutas en BTT y también la hípica, el golf o el vuelo en avioneta.

A lo largo de este artículo vamos a desgranar algunos de los atractivos que hacen de la comarca del Bidasoa un lugar ideal para una visita no solo en otoño sino en cualquier época del año.

Naturaleza de la comarca del Bidasoa

Parque Naturral Aiako Harria

El Parque Natural Aiako Harria tiene una belleza muy singular desde diferentes puntos de vista: el geólogico, con restos de fósiles de animales marinos de mas de 300 millones de años de antigüedad; el botánico, por sus extensiones de hayedos y robledales en las cuencas de los ríos que lo atraviesan; el histórico debido a los restos que se han conservado de los principales hechos históricos; y el de ocio por los entornos habilitados como zona de recreo o de paseo.

Parque Naturral Aiako Harria

Parque Naturral Aiako Harria

Monte San Marcial

El monte San Marcial o Aldabe como lo conocen los iruneses es una cima de poco más de 220 metros coronada por una ermita.

Monte San Marcial

Monte San Marcial

Esta sustituyó a una anterior que fue destruida por una rayo en el año 1796. Justo al lado del templo hay un mirador desde el que puede apreciarse una maravillosa panorámica de la zona. También es un buen sitio para degustar la gastronomía vasca en el restaurante anexo a la ermita.

Ermita de San Marcial

Ermita de San Marcial

Monte Jaizkibel

El monte Jaizkibel, cuya altura supera los 550 metros, está situado en la formación del mismo nombre de tipo flysch que se creó hace 54-45 millones de años. Con una disposición paralela a la costa, las caídas hacia el mar son muy abruptas en la parte occidental con acantilados de hasta 240 metros de altura.

Monte Jaizkibel

Monte Jaizkibel

Por contra, en su lado oriental el relieve es menos abrupto y se forman pequeñas calas y barrancadas en el curso de los arroyos que desembocan en el Cantábrico. En estas zonas se refugian también especies de fauna y flora extremadamente raros en el resto de Europa, como algunos helechos tropicales.

Costa Jaizkibel

Costa Jaizkibel

En el Monte Jaizkibel hay dos construcciones muy caracteríscas, el santuario de Guadalupe y su fuerte que fuera una de las construcciones defensivas de época contemporánea más bellas de Euskadi.

Fuerte de Guadalupe.

Fuerte de Guadalupe.

El templo cuenta con una sola nave de crucero y es probablemente una reconstrucción de otro más antiguo del siglo XVI. El santuario destaca por su chapitel de piedra de mediados del siglo XIX.

Playa de Hondarribia

Uno de los mejores lugares para pasear (aunque los más atrevidos se pueden dar un baño en sus aguas) es la playa de Hondarribia. Cuenta con 800 metros de longitud y un entorno recientemente reurbanizado además de baños, duchas, vestuarios, juegos infantiles, kiosko, bar, vigilancia, parking y servicios para personas con movilidad reducida y discapacidad.

Playa de Hondarribia

Playa de Hondarribia

Río Bidasoa

El río Bidasoa nace en Navarra donde recibe el nombre de Baztán y cambia su nomenclatura en Oronoz-Mugaire, también en la Comunidad Foral. Desemboca en el Cantábrico entre Hendaya y Hondarribia por la bahía de Txingudi formando unas marismas que incluyen territorios como la vega de Jaizubia, Plaiaundi, las islas del Bidasoa o la famosa islas de los Faisanes que comparten España y Francia y que es el condominio más pequeño del mundo. 

Isla de los Faisanes

Isla de los Faisanes

Ekoetxea – Txingudi – Parque Ecológico Plaiaundi

Este excepcional enclave sirve como refugio para las aves migratorias y, en la actualidad, constituye un espacio de valor naturalístico internacionalmente reconocido que queda integrado en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) “Txingudi” y el Lugar de Interés Comunitario (LIC) “Txingudi-Bidasoa”. Cuenta con 24 hectáreas de extensión donde hay dos lagunas interiores conectadas con el ritmo mareal a través de un sistema de compuertas, una playa intermareal y una laguna de agua dulce.

Fauna de las marismas

Fauna de las marismas

En la entrada del Parque Ecológico Plaiaundi está el Centro de Interpretación donde se organizan visitas guiadas para grupos. Por otro lado, es posible visitarlo realizando el itinerario autoguiado compuesto por 17 paneles explicativos distribuidos a lo largo de dos kilómetros de recorrido. Además existen varios espacios habilitados para la observación de aves para todos los públicos pero que los amantes de la ornitología disfrutan como nadie.

Centro de Interpretación Ekoetxea Txingudi

Centro de Interpretación Ekoetxea Txingudi

Patrimonio de la comarca del Bidasoa

Hondarribia, ciudad medieval

Hondarribia es una población vibrante que atrae inevitablemente a quien la visita. Está marcada por su castillo, de origen medieval, y su majestuoso recinto amurallado declarado Conjunto Monumental. Conocer Hondarribia es una invitación a olvidarse del tiempo, a dejarse llevar entre la arquitectura de sus calles medievales y a escuchar la historia de la ciudad a través del silencio de sus murallas.

Escultura el "hachero" de Hondarribia.

Escultura el “hachero” de Hondarribia.

El patrimonio de Hondarribia es muy variado y destacan, sobremanera, sus puertas, la de Santa María y la de San Nikolas. La primera era una de las dos entradas principales que tenía la ciudad y actualmente solo un arco con el escudo de la ciudad que en su parte interna aún conserva los goznes de la puerta. Antiguamente la puerta de Santa María tenía puente levadizo, cuerpos de guardia y hasta capilla. La puerta de San Nicolás, por su parte, también tenía un puente, en parte levadizo y en parte firme para poder salvar la altura existente entre la puerta y el foso. La pasarela ha sido rehabilitada constituyendo hoy uno de los accesos más prácticos para entrar al burgo antiguo. 

Puerta de San Nicolás.

Puerta de San Nicolás.

En lo que a construcciones se refiere Hondarribia atesora dos de suma importancia: la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y el Manzano, de estilo gótico con añadidos renacentistas y barrocos, y el castillo de Carlos V, hoy Parador de Turismo, una fortaleza construida sobre los restos de un castillo medieval localizado en el punto más elevado del promontorio, en el casco histórico, dominando la desembocadura del Bidasoa.  

Castillo de Carlos V.

Castillo de Carlos V.

Irun, ciudad romana

Entre los siglos I a. C. y III d. C. el Imperio Romano se asentó en estas tierras con la fundación de la ciudad de Oiasso, una de las más importantes del arco atlántico y cuya huella aún pervive en los numerosos restos encontrados. Oiasso fue un importante centro de comunicaciones y de comercio del norte de Hispania, perteneciendo a la provincia Tarraconense. Destacan el puerto aparecido en la calle Santiago de Irun y las termas, detrás del actual Museo Romano Oiasso, el cual reúne todos estos restos hallados en la comarca. 

Museo Oiasso.

Museo Oiasso.

Desde el Museo Romano Oiasso parte el Tren Romano que lleva a los visitantes a la necrópolis de Santa Elena y a las minas de Irugurutzeta. Por una parte, en el interior de la ermita medieval de Santa Elena se localizó la necrópolis o cementerio de Oiasso donde se encontraron urnas con cenizas junto con ajuares funerarios que incluían recipientes de cerámica, acus crinalis o agujas de hueso para el pelo, y fíbulas, por citar algunas de las piezas localizadas.

Ermita de Santa Elena

Ermita de Santa Elena

Por su lado, las minas Irugurutzeta están en el parque natural de Aiako Harria, una zona importante de minería desde la Edad del Hierro hasta la época contemporánea. A partir del siglo XIX, y principalmente a comienzos del siglo XX, se produjo la mayor actividad minera en los montes de Irun.

Aunque en un principio se extraía óxido de hierro, cuando este se agotó se construyeron hornos de calcinación para explotar el carbonato de hierro.

Minas de Irugurutzeta.

Minas de Irugurutzeta.

Las minas de Irugurutzeta se pueden recorrer a través de una aplicación móvil de realidad aumentada.

De compras en la comarca del Bidasoa 

Tanto Hondarribia como Irun son dos buenos lugares para ir de compras donde perdura ese espíritu artesano y de hacer las cosas como antes pero que en los últimos años también se han sabido adaptar a las nuevas tendencias y vanguardias. 

Comercio tradicional.

Comercio tradicional.

La comarca de Bidasoa es un destino de compras.

La comarca de Bidasoa es un destino de compras.

De compras por Hondarribia

En Hondarribia todos los miércoles del año por la mañana se celebra un mercado de productos agrícolas locales en la Plaza Damarri, junto a la Alameda y los sábados este mismo mercado se traslada a la Calle San Pedro en el Barrrio de la Marina (Portu auzoa).

Mercado de verduras y productos de la tierra.

De compras por Irun

El espacio comercial central de Irun cuenta con la oferta más completa de la ciudad. Se vertebra a lo largo del Paseo de Colón, que invita al visitante y al residente a pasear y a admirar los escaparates en los que las más importantes franquicias se mezclan con modernos comercios y con establecimientos de toda la vida.

Complementando esta zona está Luis Mariano, de gran intensidad comercial y República Argentina, donde se sitúa el Centro Comercial Mendibil con sus muchas tiendas y MercaIrun, el mercado municipal de abastos. Otro Centro Comercial importante de Irun es Txingudi. 

Centro Comercial Mendibil.

Centro Comercial Mendibil.

El Mercado Uranzu, en el barrio San Miguel, cuenta con más de 20 puestos especializados en alimentación fresca y seca, donde podrás encontrar productos de primerísima calidad. También es muy aconsejable darse una vuelta su mercadillo, que tiene lugar los sábados por la mañana entre las 9 y las 15h en la plaza de Urdanibia, donde comerciantes de alimentación, ropa, calzado, marroquinería y otros artículos se agrupan en más de 150 puestos.

Bonus track: comer en Hondarribia e Irun

Un paseo por Hondarribia e Irun abre el apetito por lo que no hay nada mejor que disfrutar de una buena compañia y una buena mesa en algunos de sus restaurantes que disponen de una amplia carta de pescados, carnes, hortalizas y exquisitos postres, todos ellos elaborados con productos locales de temporada. 

Los pintxos son muy populares de la gastronomía de la comarca del Bidasoa.

Los pintxos son muy populares de la gastronomía de la comarca del Bidasoa.

Para abrir boca antes de un buen ágape, Hondarribia e Irun te ofrecen los suculentos pintxos que cubren los mostradores de los bares como una alfombra multicolor. Asimismo, la cocina de autor ha pasado a ser protagonista de las barras más diversas y sugerentes respetando el sabor primario del producto y con una elegante puesta en escena.

La gastronomía de Hondarribia e Irun es, sencillamente, irresistible.

La gastronomía de Hondarribia e Irun es, sencillamente, irresistible.

Más información: www.bidasoaturismo.com

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies