Hablar de Roncesvalles (Orreaga en euskera) es hacerlo del Camino de Santiago. Del francés, para ser más exactos. Esta población del norte de Navarra no sólo es famosa por ser uno de los hitos de la Ruta Jacobea sino porque es un lugar que rezuma historia, espiritualidad y esfuerzo. Roncesvalles, que se encuentra a 750 kilómetros de Santiago de Compostela (a unos 30 días a pie aproximadamente), tiene mucho que ver ya que cuenta con varios lugares de obligada visita. 

Conjunto monumental de Santa María de Roncesvalles.

Conjunto monumental de Santa María de Roncesvalles.

Aunque muchos piensan que el Camino de Santiago en España comienza en esta localidad os vamos a hacer una aclaración: la primera población del también llamado Camino de las Estrellas es Valcarlos/Luzaide, un pueblo fronterizo típicamente pirenaico famoso por sus palomeras.

Roncesvalles o Saint Jean-Pied-de-Port, a tu elección

Muchos peregrinos que comienzan el Camino de Santiago francés lo hacen desde Roncesvalles o desde Saint Jean-Pied-de-Port, en el sur de Francia. La mayoría de ellos dejan el coche en Pamplona (sobre todo los que quieren hacer solo algunos tramos de Navarra) y toman un transporte hasta estas localidades dependiendo desde donde quieran empezar.

Cabe destacar que, hacerlo desde Saint Jean-Pied-de-Port, requiere un gran esfuerzo porque es una etapa dura, de unas siete horas, en la que tienes que salvar un desnivel de más de 1.000 metros. 

Durante el Camino de Santiago te puedes encontrar varias sorpresas, como estas vacas que miran curiosas a los peregrinos.

Durante el Camino de Santiago te puedes encontrar varias sorpresas, como estas vacas que miran curiosas a los peregrinos.

Una vez sales de Saint Jean-Pied-de-Port y se llega a la Porte d’Espagne hay dos itinerarios para llegar a Roncesvalles: uno bastante duro conocido como la “Ruta de Napoléon” que atraviesa el collado de Bentartea y el alto de Lepoeder hasta el Alto de Ibañeta (ojo que desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo no se puede realizar porque es considerado peligroso); y, el más accesible, el que pasa por Valcarlos y asciende un tramo boscoso que finaliza también en el Alto de Ibañeta. 

Batalla de Roncesvalles y la Canción de Roldán

En este sentido, en este emplazamiento se cree que tuvo lugar la Batalla de Roncesvalles, a finales del siglo VIII, cuando los vascones tendieron una emboscada al ejército de Carlomagno y dieron muerte a Roldán, uno de los personajes históricos más emblemáticos de Francia.

Para que os hagáis una idea, Roldán viene a ser lo que en España significa El Cid, una verdadera leyenda. De hecho, la Canción de Roldán, donde se habla de este enfrentamiento, es un poema épico considerado la obra sobreviviente más antigua de la literatura francesa.

Vistas desde el Alto de Ibañeta hacia Francia.

Vistas desde el Alto de Ibañeta hacia Francia.

En el Alto de Ibañeta merece la pena hacer un receso, echar la vista atrás y contemplar el paisaje. Asimismo aquí hay un monolito en recuerdo a Roldán y la moderna capilla de San Salvador, inaugurada en el año 1965, donde estaba el primer hospital de peregrinos de Roncesvalles en el siglo XII. 

Capilla de San Salvador.

Capilla de San Salvador.

Desde el Alto de Ibañeta hay una senda boscosa por la que es muy agradable caminar y que en unos 20 minutos a pie desemboca en Roncesvalles, cuyo nombre significa “valle de zarzas”, y que recibe a los peregrinos con los brazos abiertos. 

Conjunto monumental de Roncesvalles

Roncesvalles se debe visitar a fondo ya que hay varios lugares que ver. El primero, sin duda, es la Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles, un conjunto monumental, considerado como el mejor ejemplo navarro del gótico. Aquí destacan varios emplazamientos como la iglesia de la Virgen de Roncesvalles, conocida por la pequeña Notre Dame porque se proyectó siguiendo los planos del conocido templo parisino.

Destaca por una magnífica virgen gótica ubicada en el presbiterio, una talla realizada en Toulouse, y por sus vidrieras.

Iglesia de la Virgen de Roncesvalles.

Iglesia de la Virgen de Roncesvalles.

Aquí se ofrece cada tarde la misa del peregrino, un oficio destinado especialmente a todas las personas que realizan la Ruta Jacobea.

Capilla de San Agustín

De la Colegiata destaca la Capilla de San Agustín, también conocida como Capilla Real, a la que se accede por su magnífico claustro (es muy habitual que en invierno esté repleto de nieve). Aquí se encuentra el mausoleo donde está enterrado el rey Sancho VII que luchó en la crucial batalla de las Navas de Tolosa del año 1212.

Fue un hombre altísimo para su época (se piensa que llegó a medir más de dos metros) por eso su estatua yacente es de grandes dimensiones. 

Capilla de San Agustín.

Capilla de San Agustín.

De la capilla destaca su elaborada vidriera y, también, el rincón donde están las cadenas, que llevaban los miembros de la guardia negra del califa almohade Muhammad al-Nasir, derrotado por Sancho el Fuerte en las Navas de Tolosa. El monarca navarro se las trajo como símbolo de la gran victoria que supuso esa batalla para los reinos cristianos.

Mausoleo de Sancho el Fuerte, en Roncesvalles.

Mausoleo de Sancho el Fuerte, en Roncesvalles.

Museo-Biblioteca de Roncesvalles

El Museo de Arte Sacro de la Colegiata tiene un valor artístico excepcional. Cuenta con tallas y lienzos espectaculares como el Tríptico de Roncesvalles o la Sagrada Familia con San Juanito, de Luis de Morales. 

Tríptico de Roncesvalles.

Tríptico de Roncesvalles.

Asimismo custodia piezas de suma importancia como un evangeliario románico, el llamado ajedrez de Carlomagno (que la escritora Katherine Neville inmortalizó en su novela El Ocho) y la esmeralda de Miramamolín, que trajo Sancho VII de las Navas de Tolosa. 

Ajedrez de Carlomagno.

Ajedrez de Carlomagno.

Evangeliario románico del Museo de Arte Sacro de Roncesvalles.

Evangeliario románico del Museo de Arte Sacro de Roncesvalles.

Como curiosidad, tanto las cadenas como la esmeralda de Miramamolín aparecen en el escudo de Navarra y, por extensión, también en el de España.

Esmeralda de Miramamolín.

Esmeralda de Miramamolín.

Iglesia de Santiago

La iglesia de Santiago es un pequeño templo gótico del siglo XIII ubicado justo al lado del llamado Silo de Carlomagno. En su interior hay una talla del Apóstol. 

Talla del Apóstol Santiago en la homónima iglesia.

Talla del Apóstol Santiago en la homónima iglesia.

Se considera un punto de reparación y de reparo para todos aquellos peregrinos que están haciendo el Camino.

Silo de Carlomagno

La Capilla del Sancti Spiritus, también conocida como Silo de Carlomagno, es de finales del siglo XII y es considerada la edificación más antigua de Roncesvalles. Se cree que se contruyó en el lugar donde estaban enterrados los francos muertos de la batalla de Roncesvalles y, por este motivo, muchos franceses acuden aquí a honrar la memoria de los derrotados.

Silo de Carlomagno.

Silo de Carlomagno.

En este sentido debajo del Silo de Carlomagno hay un osario con una planta de 8×8 metros y entre 9 y 12 metros de profundidad donde se cree que hay huesos de más de 70.000 personas.

Como curiodidad aunque muchos han pensado leyendo el artículo que el silo de Carlomagno era un lugar donde almacenar el grano no tenía tal función. Silo procede de la palabra euskera “zulo”, que significa agujero o lugar oculto.

Siguiente etapa: rumbo a Zubiri

El siguiente tramo del Camino de Santiago es el que conecta Roncesvalles con Zubiri. Durante las cinco horas de caminata de este trayecto se atraviesan zonas de gran belleza como el robledal de las brujas, el Sorginaritzaga, donde en el siglo XVI se reunían las mujeres sabias de la zona para hacer sus akelarres.

Robledal de las brujas o Sorginaritzaga.

Robledal de las brujas o Sorginaritzaga.

También cruza poblaciones interesantes como Burguete/Auritz, un bonito pueblo caminero, declarado Bien de Interés Cultural, donde el conocido escritor Ernest Hemingway buscaba relajarse pescando tras las fiestas a las que asistía en Pamplona.

Hotel de Burguete donde el conocido escritor Ernest Hemingway buscaba relajarse tras las fiestas a las que asistía en Pamplona.

Hotel de Burguete donde el conocido escritor Ernest Hemingway buscaba relajarse tras las fiestas a las que asistía en Pamplona.

Anotación importante: antes de salir de Roncesvalles (o al llegar el día anterior si hay tiempo) sellar la credencial en la oficina del peregrino.

Si estás en Pamplona y tan solo os apetece conocer Roncesvalles y Burguete también podéis contratar una excursión.

Guía práctica de Roncesvalles

Alojamiento en Roncesvalles

Aparte del albergue de peregrinos de Roncesvalles (imprescindible reservar en temporada alta ya que se llena siempre) hay varios establecimientos donde pernoctar. Uno de los más recomedables el Hotel Roncesvalles.

Consejos para viajar seguros y prevenidos

Es muy importante contratar un buen seguro de viajes siempre que te vayas de vacaciones y, si vas a hacer el Camino de Santiago os lo aconsejo mucho más. En Mondo, que es el que usamos, tienes un 5% de descuento si lo contratas a través nuestro. 

Recomendación final

Si queréis preparar el Camino de Santiago os aconsejo que os pongáis en contacto con los chicos de CR Listen, una agencia de viajes minorista especializados en la ruta jacobea. Uno de sus socios es el periodista y escritor Fran Contreras, un auténtico especialista en el Camino de las Estrellas.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies